TASOCADAS

Ciclo Formativo Superior de Animación Sociocultural
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS

Ir abajo 
AutorMensaje
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:12 pm

ROL DEL COORDINADOR DE GRUPOS

Sabemos que la dificultad del desempeño de este rol, en la práctica, no sólo en relación al manejo, manipulación de los grupos, sino también en lo que acontece con respecto a la intervención operativa en un proceso grupal.
Ambas situaciones nos hacen pensar en un rol para producir enfermedad o para promover la salud grupal.
No cualquier persona, por más voluntad y empeño que ponga en su acción, puede llegar a buen puerto, sin haber vivenciado lo suficiente, la coordinación, desde el lugar de integrante de un grupo, y sin haber puesto en práctica ese rol desde la formación de pre-grado. Además ningún grupo amerita la misma respuesta para la misma situación, y por lo tanto, la experiencia permitirá pulir el diamante en bruto.

La coordinación es una forma particular de relación entre un sujeto y un grupo. Entre ellos se comunican y aprenden juntos a la luz de un proceso de acercamiento mutuamente deseante. Es decir que se llega al momento de la coordinación después del planteamiento de necesidades comunes. Así, se produce el encuentro entre las necesidades y los deseos del coordinador, con las necesidades o deseos del grupo.

El coordinador cumple un papel fundamental, cual es, ser facilitador de la comunicación y el aprendizaje, y participa activamente con el grupo en la construcción de nuevos conocimientos.
El coordinador debería abrir el espacio para canalizar todo tipo de información, no guardándola o cosechándola para sí, sino, por el contrario, poniendo esa información en juego de modo que circule.

De esta manera el coordinador estaría tomando distancia del lugar del supuesto saber, aún cuando algunos grupos intenten, muchas veces, colocarlo en él, para posibilitar la autonomía y el crecimiento del grupo. Si no fuera así, estaría detentando el poder bajo una actitud de posesión de la verdad.
Tiene una función muy activa, ya que se ocupa de señalar al grupo lo que está ocurriendo y describe sus hipótesis lanzando al grupo a nuevas formas de pensar.

Así, la tarea del coordinador apunta a promover y prevenir la salud de los integrantes, evitando interpretaciones fuera de encuadre, que resultan agresivas o invasoras.

Las funciones de un coordinador de grupos son múltiples y complejas, enumeramos algunas de ellas:

- crear, fomentar y mantener la comunicación.
- Promover y proponer actividades que faciliten el vínculo y la tarea.
- Detectar y señalar los obstáculos que se presentan en la tarea.
- Visualizar y contribuir a la elaboración y resolución de contradicciones.
- Analizar las ideologías subyacentes.
- Promover la indagación y el descubrimiento de nuevos aportes.
- Mantener y sostener el encuadre dentro del tiempo del grupo.
- Detectar las situaciones emergentes.
- Analizar la funcionalidad de los roles.
- Reflexionar acerca de las relaciones de los integrantes entre sí y con la tarea.
- Ayudar al reconocimiento de necesidades y objetivos comunes.
- Hacer explícito lo implícito de la actividad grupal.
- Acompañar el aprendizaje grupal desde el campo afectivo al conceptual.

El coordinador debe aprender a mirar al grupo y a la tarea como mutuamente modificantes. Esto posibilitará tener una lectura más profunda del acontecer. Contribuirá a una intervención pertinente y eficaz, atendiendo al surgimiento de obstáculos.

La tarea es esencial para el proceso grupal y junto con ella, el vínculo que se establece entre los integrantes. Según Pichón Riviére “el coordinador mantiene con el grupo una relación asimétrica requerida por su rol específico: el de copensor. Su tarea consiste en reflexionar con el grupo acerca de la relación que los integrantes del grupo mantienen entre si y con la tarea prescripta”.

Por lo tanto, el coordinador no puede dejar de observar los dos planos del acontecer grupal: el de las relaciones entre los integrantes y el de las relaciones de aquellos con la tarea. Es como si se produjera una interrelación dialéctica permanente. De esta manera podrá visualizar obstáculos en las relaciones (competencia, malos entendidos) y, otras veces, esos obstáculos estarán en relación con el objetivo (incumplimiento de la tarea).

Es importante tener en cuenta la interdependencia de estos dos planos:

- El objetivo grupal encuadra las relaciones de los integrantes (por él se relacionan). Un conflicto en las relaciones puede obstaculizar la tarea. Por ejemplo, un clima de desconfianza, un clima violento, un clima depresivo.

- Las relaciones entre los integrantes permiten la construcción del grupo como tal y la realización de las tareas que llevan al cumplimiento del objetivo. Las dificultades con el objetivo conllevan a introducir conflictos en las relaciones. Por ejemplo, si no se pueden lograr las metas propuestas es posible que comiencen a faltar a las reuniones algunos integrantes, ante las ausencias el grupo se desarma.

Por lo tanto, el coordinador para evitar la interferencia de obstáculos en el proceso grupal, tiene que estar atento a los dos niveles de análisis, de lo contrario pueden darse distintas situaciones:

a- Si el coordinador no presta atención a la relación con el objetivo, es posible que el grupo comience a perder efectividad, como si el capitán de un barco dejara el timón y el barco marchara a la deriva; las tareas se transforman en un “sin sentido”, no se halla la operatividad, la pertinencia en relación al objetivo y además, aparecen otras necesidades como más importantes, se priorizan y a veces esas necesidades son también personales.

b- Si el coordinador no se ocupa de las relaciones entre los integrantes, aparecen obstáculos propios de las relaciones humanas, que quedan sin resolver, acumulándose hasta que el problema crea un clima de tensiones poco favorable para la realización de la tarea.


c- Si el coordinador dirige su mirada específicamente al corazón de las relaciones, el grupo gira alrededor de una situación de “ombliguismo”, transformándose en un grupo centrado en el grupo. De esa manera se pierde el por qué y el para qué de la integración.

d- Si el coordinador no tiene en cuenta los obstáculos en ambos planos, cree ingenuamente que logrará cumplir con los objetivos si el grupo se lo propone, si trabaja en esa línea. De alguna manera con esta modalidad pasa por alto algo muy importante, que es: desconocer la “resistencia al cambio”.

Sabemos que es imposible para el coordinador abarcar la totalidad de los fenómenos que ocurren en el campo grupal. Cada uno hace un recorte de la situación, una lectura determinada que, por otro lado, no es inocua. En ella se ponen en juego supuestos y concepciones implícitas, tan arraigadas en el coordinador, como el cúmulo de teorías que cuenta en su haber.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:13 pm

ESTILOS DE COORDINACIÓN.

Vamos a describir los tres más comunes:
1- Estilo Autocrático:
En relación a la vinculación con el grupo y la tarea, intenta favorecer la asimetría instaurando jerarquías no funcionales, sino esenciales. Es prejuicioso y desvalorizante. Es un dictador, un modelo autoritario. Desde la forma de sus intervenciones lo hace indicando procedimientos sin explicar los por qué; ordena y decide por el grupo; acumula información y utiliza palabras como “deberías”, “tienes que”, con voz crítica, cortante. Desde lo corporal presenta ceño fruncido, brazos cruzados o caídos a ambos lados y cabeza erguida. La actitud general es distante.
2- Estilo Abandónico.
Deja hacer aún cuando el grupo no resuelve sus dificultades. Es indiferente a las situaciones dilemáticas. Está centrado en sí mismo. No ve la relación grupo-tarea (o no la marca). El modelo es laissez-faire. Utiliza frases como: “si querés”, “hacé vos”, “cuando quieras” “donde quieras”. La actitud general es indiferente.
3- Estilo Acompañante-Copensor:
Es organizador, firme, solidario, cálido. Permite vivir, trabajar, gozar, jugar y programar. Confiado, con prudencia, complementario. El modelo es democrático. Utiliza frases como: “Vos podés, probá”, “eres capaz, inténtalo”. Es natural, cordial, seguro, interesado en el otro. Su actitud corporal es abierta, con el tronco hacia delante, los brazos abiertos. Su actitud general es amable.

En las primeras coordinaciones se siente angustia, luego con la experiencia, ésta se transforma en emoción, desafío, goce.
Es conveniente que al inicio de la actividad grupal, mientras vamos presentando el Taller, nos vayamos caldeando para coordinar. Ello significa ir aflojando nuestras propias tensiones, nivelando las expectativas, permitiéndonos registrar sentimientos, elaborando algunas hipótesis del primer contacto con el grupo. A partir de ahí se va a desarrollar la tarea. El grupo va a producir y nosotros intervendremos acompañándolo en su proceso, intentando cumplir con las funciones prescriptas.

Durante la ejecución del Taller, el coordinador tiene como función primordial, ir tomando la temperatura del grupo: “cómo están”, “cómo se sienten”, “qué obstáculos van apareciendo”, “cuáles son las personas más movilizadas”, y, si es necesario sobre la marcha, modificar su planificación para no causar iatrogenia. Esta redundará en beneficio del proceso grupal y las personas que en él participan, se sentirán contenidas.

Es muy importante dejar un espacio para la evaluación conceptual, emocional y reflexiva, ya que ella será el punto de enlace con las siguientes reuniones, si las hubiera, o para dejar una impronta que permita reencontrarnos en otra oportunidad.

El coordinador puede intervenir usando la forma interrogativa hacia una idea que es transmitida por el acontecer o para pedir aclaraciones sobre un tema, con lo cual se baja la omnipotencia y se rompe la situación asimétrica del coordinador. Por ejemplo: ¿No entiendo, me podés aclarar? O ¿No les parece que están hablando de lo mismo? Preguntar es una premisa fundamental para ser realmente eficiente. También se puede intervenir adelantándonos en el tiempo: “Imaginemos que....”

Otra forma de intervención es proporcionando información, sobre todo cuando trabajamos en temas de salud, donde por ejemplo es necesario explicar sintomatología, etc.

Un tercer tipo de intervención es confirmar o rectificar. Es un modo muy importante, sobre todo en aquellos grupos con muy baja autoestima. Por ejemplo: “Este es un muy buen trabajo”. Cuando se intenta rectificar, muchas veces se interviene desde las cosas negativas: “Están usando una información desacertada”, esto resulta bastante castrador.

Hay intervenciones para clarificar que ayudan a despejar el campo y otras de recapitulación, que no es hacer una síntesis de lo trabajado hasta el momento sino “hasta ahora se ha trabajado y se han vencido los obstáculos de tal forma”. Del mismo modo podemos intervenir con señalamientos, mostrando al grupo lo que está pasando en el momento lo que ayuda a corregir una situación y, con directivas, tratando de proteger la vida del grupo: “si continúan con esta actitud no vamos a poder seguir trabajando”.

Una última forma de intervención es reencuadrar la situación: esto se visualiza en muchos grupos que con el correr del tiempo van perdiendo las pautas del trabajo y éste se diluye: “yo no puedo seguir coordinando con el 50% de los miembros ausentes”.


Última edición por Mimosana - Ana Mª el Dom Feb 15, 2009 2:41 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:14 pm

ROL DEL OBSERVADOR EN EL PROCESO GRUPAL

La tarea del observador en el trabajo con grupos, consiste en el registro de datos que permitan el planteamiento de hipótesis acerca del desarrollo del proceso de interacción de un grupo, en relación con sus objetivos, con las modalidades de abordaje de la tarea, con los obstáculos que se presentan en ella, con la resolución o no de esas dificultades, etc.

La función de observación, implica tanto la recolección de información como el análisis e interpretación de esos datos; esa lectura, desde un marco conceptual, referencial y operativo, facilita el seguimiento del proceso y ayuda a seleccionar y jerarquizar algunos datos en desmedro de otros. Esta función no es exclusiva del observador, sino que es realizada, también, por el coordinador del grupo, permitiendo al equipo la formulación de hipótesis y la toma de decisiones para el mejor desenvolvimiento del grupo.

Es muy importante en el cumplimiento de esta función, el desarrollo de la autoconciencia, la adquisición o el aumento de la tolerancia a la frustración y de la tolerancia a la espera. Cuando se observa hay que aprender a controlar la ansiedad. Esta, muchas veces se presenta, como ganas de gritar o salir corriendo. Van a tener que aprender a tolerar ese tiempo de espera hasta salir del grupo y encontrarse con el coordinador para hablar de lo que sintieron. En esos momentos si pueden escribir lo que les pasa y de alguna manera descargar las ansiedades.

La tolerancia a la frustración va a jugar un papel importante durante este proceso porque, al principio, va a haber indicios que parecen poco importantes en relación a la expectativa frente al rol. Primero tendrán que aprender a mirar, saber cómo identificar a los integrantes, aprender los nombres, cada uno con su tiempo; cómo van a registrar, a abreviar. Esto es un aprendizaje imprescindible. Otro aprendizaje necesario es ir sabiendo que no se comprende o entiende al grupo desde la primera reunión. Esto puede ser tranquilizante pero también frustrante.

El Observador, al ocupar un rol desde el silencio, es decir, sin la exigencia de participación verbal, puede ir leyendo la dinámica grupal desde una distancia que le permitirá, a posteriori, realizar una devolución de los emergentes.
Para hilvanar hipótesis que ayuden a la comprensión del proceso grupal, van a tener que darse tiempo. Desde este punto de vista, su rol es específico y se transforma en un co-pensor del coordinador, lo que enriquecerá permanentemente la tarea.

El aprender a observar no es una tarea fácil; por el contrario, presenta algunas dificultades. El hecho de no participar de la interacción verbal, no lo margina del despliegue de los procesos transferenciales y contratransferenciales que se producen en el ámbito grupal y tampoco lo libera de vivenciar las identificaciones con los integrantes. Al mismo tiempo, esta función requiere un nivel de objetividad muy difícil de lograr al principio.

El instrumento de registro para esta función es la Crónica; ésta da cuenta de todo lo acontecido en el trabajo grupal, tanto de los elementos explícitos como de los implícitos, con los cuales el observador va pensando en ciertas hipótesis. Al mismo tiempo, en ella también se registran todas las vivencias, sentimientos, sensaciones, que el observador va experimentando a partir de la interacción grupal.
Es por eso que sugerimos dividir la hoja del registro en dos partes verticales para anotar las intervenciones de los integrantes, sobre la izquierda, y todo lo que le pasa y siente el observador, sobre la derecha.

Se pueden diferenciar cuatro etapas en la construcción del rol:

1) La construcción del lugar:

Esto implica ir pasando de integrante a observador. En un comienzo uno se ubica, desde el lugar conocido, o sea como un integrante más. Pero, el lugar de silencio que impone el encuadre, ayuda a la búsqueda de otra ubicación y a encontrar la distancia necesaria. En las primeras reuniones el observador se diferencia poco del integrante, en especial desde su mundo interno.
Cuando el grupo trabaja, él desde su lugar, discute la temática, toma partido en las discusiones y pierde de vista la totalidad. Las vivencias del grupo reactualizan sus propias experiencias, lo que se transforma en obstáculo para la observación propiamente dicha. Debe entrenarse en ver, oír y registrar, y esto parece sencillo pero lleva su tiempo. Por eso es habitual que las crónicas, en este inicio, sean ilegibles, inconexas, espacios en blanco (lagunas), o alteraciones, que van desde malos entendidos hasta frases no dichas.


2) El nivel descriptivo:

A medida que el observador se va instalando en su lugar, va disminuyendo su ansiedad y puede aprender a mirar el grupo, las conductas que se suceden, y entonces, registrar lo obvio, lo observable. En esta etapa hay como un deseo de interpretar lo que pasa y no describir lo que se ve; esto está ligado a otros temas: lo objetivo y lo subjetivo, y la posibilidad de descentramiento. Es necesario aprender a diferenciar lo que es mío de lo que es de los demás, realizar un relato descriptivo de lo sucedido. (la objetividad absoluta es imposible).

3) El nivel interpretativo:

A partir de lo observado se pueden formular hipótesis, es decir, darle un significado al acontecer grupal. Ello implica el aprendizaje de la lectura de lo latente. Es posible acceder a este nivel si el observador ha logrado aprender a describir el proceso; ha aprendido a diferenciar lo que le pasa al grupo y lo que le pasa a él; si tiene un conocimiento más profundo del proceso grupal y si se apoya en la lectura de bibliografía al respecto. Al principio, dichas hipótesis quedan a cargo del coordinador, quien muchas veces, las llevará al grupo a través de intervenciones, que podrán ser operativas o no. La continuidad del proceso lo dirá.

4) El nivel estratégico:

En las reuniones de equipo, cuando se comparte la lectura y análisis de las crónicas, se podrán ajustar estrategias en relación al grupo. Por ejemplo, privilegiar determinada línea de intervención, pensar algunas técnicas facilitadoras, promover la participación de los más silenciosos, etc.



Todo proceso grupal presenta diferentes momentos, en cada uno de los cuales es preciso prestar más atención a determinados indicios:

En la Apertura, o sea en la iniciación formal de la reunión grupal, se puede observar: asistencia, puntualidad, formas de entrar de las personas (solas, en subgrupos, etc.). Conversaciones previas a la iniciación del grupo (qué características tienen). Cómo se disponen espacialmente (si hay obligaciones, situaciones significativas, etc.). Qué actitudes corporales adoptan. Cómo se desarrolla la dirección de la comunicación; si hay silencios, de qué tipo, muchos, pocos. Cómo es el clima grupal (tenso, afectivo, hostil). Características de las primeras intervenciones: si inicia un integrante o el coordinador, si hay cambios, situaciones significativas, etc. Cuál es el tema que se aborda en este momento grupal y cómo se lo aborda (directa o indirectamente).
En este primer momento se puede analizar, a partir de la apertura, cómo es la relación con la tarea (positiva, negativa, con obstáculos) y el monto de pre-tarea, en el sentido de formas evitativas de la temática o estereotipos. También se pueden ver los roles que se ponen en juego en este momento.
Ya es posible plantearse algunas hipótesis en relación a las dificultades que se presentan con la tarea y a la resolución de las mismas por el grupo, teniendo en cuenta el tipo de ansiedades que se manifiestan, explícita o implícitamente.

En el momento de Desarrollo, es decir del desenvolvimiento, el grupo está instalado en la situación grupal. En ella se puede observar a cada uno de los elementos del cono invertido descripto por E. Pichon Riviére y que representa las diferentes líneas de fuerza que se dan en un proceso grupal:

Pertenencia: hay facilidades para comunicarse, grados de receptividad, códigos y el lenguaje de los integrantes incluye al grupo. Aparecen referencias a otros grupos. Esta pertenencia puede estar vinculada a la tarea o apoyada solamente en necesidades afectivas. En relación a reuniones anteriores, ¿creció, disminuyó o se mantuvo igual?; ¿frente a qué situaciones?. Es posible en este punto pensar qué favoreció la pertenencia y qué la obstaculizó.

Cooperación: ésta se puede observar a través de la participación en el diálogo de muchos de los integrantes o, por el contrario, de sólo algunos; estos ¿aportan coherentemente a la tarea?, ¿ayudan a integrar los aportes o compiten entre ellos?, produciendo de esta manera situaciones dilemáticas. En este momento se visualizan roles complementarios o suplementarios. Es posible evaluar aquí el grado de cooperación que se ha desarrollado en el trabajo grupal y su fluctuación en relación a determinados temas o situaciones.

Pertinencia: ésta se puede visualizar en la direccionalidad con la tarea, es decir, si los aportes fueron adecuados, enriquecedores. Significa verificar cómo se conectaron con ella, qué temas trataron, si hubo déficit en el nivel de información. Qué obstáculos se opusieron al logro de esa pertinencia o qué otros la favorecieron.

Comunicación: ¿se produce en el grupo una interacción verbal intensa, escasa, regular?; hay comunicación gestual; se escuchan, son receptivos? ¿Qué tipo de códigos se juegan en la interacción; algún integrante o subgrupo se queda marginado? ¿Cuáles son las direcciones de la comunicación; hacia el coordinador, hacia un integrante determinado, a subgrupos, etc.? ¿Qué obstáculos se produjeron y qué situaciones favorecieron la comunicación?

Aprendizaje: Síntesis instrumentales logradas por el grupo. ¿Pudieron realizar proceso de discriminación e integración?; ¿se puede decir que hubo producción grupal, desarrollo de la creatividad?, ¿se observan modificaciones en relación al pensar, a los estereotipos? ¿Cuál es la reacción frente a los señalamientos del coordinador? ¿El grupo se visualiza a sí mismo pensando, aprendiendo? ¿Se va configurando un ECRO común?

Tele – Clima Grupal: ¿es predominantemente afectivo, cálido, hostil? ¿El clima del grupo es de valorización de los miembros, de rechazo? ¿Los integrantes buscan contacto, lo eluden? ¿Se dan situaciones de liderazgo, de qué tipo? ¿Ante qué situaciones el clima varía?
Las hipótesis generales sobre el desarrollo grupal se pueden visualizar en relación con la tarea en términos de articulación de la pertinencia (lo prescripto, la elaboración de ansiedades y formas de interacción) y en cada momento de la misma.

Monto de Pre- Tarea: Técnicas evitativas, defensivas, destinadas a defender a los integrantes de las ansiedades que implica la realización de la tarea (cambio). Intensidad. Características. Momentos y situaciones ante los cuales el grupo apeló a estas técnicas.

Monto de Tarea: Momentos en que le grupo logra el esclarecimiento, elaboración de ansiedades que le permite la penetración del objeto de conocimiento, la modificación en las formas de interacción, la incorporación de recursos, la apertura hacia la planificación. Procesos articulados de discriminación e integración. Situaciones en que se dio la tarea. Modificaciones significativas del proceso grupal. Actitud ante el cambio: positiva, resistente.

Proyecto: El grupo relacionado positivamente con su objeto y adquiriendo identidad a través de la tarea, planifica, regula su acción. (¿Se dio, no se dio, ante qué situaciones?). Realizabilidad y pertinencia del proyecto grupal.

Cierre: o momento de clausura de la reunión. Actitud del grupo ante la finalización de la reunión. (¿Lo advierte, no lo advierte?). ¿Se da una síntesis de la tarea? Esta síntesis la hace el coordinador o un integrante? Clima que caracteriza a este momento grupal. ¿Los roles se mantuvieron fijos o se dio movilidad?


Estas ideas pretenden acompañar al lector en el aprendizaje de este rol. Las mismas surgieron del intercambio de experiencias en equipos, durante muchos años de trabajo con grupos y también de los aportes de colegas y maestros de la psicología social. Por lo tanto podemos decir que ya pertenecen al colectivo social.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:19 pm

TIPOS DE TÉCNICAS

Existen un sinnúmero de técnicas para implementar en procesos grupales.

1- Técnicas vivenciales:
a- Animación
b- División de Grupos
c- Comunicación
d- Análisis
e- Construcción

2- Juegos Pautados
3- Técnicas de organización y Planificación
4- Técnicas de evaluación





1- Vivenciales:
Son aquellas en las que a través de la puesta en práctica de una situación, las personas se involucran y toman actitudes espontáneas. Es como si estuvieran viviendo realmente el hecho. Dentro de esta categoría incluimos:

a- Animación:
Cuyo objetivo apunta al caldeamiento grupal, a crear un clima, romper el hielo, descongelar, etc.
Entre ellas se encuentran todas aquellas técnicas tendientes a la presentación de los participantes de un grupo que se ven por primera vez, o en un reencuentro, o en alguna ocasión festiva. Son técnicas muy activas en la que todos los integrantes se ven involucrados; cuentan además con una cuota de humor considerable para cumplir con el objetivo.

Ejemplos:

1- Encuentro a través de objetos

- materiales:
La mitad de las personas que ingresan al lugar donde se va a llevar a cabo la actividad, dejan un objeto personal en una bolsa (reloj, pulsera, llavero).

- tiempo:
Requiere aproximadamente 30 minutos, depende del número de personas.

- consigna:
Al iniciarse la reunión, o sea en la presentación, la otra mitad de los participantes, toma un objeto de la bolsa y busca a su “dueño”. Entablan una conversación y luego se realiza un plenario donde se presentan todos los integrantes, de a dos (según cómo se encontraron) en forma cruzada. Es decir, cada uno presenta al otro en primera persona: yo soy... Diciendo las características del otro.

- Dinámica:
Es una técnica en la que el coordinador debe prestar mucha atención por el número de personas que van llegando y quiénes serán los que buscarán el objeto para encontrar al “otro”. Es especial para grupos numerosos, heterogéneos y mixtos. Se desarrolla de manera coloquial, la primera parte y la siguiente, está teñida por el humor, en la mayoría de los casos.


2- Red de conocimiento

- materiales:
Un ovillo de hilo o lana.

- tiempo:
Es necesario contar con 30 minutos

- consigna:
Este ovillo de hilo o lana tendrá que desenrollarse de tal manera que cada uno vaya conociendo al otro. Para ello, el primero que inicia el juego envolverá un trozo de hilo o lana en un dedo o mano, de tal forma de quedar “enlazado”, dirá su nombre y todos aquellos datos que el coordinador crea conveniente para esa actividad. Una vez que la hizo tira el ovillo hacia otra persona y así sucesivamente hasta el último participante. Estos se ubican circularmente y pueden estar sentados o de pie. El coordinador al presentar la técnica tendrá que advertir a los que participan que es necesario prestar mucha atención, porque al enrollar nuevamente el ovillo, cada participante tendrá que recordar el nombre de cada persona a la inversa (de atrás hacia delante).

- dinámica:
Es muy importante que antes de enrollar nuevamente el ovillo, el coordinador incentive la reflexión en relación a la red comunicativa que se ha formado. En muchos casos el ovillo rueda hacia la derecha o izquierda, sin cruzarse, lo que muestra una especie de red muy particular (horizontalizada). Esta lectura puede registrarse y servir al final del proceso grupal, para evaluar la red comunicacional y la posibilidad, a través de un proceso, de su ratificación o rectificación.


3- Canciones modernas, frases cotidianas o refranes

- Materiales:
Tarjetas rectangulares pequeñas o cartulinas del mismo tamaño. En ellas se escriben fragmentos de una canción, frase o refrán, de manera que en cada tarjeta quede una parte.

- Tiempo:
Depende del número de participantes, pero en general, lleva 30 minutos mínimo.

- Consigna:
Colocadas las tarjetas en una bolsa, se solicita a cada participante que extraiga una y busque a su complemento. Entablan una conversación y luego se presentan en plenario.

- Dinámica:
Es necesario que el coordinador tenga en cuenta la cantidad de participantes, en este caso, en número par, para que cada persona encuentre a su compañera. Para ello es preciso llegar al lugar con tiempo suficiente e introducir las tarjetas en la bolsa, a medida que van llegando. Esta técnica puede continuar con animación, usando las mismas tarjetas, pero distribuidas a otra pareja, para que sean dramatizadas las frases o canciones.


4- Caramelo

- Materiales:
Caramelos surtidos. Esta técnica puede tener dos usos: una para presentación y otra para subdividir un grupo. En el primer caso pueden ser caramelos sin ninguna característica especial; en el segundo caso, conviene que el envoltorio tenga diferentes colores, tantos como grupos se van a armar.

- Tiempo:
30 minutos mínimo, dependiendo del número de participantes.

- Consigna:
Cada uno tiene un caramelo, de a uno por vez se van a ir presentado a partir del nombre y de todo aquello que tengan ganas de decir, a medida que van desenvolviendo el caramelo. Para el caso de dividir en subgrupos, además hay que agregar: guarden el papel del caramelo.

- Dinámica:
En el marco de un proceso grupal en el tiempo es importante reflexionar sobre las distintas formas de hacerlo, hay que permite discutir acerca de la posibilidad de hablar de si mismo. Hay personas que terminan antes de desenvolver el caramelo y otras, por el contrario, usan más tiempo. Si se utilizara, además para subdividir el grupo, rápidamente se encuentran los del papel del mismo color. A veces, algunos, por querer estar con alguien conocido, hacen trampas. Observar esto sirve para la reflexión.


5- Digo tu nombre

- Tiempo:
Depende totalmente del grupo

- Consigna:
Juntarse en pareja con aquella persona que más conocen (sentados o parados, según el espacio, frente a frente). Cada uno a su tiempo, tendrá que decir el nombre del otro, hasta que el otro se sienta nombrado.
Cuando así fuera, cambian de roles: uno nombra y el otro espera ser nombrado.

- Dinámica:
Es una técnica de presentación para ser usada en grupos de formación con mayor compromiso afectivo, ya que es muy subjetiva y moviliza a las personas por los procesos transferenciales que se viven en la vida cotidiana. El secreto está en usar diferentes formas, tonos de voz, actitudes al nombrar al “otro”. Esto introduce el tema de la creatividad.


6- El personaje

- Tiempo:
Aproximadamente una hora

- Consigna:
Cada uno de los participantes debe elegir un personaje de la vida cotidiana y presentarse con su nombre desde ese personaje (dramatizarlo desde la voz, el discurso, la actividad, etc.)

- Dinámica:
Es una modalidad para presentarse en grupos conocidos en general, cuyo objetivo es el conocimiento más profundo de los integrantes. Esta técnica conecta con el mundo interno de cada sujeto; es necesario que el coordinador despliegue toda su contención. Puede continuar la dinámica, si el grupo se presta, para realizar un interjuego de roles y hasta construir una historia, lo que ayudaría a integrar más a los participantes.


7- El aviso clasificado

- Materiales:
Papel y lápiz

- Tiempo:
Entre 30 y 45 minutos

- Consigna:
Escribir en la hoja de papel una descripción de si mismo como si se ofrecieran para “algo” en un aviso clasificado del diario. Recordar el tema de cantidad de palabras, lo que cuesta la línea, para agilizar la creatividad y la espontaneidad.

- Dinámica:
Esta es una técnica muy conocida que produce diversas respuestas. El uso de la creatividad, es una de ellas, lo cual enriquece la presentación; en otras se puede observar modelos personales de características muy rígidas. En un grupo de aprendizaje, el tipo de respuestas que se ponen en juego puede sugerir al coordinador el uso de otras técnicas para producir algún cambio en las estructuras personales.

- Variante:
Cada cual recibe una hoja y debe escribir un aviso clasificado de un periódico ofreciéndose para el encuentro, para el taller o la dinámica que se haya propuesto transitar el grupo. Se colocan los clasificados en la pared y los participantes pasan a curiosearlos y a preguntar por la gente. En plenario trabajan sobre la resonancia: ¿cómo les pareció el grupo? ¿Se quieren conocer más? ¿Qué les faltó decir?, etc.


8- ¿Quién soy? Soy yo.

- Materiales:
Diarios, revistas, medio papel afiche por persona, plasticotas, marcadores y tijeras.

- Tiempo:
Aproximadamente una hora.

- Consigna:
Construir un collage con imágenes, frases de diarios y revistas que represente a la persona. Mostrar en el collage “¿Quién soy?”.

- Dinámica:
En actividades que conllevan a un proceso grupal, esta técnica permite, luego de la presentación, guardar los collages y al finalizar el proceso, devolver a cada participante la suya para que se reencuentre con lo que puedo decir de si el primer día y con lo que diría en el momento actual, es decir dar la posibilidad de agregar o modificar alguna característica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:19 pm

9- Ensalada de Frutas

- Tiempo:
Lleva de 15 a 20 minutos

- Consigna:
Todos los participantes sentados en círculo (puede haber más de 24 personas, siempre que haya espacio suficiente). Cada uno elige una fruta en voz alta. Cada vez que su fruta es nombrada tiene que cambiarse de lugar y frente a la frase “ensalada de frutas”, todos los integrantes se cambian de lugar.

- Dinámica:
En la elección de las frutas hay mucha repetición, sobre todo si son muchos los participantes, lo que hace que el movimiento sea permanente. El coordinador tendría que ir contando una historia que involucre a las distintas frutas y continuarla hasta que el clima sea óptimo y no se haya transformado en un caos. Es muy útil la técnica cuando un grupo no tiene mucha confianza o se encuentra en un estado de inmovilidad.


10- Descalabro

- Materiales:
Tarjetas rectangulares pequeñas o cartulinas o papeles blancos escritos cada uno con una acción; tantas tarjetas como número de participantes. Ejemplos: cantar, bailar, silbar, saltar, etc.

- Tiempo:
Aproximadamente 15 minutos

- Consigna:
Tomar una tarjeta de la bolsa y actuar la acción correspondiente, todos al mismo tiempo, en el momento que el coordinador dé la señal para iniciar. A la señal de parar se pueden tirar las tarjetas al suelo y cada uno elegir otra y volver a actuar.

- Dinámica:
El coordinador puede cambiar de consigna dos a tres veces de acuerdo a la dinámica que se produzca. También se podrían producir encuentros de a dos con una misma acción o con dos acciones diferentes. Es un ejercicio muy bueno para animar al grupo.


11- Persona, Palabra, Lugar

- Tiempo:
Entre 30 y 45 minutos, dependiendo del grupo

- Consigna:
Se pide a cada participante que elija una persona, una palabra y un lugar que sean significativos para él.
Cuando todos han elegido, se busca a otro participante que, en lo posible no sea conocido. Comienzan a dialogar y cada cual escucha a su compañero procurando comunicarse con él y conocerlo.
Después de unos 10 minutos los dos se ponen de acuerdo en una sola persona, una sola palabra y un solo lugar.
Se forman luego grupos de seis participantes. Allí cada uno presenta a su compañero y procuran conocerse más entre todos. Al final los seis tratan de ponerse de acuerdo para elegir una persona, una palabra y un lugar.
Finalmente, en plenario, cada grupo de seis presenta a sus participantes, y comunican qué persona, palabra y lugar eligieron, y si es posible, el por qué.


12- El Autorretrato

- Materiales:
Hojas en blanco y marcadores o lápices

- Tiempo:
Puede llevar 45 minutos o más

- Consigna:
El Coordinador invita a cada participante a tomar una hoja en blanco, y dibujar en ella la caricatura de una persona, que ocupe gran parte de la hoja.
En un primer momento, en forma personal y durante 15 minutos se realiza el siguiente trabajo:
- Frente a la cabeza, cada uno escribe tres ideas que no se dejará quitar por ningún motivo.
- Frente a la boca, escribe tres expresiones de las que ha tenido que arrepentirse en su vida.
- Frente a los ojos, escribe cuáles son las cosas que ha visto y que más le han impresionado.
- Frente al corazón, cuáles son los tres amores que nadie le arrancará.
- Frente a las manos, qué acciones buenas imborrables ha realizado en su vida.
- Frente a los pies, cuáles han sido las peores “metidas de pata” que ha tenido.

Luego del trabajo personal, los participantes eligen una persona –en lo posible que no conozcan- con la que comentan lo que han escrito. (15 minutos).
En plenario cada uno presenta a su compañero.
Al final, se evalúa la dinámica.


13- El Repollo

- Materiales:
Hojas en blanco, tijeras, marcadores

- Tiempo:
Entre 30 y 45 minutos

- Consigna:
Cada participante toma una hoja y la corta en 10 trozos iguales.
En cada trozo, escribe una cualidad o característica personal.
Al terminar, con los diez papeles, hace una especie de repollo, poniendo en el centro (corazón) las cualidades o características que él considera más positivas, y en la parte de afuera, las que considera más negativas.
Luego, cada uno elige a una persona –en lo posible que no conozca- y durante 15 minutos tratan de comunicarse, explicando al compañero cuál es su personalidad, representada en el “repollo”, que ha preparado.
En Plenario, cada uno presenta a su compañero y le comunica la o las características o cualidades que más le han llamado la atención en el otro.
Al final, se evalúa la dinámica.


14- Auto presentación con Balón

- Material:
Un balón, cojín u otro objeto que se pueda lanzar.

- Fines:
Presentación de participantes, memorización de nombres. Puede servir para la técnica cambio de nombre (ver técnicas facilitadoras)

- Descripción:
Los participantes se sientan en círculo. Esta presentación tiene varias fases:
1) Lanzamos el balón o cojín hacia alguien. El que lo recibe debe decir en voz bien alta su nombre, y volverlo a lanzar. Cuando el balón haya recorrido a todos los participantes un par de veces, comienza la siguiente fase.
2) El que ahora reciba el balón debe decir el nombre de la persona que se lo ha lanzado. Si no lo recuerda, se lo pregunta al grupo, pero rápidamente porque el balón “quema las manos”. Al cabo de varias vueltas todos saben el nombre de los demás.
3) En esta fase no es necesario balón. Cerramos los ojos y uno comienza a nombrar correlativamente a las personas que están sentadas a su derecha hasta citar el círculo completo. Si falla, su vecino comenzará de nuevo a partir de la persona en que éste se equivocó. Luego se repite la operación comenzando por los de nuestra izquierda.
4) Más sofisticado aún puede ser nombrar (también con los ojos cerrados) a una persona de nuestra derecha y a otra de nuestra izquierda, alternativamente e ir progresivamente recorriendo el círculo.

- Nota:
Es preferible que el grupo no sea superior a 20 personas. Si se supera este número, podemos dividirlo en subgrupos de 10-15 personas, para volver a reunirlo cuando ya se sepan los nombres de los integrantes del subgrupo.


15- ¿Quién falta en el grupo?

- Fines:
Memoria y Atención, Recordar los nombres (cuando el grupo acaba de conocerse).

- Descripción:
Alguien se marcha del grupo o es tapado con un abrigo o manta, mientras los demás permanecen con los ojos cerrados. Al abrir los ojos, se pregunta: ¿quién falta en el grupo? Tras acertar quién es, todos cambian de lugar para dificultar la memoria visual.

- Variantes:
Este ejercicio es fácil de realizar si se queda a una hora y los participantes van llegando.


16- La mansión de los deseos

- Material:
El que deseemos, pero basta con la imaginación de los participantes. Es útil la música ceremonial y una jarra de jugo y copas. Se puede decorar el ambiente, aportar disfraces, etc.

- Fines:
Presentación (con algo de implicación y riesgo) de los integrantes del grupo y de sus deseos.

- Descripción:
Se recibe a los participantes en una mansión fantástica. Los señores y criados (animador y colaboradores) reciben a los invitados (miembros del grupo) y van describiendo el magnífico edificio, los bellos aposentos, los salones señoriales, asegurándoles una estancia agradable y la ayuda incalculable que les prestarán los poderes de todos los que les han precedido en la visita (gente que alcanzó a través del juego el máximo desarrollo de sus vidas). Después se les invita a pasar al salón por parejas ceremoniosamente (mejor con compases de música ceremonial). Allí, en círculo, se beberá una receta secreta de los dueños de la mansión (un jugo). Antes de cada sorbo, uno por uno darán un paso al frente y expresarán sus deseos, por los que brindarán todos. Los deseos, a ser posible, deben expresar razones por las que han acudido a la “mansión”. Al final, los señores brindan porque se cumplan los deseos de todo el grupo, lo que se logrará gracias a la fuerza e implicación de todos y, naturalmente, a la bebida secreta. Después puede haber baile entre todos los invitados.

- Variantes:
En lugar de una mansión puede ser una taberna del puerto y los participantes piratas, bucaneros y aventureros que han decidido realizar un viaje muy comprometido y arriesgado. Se le pregunta a cada uno qué tesoros busca en el viaje, y se brinda para que los logre.


17- ¿De dónde vienes? ¿Qué llevas? ¿A dónde vas?

- Material:
El mismo que el del juego anterior.

- Fines:
Presentación (mucho más implicada) de los miembros del grupo.

- Descripción:
Este juego es una variante más comprometida que se puede incorporar al juego anterior. Se explica a todos los participantes que para poder vivir en la mansión, realizar el viaje fantástico, etc. necesitan pasar unas pruebas.
Éstas consisten en subir a un estrado (una silla, una roca, una mesa) para explicar cómo hemos llegado hasta allí, qué llevamos de equipaje y dónde queremos llegar.
Los coordinadores (y más tarde los que vayan superando la prueba) pueden hacerles preguntas, rechazarlos si no se implican lo suficiente (“este pirata es poco arriesgado”) o aceptarlos con aplausos, hasta que todo el grupo es admitido a participar.


18- LOS NOMBRES COMPLETOS

- Fines:
Presentación, ambientación.
- Materiales:
Tarjetas, Alfileres.

- Descripción:

Unos doce participantes forman un círculo y cada uno de ellos se prende en el pecho una tarjeta con su nombre. Se da un tiempo prudencial para que cada quien trate de memorizar el nombre de los demás compañeros. Al terminarse el tiempo estipulado, todo mundo se quita la tarjeta y la hace circular hacia la derecha durante algunos minutos, y se detiene el movimiento.
Como cada persona se queda con una tarjeta que no es la suya, debe buscar a su dueño y entregársela, en menos de diez segundos. El que se quede con unas tarjetas ajena, le toca una prenda.
El ejercicio continúa hasta que todos los participantes se aprendan los nombres de sus compañeros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:20 pm

b- División de grupos:

El objetivo es trabajar con pequeños grupos divididos al azar, para luego compartir las distintas experiencias en plenario.
Generalmente se produce esta subdivisión cuando el grupo es muy grande y la coordinación pretende que todos interactúen con todos, en diferentes momentos. Generalmente llevan 5 minutos de tiempo.
Ejemplos:


1- Distintas caras

- Materiales:

Tarjetas cuadradas chicas dibujadas co distintas caras de alegría, de tristeza, de admiración, de enojo, etc., cada una de ellas repetida tantas veces como el número de personas que integrarán cada subgrupo.

- Consigna:

Cada persona tomará de la bolsa una tarjetita y buscará a sus compañeros mostrando la tarjetita o haciendo la mímica de ella.


2- Figuras Geométricas

- Materiales:

Preparar distintas figuras geométricas en cartulina de colores, repetidas tantas veces como el número de personas que formarán ese grupo.

- Consigna:

Tomar una cartulina de la bolsa y encontrar a los compañeros con la misma figura.


3- Rompecabezas:

- Materiales:

Imagen de diario o revista dividida en 4, 5 o 6 partes, según integrantes de cada grupo.

- Consigna:

Tomar de la bolsa una parte de la imagen y armar el rompecabezas hasta formar el grupo. Esto promueve también, la animación, ya que lleva su tiempo encontrar a los otros.

4- Tarareado canciones

- Materiales:

Cartulinas cuadradas pequeñas en las cuales se escribe el tema de una canción, repetidas tantas veces como el número de personas que integrarán los grupos.

- Consigna:

Todos parados, sacarán una cartulina de la bolsa con un tema. Tendrán que tararear el tema hasta ir encontrando a los demás integrantes, todos al mismo tiempo, lo que equivale a decir que hay que tararear alto y prestar mucha atención.

..............................

a) Por numeración: Cuando en un grupo grande se quieren formar, por ejemplo 6 subgrupos, la gente se numera del 1 al 6 hasta completar al grupo. Después se juntan todos los 1, todos los 2, etc. Así los que se sentaron juntos, quedan separados
b) Por Canciones: Se reaparten fichas con títulos de canciones. Luego buscan juntarse los que deben entonar el mismo canto.
c) Por naufragio: Juntarse en botes de 5 náufragos o de 8, etc. El coordinador pone las condiciones de formación de los grupos: que no queden del mismo grupo o ciudad, tantos hombres y /o mujeres, tantos adultos y/o jóvenes, alguien con anteojos, etc. Entonces dice que en caso de naufragio se deben formar botes salvavidas con tales condiciones y que en los botes se debe: - aprender los nombres de los náufragos -dónde nacieron -a qué grupo o Institución pertenecen -qué nombre le ponen al bote. Se simula un mar agitado y se da la consigna de formar los botes. En plenario puede trabajarse sobre la presentación de los botes. Puede usarse la variante de que elijan qué salvarían del naufragio, para luego con esto, sacar una escala de valores. Los grupos se suelen "retratar" con lo que escogen y es útil para conocerlos.
d) Por grupos de interés: se va preguntando y agrupando: A los que les gusta el fútbol, a los que viven en apartamentos, a los que tiene gato, etc. Las personas interesadas en... las interesadas en...
e) Por tarjetas: se reparten triángulos, cuadrados, círculos, etc., para que la gente se reúna en grupos según la figura que le tocó en suerte.
f) Por numeración a lápiz: Si se van a entregar textos u hojas para trabajar, de una vez se pueden numerar a lápiz: tantos 1, tantos 2, etc.
g) Por elección (“picar”). Si se van a formar 5 grupos, se piden 5 voluntarios y éstos, por orden, van eligiendo a su gente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:21 pm

c- De Comunicación:

El objetivo que persiguen estas técnicas es el “encuentro y reencuentro” con el otro y desde allí invitan a la reflexión sobre los propios modelos comunicativos. La comunicación humana es el tema central de todo proceso grupal, por lo tanto este tema, es abordado en toda tarea de grupos para construir una red interaccional que favorezca los vínculos inter e intrasubjetivos. Ejemplos:

1- Saludos Múltiples

- Tiempo:

Entre 10 y 15 minutos

- Consigna:

Se van a saludar entre todos de distintas maneras. Van a experimentar con todos los integrantes, distintas maneras de saludarse. Todos los participantes estarán de pie. Una vez que están todos dispuestos se van proponiendo diferentes formas: con mano derecha, la izquierda atrás; con mano izquierda, la derecha atrás; con pie derecho; con rodilla izquierda, codo con codo; espalda con espalda; cabeza con cabeza; etc., finalmente que se saluden como más les guste.

- Dinámica:

Esta modalidad se usa mucho con grandes grupos, lo que le da un movimiento muy especial, rompe el hielo y abre un clima de confianza. Es fácil observar los distintos modelos comunicativos de los participantes y la posibilidad o no de permitirse, soltarse o por el contrario, cerrarse. Se puede usar en el tema específico de Comunicación, pero también sirve como animación en momentos en que el grupo pasa por situaciones de alta pasividad.


2- Abrir- Cerrar

- Tiempo:

Se necesita alrededor de 30 minutos.

- Consigna:

Se trabaja en parejas. Cada uno de los integrantes, a su tiempo, tendrá que contactarse a nivel corporal con el otro, como si estuviera trabajando con arcilla, y modificar su actitud de no comunicación. Ambos se pondrán de acuerdo en quién comienza.

- Dinámica:

Es una técnica apropiada para pequeños grupos, en los que se desea mejorar el nivel de comunicación entre sus miembros. Es fundamental solicitar a los participantes que registren cómo se sienten en el momento de ser modelados por el compañero. En general, lo que pasa es que la mayoría de las personas intentan abrir corporalmente al otro desde el estilo comunicativo propio y no desde sentir cómo está esa otra persona. En el momento de reflexión se develan los sentimientos experimentados por cada uno de los integrantes. Es ahí donde se pone de manifiesto el darse cuenta de los distintos modelos comunicativos, de la imposibilidad de ponerse en el lugar del otro, del no permitirse, de los estereotipos.


3- Rueda Loca

- Materiales:

Por cada grupo de 12 personas se necesita un papel afiche blanco, una caja de marcadores de 12 colores, un radiograbador para acompañar con música suave.

- Tiempo:

Aproximadamente 1 hora.

- Consigna:

Si es posible se coloca el afiche sobre una mesa y los 12 participantes alrededor del mismo, cada uno con un color diferente. Tendrán que dibujar algo que se relacione con el concepto de comunicación en el lugar de la hoja que le corresponda, sin hablar, hasta que el coordinador diga la palabra cambio. Inmediatamente se corren un lugar hacia la derecha y continúan la tarea, cada vez que el coordinador diga cambio, hasta llegar nuevamente a su dibujo original. Debe mantenerse el silencio mientras se desarrolla el ejercicio y el coordinador juega con la palabra cambio (más lento o más rápido, con la voz más suave o más agresiva), según la dinámica del grupo. Se acompaña con un poco de música.

- Dinámica:

Es una técnica para usar con pequeños grupos o de lo contrario, múltiplos de 12 y con varios coordinadores que puedan seguir el proceso de cada grupo. Es importante observar el tipo de collage grupal que se va produciendo, a medida que van corriéndose en relación a la consigna, prestar atención al tiempo de cada uno, a las actitudes, a la posibilidad de guardar silencio, al contacto corporal con los otros, a la negación de la consigna, a la bronca por estar haciendo el ridículo, etc. Terminada la experiencia, y si hubo otros grupos, es importante que observen todos los collages. En el momento de la reflexión, el coordinador tendrá un papel fundamental, con respecto al pensar, al sentir y a lo hecho por cada participante; en relación a su verbalización y al conjunto. En esta parte de la actividad se pone en juego el darse cuenta de cada uno y del grupo. Aparecen temas como: “no podía comprender el dibujo del otro tan rápido”, “hice siempre el mismo dibujo”, “completé casi todos, sin hablar es difícil”; etc. Es una etapa de mucha verborragia, en oposición a la anterior, de mucha acción. Se cierra la reflexión cuando el grupo haya compartido suficientemente la experiencia, unida a la conceptualización de la teoría de la Comunicación Humana. La música juega un papel interesante en el momento de guardar la palabra, es menos persecutorio que el silencio.


4- Comunicación con objetos intermediarios

- Materiales:

Plastilinas de diferentes colores, una por persona. Media Cartulina. Un radiograbador para acompañar con música suave.

- Tiempo:

Lleva entre 30 y 45 minutos

- Consigna:

Primer momento: cada uno va a amasar la plastilina, guardando la palabra, hasta construir un objeto que se relacione con el tema de comunicación.
Segundo momento: ahora van a intentar que esos objetos, construidos por ustedes, interactúen de manera tal que, armen entre todos una imagen de comunicación, que apoyarán sobre la cartulina, guardando la palabra.
Tercer momento: comentarios y ponerle un título. Se trabaja en grupos de 6 personas con acompañamiento musical.

- Dinámica:

Se puede implementar con grupos grandes subdivididos. La primera parte es muy individual y es interesante observar las posibilidades de comunicarse de cada participante con el objeto intermediario, plastilina. En la otra, se puede analizar los obstáculos para comunicarse grupalmente, sin hablar, a través del los objetos. Tarea que se logra finalmente y que produce sentidas reflexiones acerca de la comunicación en la vida cotidiana. El título, en general, conecta con el idealismo de la comunicación, por eso es primordial no quedarse en la utopía y continuar el trabajo, poniendo el acento en los obstáculos para comunicarse. Esta misma dinámica se puede producir utilizando en lugar de plastilinas, la mitad de una cartulina de diferente color, por persona, con la misma consigna. Lleva un poco más de tiempo.



5- Obstáculos

- Tiempo:

Alrededor de 30 minutos

- Consigna:

Realizar un torbellino de ideas en relación a los obstáculos en la comunicación. ¿A qué remite la palabra obstáculo? Se anotan todas las palabras en un pizarrón o un papel afiche. Se subdivide en grupos de 6 personas. En función de las palabras se pide que elijan dos o tres de ellas y construyan una estatua corporal que represente a las palabras. Se muestran las estatuas y se busca modificarlas.

- Dinámica.

En primer lugar, en el torbellino, aparecen una cantidad de palabras que muestran las dificultades para comunicarse: agresiones, lucha por el poder, autoritarismo, falta de comprensión, barreras culturales, sentimientos, indiferencia, marginación, etc. En segundo lugar los grupos construyen la imagen del obstáculo. El coordinador debe estar atento a las diferentes actitudes ya que seguramente, habrá uno o más integrantes en posiciones “muy cargados de rabia”, agresión o algún sentimiento similar. Será necesario in situ, buscar que ese participante pueda descargarse de esos sentimientos, explicitarlos, para poder modificar la estatua y al mismo tiempo reconocer y reflexionar sobre las distintas situaciones que se presentan en la cotidianeidad. Es muy positivo en este momento modificar la estatua y verificar si pudo lograrse el cambio en la comunicación. Esta técnica puede ir unida a la anterior.


6- Diálogo dibujado

- Materiales:

Medio papel afiche y marcadores.

- Tiempo:

Calcular de 10 a 15 minutos de trabajo en parejas y otro tanto para la reflexión.

- Consigna:

Cada uno seleccione un color de marcador. Una vez elegido, buscar a otro que tenga un color diferente. Sentarse a ambos lados del papel afiche, en un lugar cómodo. Tendrán que sostener el color con la mano opuesta a la que escriben. Empiecen a dibujar juntos, sin dividir la hoja, sin planificar, sin dialogar, en silencio.

- Dinámica:

Al comienzo todo el grupo junto elige el color y luego se dedican a dibujar sobre el papel, por parejas. Aquí se sienten muy ansiosos porque internamente se movilizan exigencias de perfección, sentimientos de no poder hacerlo. Pero a medida que pasan los segundos entran en confianza y hasta pueden sentir placer. Es necesario guiar a los participantes para que dirijan su atención al proceso de dibujar y a las emociones que se vierten mientras interactúan con el compañero. Pueden alternarse, dibujar uno primero, luego el otro, pueden hacerlo al mismo tiempo o dibujar con la mano del otro, si éste lo permite. Es una técnica que se presta para el tema de comunicación o creatividad, ya que conlleva a darse cuenta de los sentimientos que circulan en al interacción y las posibilidades de desplegar la creatividad en una obra artística. Al finalizar la experiencia, compartir las expectativas despertadas durante el trabajo, en un diálogo silencioso. Analizar qué tipo de relación se dio entre compañeros durante el proceso de dibujar y de qué manera se modificó la creatividad de cada uno.


7- Espejo

- Tiempo:

Aproximadamente 20 minutos en total.

- Consigna:

En parejas, ambos participantes se ubican frente a frente. Cada uno se vuelve la imagen en espejo del otro, jugando a nivel físico con todo el cuerpo y las palmas de las manos hacia delante. Primero iniciará el trabajo uno y el otro intentará devolver la misma imagen, al mismo tiempo. Luego se invierten los roles.

- Dinámica:

A través del espejo se puede advertir las distintas posibilidades que tienen las personas para comunicarse y la flexibilidad que ponen de manifiesto en la experiencia; ayuda también a tomar confianza con el toro. No puede aplicarse esta técnica en un taller de comunicación en el cual las personas todavía no se conozcan, ya que promueve sensaciones ridículas. En la reflexión, recuperar las emociones puestas en juego y llevarlos a darse cuenta de las actitudes reflejadas en y con el otro. Puede llevarse a cabo con un grupo no mayor a 20 integrantes, porque hay que dedicarle un tiempo, en lo posible, a la participación de todos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:21 pm

8- Jugando con las manos

- Materiales:

Música instrumental muy suave

- Tiempo:

Es necesario contar con 30 minutos para la vivencia y 15 para la reflexión

- Consigna:

Los participantes (20) sentados en ronda y con el fondo musical serán llevados con un caldeamiento dirigido a descubrir sus manos.

- Dinámica:

Es un ejercicio muy movilizante que puede ser usado como final de un Taller donde se haya trabajado como objetivo, el encuentro de las personas, la comunicación, la confianza para el trabajo grupal. Recordar a los participantes que es muy importante permitirse registrar las sensaciones, sentimientos, placer o displacer. Es fundamental hablar con voz baja, con tono cálido, pausado, guiando la tarea hacia el reconocimiento de las manos: el tamaño, los dedos, si son largos, cortos, anchos; el calor, la temperatura, la transpiración, si son manos jóvenes o viejas, ásperas o suaves, etc. hasta que tomen conciencia de sus manos. Se continúa con la intención de que ambas manos dialoguen entre sí, en una comunicación secreta. Una vez que se observa a todos los integrantes insertos profundamente en el tema se los invita a buscar a otras manos para que se comuniquen de a dos; luego de a 4, y así sucesivamente hasta encontrarse en grupo. Sería bueno que se levantaran a buscar a otro más alejado y no al que tienen al lado. Desde este instante se les pide que cierren los ojos y traten de encontrar aquellas manos que más les atrae, los contiene y se dejen sentir. Es muy interesante observar cómo van construyendo una red: enlazados, superpuestos, algunos respirando aceleradamente, otras manos más frías, rígidas. Este juego de manos los lleva a tocarse con mucho cuidado. Antes de que se rompa este hechizo, guiarlos para que se vayan despidiendo de los otros con una palabra, y así volver a sus asientos. Es importante saber que al coordinador también le pasan cosas durante todo el proceso y es necesario dejarse caldear al mismo tiempo que los integrantes, para coordinar con mayor naturalidad. En el espacio reflexivo incentivar la motivación para que aparezcan todas las verbalizaciones posibles, ir tomando nota de ellas para cerrar con una síntesis que muestre qué pudieron, qué no pudieron y cómo se sintieron en el proceso de comunicación, aportando algunos elementos teóricos.


9- Distintos modos de comunicarse

- Tiempo:

El ejercicio vivencial lleva más a menos 30 minutos; luego la reflexión.

- Consigna:

a) se van a encontrar de a dos con aquella persona que menos conozcan y van a buscar un espacio donde conversar cómodamente.
b) Ahora van a seguir conversando, pero de espaldas (cada pareja va a juntar sus espaldas).
c) Ahora lo van a hacer con mímica. No más de 20 personas.

Dar tiempo entre a), b) y c)

- Dinámica:

Estos juegos son posibles de aplicar en un grupo que comienza un proceso, porque ayuda a conocerse y comunicarse. Frente a la primer consigna hay como temor de buscar a otro, de no ser buscado; hay inhibiciones en algunas personas; ansiedades en otras; pero, finalmente, cada pareja inicia el diálogo. Es preciso darle más tiempo a este momento que a los otros para que entablen una conversación. Hay que observar con atención la actividad del grupo, para saber cuando pasar a la segunda consigna. En general conviene hacerlo cuando el bullicio general es alto, es decir, que no ha habido nadie que se quedó sin dialogar. En el paso siguiente aparecen muchas resistencias: “que si no miro a la cara es difícil”, etc. lo importante acá es que las espaldas estén juntas, como apoyadas para ver si en la puesta en común alguno descubre la comunicación corporal, no verbal. Si esto no ocurre el coordinador debe observar, pero, no forzar a que lo hagan, ya que este material le servirá para el análisis y devolución posterior. En el último paso se producen muchas risas y temor al ridículo. Algunos se enganchan y lo logran, otros no. En el plenario se promueve un intercambio intenso a partir de todos los sentimientos experimentados, que es necesario ir enlazando para realizar una devolución general, acompañada por contenidos teóricos que inviten a la articulación con los hechos.


10- Confianza

- Tiempo:

Alrededor de 30 minutos y luego la reflexión.

- Consigna:

Elegir otra persona para empezar a trabajar. Ponerse frente a frente parados, con los pies juntos, tomados de las manos y tirándose hacia atrás, manteniendo el equilibrio. Tendrán que probar con cada persona e ir registrando lo que les pasa con cada una. Los participantes deben rotar, de tal manera que puedan intentar el equilibrio todos con cada uno. Máximo 20 personas.

- Dinámica:

Es fundamental el rol de los coordinadores porque se requiere mucha observación de cada persona y pareja. La técnica se refiere a la confianza que se deposita en otro individual y por lo mismo moviliza actitudes personales, por lo cual se requiere mucha contención. Lo que se ve es que hay personas que entran rápidamente en confianza, logrando el equilibrio y otras que no pueden soltarse por tener estructuras muy rígidas o estereotipadas: no confían en nadie. La observación realizada por el coordinador es elemental para el momento de la reflexión en el que los participantes manifiestan sus sentimientos y sus obstáculos. Se cierra explicando la importancia de la confianza, sobre todo para realizar un trabajo en grupo o equipo.


11- Muñeco de goma

- Tiempo:

El juego lleva 20 minutos más la reflexión

- Consigna.

Se trabaja distribuidos en subgrupos de a 6, parados en forma circular. Cada integrante va a ir pasando al centro; con los ojos cerrados, se dejará caer para que el grupo lo sostenga, hasta que decida terminar el juego. El círculo puede comenzar siendo pequeño hasta que el grupo sienta que puede sostener a los compañeros.

- Dinámica:

Cuando el juego se origina aparece como divertido, hasta que toman conciencia de las cosas que se mueven internamente: confiar en el otro; sostener – ser sostenido, estructura – desestructura, etc. En la práctica, hay quienes dejan librado su cuerpo y gozan con el movimiento, no deseando terminar de girar; mientras que otros, se quedan petrificados en el centro con las piernas abiertas y balanceándose como si se dejaran sostener. Al igual que en la anterior, es elemental el rol de los coordinadores en la reflexión y aporte final, porque puede ayudar a pensar en la modificación de actitudes.


12- El naipe

Objetivo:

Esta dinámica sirve para descubrir y analizar cómo damos a cada palabra que empleamos cuando nos comunicamos con los demás, un sentido que no siempre es exactamente comprendido por los demás.

Desarrollo:

Se preparan 12 tarjetas como cartas de un juego de naipes. En cada una, se escribe una palabra (por ejemplo: AMA, PAZ, LIBRE, TERNURA, DOLOR, PIEDRA, HOGAR, NIÑO, FLOR, POBRE, GAVIOTA, FUEGO).
Al comenzar la dinámica, el primer participante deberá comunicar a su vecino (de izquierda a derecha) un breve mensaje, de sólo cinco palabras. Para eso, recibe todo el naipe, piensa el mensaje y elige cinco cartas con las que pretende expresarlo y se las pasa al compañero.
El que recibe las cinco cartas con las cinco palabras, escribe en una hoja lo que él cree que le quiere decir el compañero que le pasó las cartas.
Enseguida pide todo el naipe; piensa un mensaje, selecciona cinco cartas que expresen dicho mensaje y se las pasa a su vecino (siempre de izquierda a derecha). Por último, copia en una hoja lo que quiso decir.
Así, sucesivamente van haciendo los restantes participantes.
Terminada la entrega de los mensajes, se confronta lo que cada uno quiso decir y lo que el vecino interpretó. Se va haciendo en el mismo orden que se procedió para la entrega de los mensajes.
Finalizado el ejercicio, el grupo discute sobre la utilidad de la dinámica, y se pueden sugerir algunas preguntas:

1) ¿Hubo mensajes que lograron ser bien transmitidos y comprendidos? ¿Por qué?
2) ¿Hay mucha diferencia en el sentido que le dan a las palabras?
3) ¿Qué palabras dieron más lugar a equivocaciones o interpretaciones diversas?
4) ¿Hay palabras que el grupo usa y que se pueden prestar para malentendidos al interior del grupo?


13- Verdaderamente libre

Objetivo:

Ayudar a que los integrantes del grupo se relacionen y comuniquen, reflexionando un tema
(en este caso: la libertad)

Desarrollo:

El coordinador hace una breve charla sobre ideas tales como libertad –libertinaje, realización personal- degradación, etc.
Se forman luego, pequeños grupos, en los que se comparten las siguientes situaciones:
- Un momento de mi vida en que me sentí libre.
- Un momento de mi vida en que me sentí oprimido.
- Un momento de mi vida en que fui yo quien oprimió a otros.

Luego de comentar los aportes, los grupos tratan de elaborar lo que consideran una verdadera definición de “libertad” y otra de “opresión”.
En plenario, cada grupo presenta sus definiciones.
El coordinador retoma estos elementos y los completa con sus propias reflexiones, invitando a los participantes a descubrir nuevos elementos, a sacar conclusiones, a cambiar de actitudes.
Al final, se evalúa la dinámica, planteando al grupo si ésta sirvió o no para aumentar o mejorar la comunicación.


14- La Gráfica de la Vida:

Objetivo:

Profundizar la comunicación en el grupo a través de una revisión de la propia vida, y da dar a conocer a los otros, quién soy yo.

Motivación:

Antes de comunicar al quién soy, necesito reflexionar.
En las palabras, signos, y gestos, que expresan la vida de una persona, está presente ella misma.

Desarrollo:

Trabajo personal (20 minutos): cada participante toma una hoja, y hace en ella dos rayas perpendiculares (como para hacer una gráfica).
En la línea vertical se colocará una escala de grados que comience en 0 en el vértice y llegue hasta 100.
En la línea horizontal, se colocarán las distintas edades que se quiere representar (cada uno elige el tiempo de su vida que quiere representar: toda la vida, el último año, los últimos diez años, etc.)
Cada cual elabora luego la línea de su vida de acuerdo a los problemas, éxitos, decisiones, etc., que le han tocado vivir, teniendo en cuenta la edad que tenía en cada acontecimiento y la intensidad con que cree haberlo vivido.
Con esos datos va señalando distintos puntos con lo que se va construyendo la “gráfica de la vida”.

Trabajo en grupos (45 minutos): Los participantes comentan las gráficas, en grupos de 8 personas, motivados previamente por el deseo de darse a conocer, de valorar al otro en su vida, y de respetar y conservar profundamente las vivencias.
Antes de terminar el trabajo, el grupo dedica 15 minutos para evaluar la dinámica, conversando sobre en qué medida les ayudó a conocerse, se han sentido “más cerca”, etc.
Se finaliza comentando las evaluaciones, en plenario.


15- DIBUJO HABLADO


- Fines:

- Experimentar la vivencia producida por modelos de comunicación en un solo sentido, y de comunicación en dos sentidos.
- Descubrir algunas implicaciones antropológicas y sociológicas subyacentes en los diferentes modelos de comunicación educativa.
- Criticar el verbalismo en la educación.
Para grupos de hasta 60 ó 70 participantes.
Se requiere aproximadamente una hora.

- Materiales:

- Una hoja con el primer dibujo
- Una hoja con el segundo dibujo
- Papel y lápiz para todos los participantes
- Pizarrón

- Descripción:

Todos sentados alrededor de unas mesas o acomodados en forma de salón de conferencias.
1.- Orientación del coordinador: Cada participante debe tener dos hojas de papel y un lápiz.
El grupo tendrá como tarea reproducir exactamente en su hoja en blanco un dibujo que les va a describir un voluntario, el cual irá explicando sólo con palabras cómo está el dibujo. Exactamente quiere decir una exactitud total en formas, medidas, puntos, detalles, colocación, etc.
Se pide un voluntario para hacer la descripción.
2.- Primera realización: En esta primera realización, sólo el voluntario puede hablar. Se colocará de espaldas a los demás participantes y hablará en voz alta y clara, cuidando que nadie le vea el dibujo.
Nadie más puede hablar, ni hacer ninguna pregunta en absoluto. Ni siquiera hacer ruido o expresiones de ningún tipo.
Se entrega el primer dibujo al voluntario. Este les describe el dibujo al grupo y el grupo lo va reproduciendo en sus hojas de papel.
El tiempo queda a juicio del voluntario. Hasta que él considere que sea suficiente para que sus compañeros hayan reproducido el dibujo con fidelidad. Se recuerda que nadie más puede hablar.
Ni siquiera para pedir mas tiempo o para pedir que se repita alguna indicación.
3.- Segunda realización: Cuando el voluntario da por terminada la primera parte, el asesor pide a todos que tomen la segunda hoja de papel en blanco. Se va a repetir el ejercicio con un nuevo dibujo.
El mismo voluntario va a narrar sólo con palabras (sin gestos de ningún tipo) el nuevo dibujo.
Pero ahora el voluntario estará de frente a los demás participantes. Estos podrán hacerle todas las preguntas que consideren necesarias para lograr la reproducción exacta del dibujo.
Esta segunda realización terminará cuando la den por terminado tanto el voluntario como todos los participantes.
Si se llegan a dar bloqueos grupales fuertes, el asesor puede intervenir y suspender el ejercicio a su juicio y luego a pasar a la evaluación.
Se le da el segundo dibujo al voluntario y se pasa a la realización.

- Se pone en el pizarrón los dos dibujos originales.
- Se compara el tiempo usado en la primera y en la segunda realización.
- Se distinguen los dos modelos de comunicación:
a) En un solo sentido en el primer caso (sólo habla el voluntario)
b) En doble sentido en el segundo caso (preguntas y respuesta)
- Se compara el grado de aciertos y de exactitud en la reproducción de las dos realizaciones.
- Se comparan las reacciones sentidas por el grupo en las dos realizaciones.
- Se puede reflexionar teóricamente sobre las ventajas y desventajas de cada sistema de comunicación.
- Se puede describir los modelos educativos, antropológicos y sociales que subyacen en estos dos modelos de comunicación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:22 pm

d- De Análisis:

El objetivo en este caso, es proponer elementos reales o simbólicos que permitan reflexionar sobre algunos temas o situaciones de la vida cotidiana. Ejemplos:

1- El Árbol:

- Materiales:

Plastilinas de color marrón, negro, verde, amarillo, azul y rojo o naranja, en razón de una por persona. Una hoja de papel o media cartulina para apoyar.

- Tiempo:

Lleva alrededor de 30 minutos.

- Consigna:

Amasar la plastilina elegido por cada uno y construir, sin hablar, entre todos los miembros del grupo (hasta 6 personas) un árbol. Esta técnica se utiliza para el tratamiento de varios temas: grupo, equipo, interdisciplinar, la organización y sus obstáculos.

- Dinámica:

En el primer momento cada uno amasa su plastilina y observa a los otros en el mismo trabajo, hasta que alguien comienza la construcción; generalmente es el participante que tiene el color marrón, es decir que se inicia por el tronco. A partir de ahí, cada uno va agregando las ramas, los frutos, las raíces, etc. Es interesante observar a los integrantes en la tarea porque se van mostrando en distintos roles; además se puede leer la creatividad de cada grupo, ya que hay algunos que hacen el árbol de pie, otros sobre la hoja, en forma horizontal. Al finalizar, permite la reflexión acerca de los conceptos de grupo y al mismo tiempo se pueden visualizar los obstáculos para la integración y la producción grupal.


2- Torre de Papel

- Materiales:

Diarios en cantidad suficiente (por lo menos un diario por persona) y plasticolas (2 o 3 por cada grupo de Cool

- Tiempo:

Podría llevar unos 30 minutos o más.

- Consigna:

Construir en silencio y entre todos, una torre de papel. Esta técnica se usa para observar y analizar las dificultades de un equipo de trabajo, de un grupo, en el logro de una tarea.

- Dinámica:

Cada integrante comienza a moldear los diarios con diferentes ideas: bollitos, conos, cintas, varios dobleces, etc. Cada uno desde su idea va a portando a la tarea grupal. Algunos grupos despliegan un alto grado de creatividad para lograr el objetivo. Lo más interesante es justamente la dinámica que se promueve, sobre todo a nivel corporal. Cada grupo se da su propia organización. El coordinador, mientras observa el juego, muchas veces siente necesidad de intervenir en el grupo, sea para ayudar o para obstaculizar. Por ejemplo: cuando la torre está casi lista intentar romperla o empujar a los participantes para que tomen conciencia de su integración o no, con respecto a la tarea. Esto suena como muy sádico, pero le imprime a la dinámica nuevos elementos de análisis como: cuidar los proyectos grupales, defender las ideas del grupo, prevenir frustraciones. Se puede comparar esta torre realizando una segunda, en la que los participantes puedan hablar. La reflexión, desde lo que cada uno sintió, lleva la producción grupal a nivel de la teoría de los grupos, la interdisciplina, etc.


3- La máquina humana

- Tiempo:

Como mínimo 30 minutos

- Consigna:

Construir una máquina humana que tenga un producto final y mostrar su funcionamiento al resto de los compañeros, hasta que ellos puedan dilucidar de qué máquina se trata (grupos de 8 personas). Sirve para tratar los mismos temas que la anterior.

- Dinámica:

Cada grupo se reúne en torno a discutir y elegir la máquina: su armado, funciones, roles de los miembros, etc. Este trabajo puede llevar unos 15 o 20 minutos, depende del grupo. A medida que van terminando el coordinador va pidiendo al resto que finalicen. A veces pasa que un grupo no puede llegar a la construcción; esto también sirve para analizar el por qué del problema. Una vez que todos han terminado, se presentan las máquinas en plenario, solicitando que se expongan unos minutos para dar tiempo a los participantes a su interpretación. Al mismo tiempo, el coordinador necesita observar para intervenir, si fuera necesario y ayudar al debate. Se observa las funciones de cada uno y también la articulación o no en relación al producto final. Muchas veces es necesario introducir un obstáculo en el funcionamiento para ver si el grupo toma conciencia de él o continúa como si no hubiera pasado nada. La imposición de ese obstáculo tendrá que ver con el sentir del coordinador. Por ejemplo: muchas veces se ve la máquina como demasiado “aceitada”, como ideal; en estos casos al intervenir imprevistamente, el funcionamiento continúa tal cual o se paraliza, pero nadie registra el problema como para solucionarlo y seguir con la función normal. Ante la muestra de cada subgrupo, el resto tiene que descubrir de qué máquina se trata. La reflexión final luego de todas las presentaciones, es muy rica si se promueve el sentir de cada uno y en relación al grupo.




4- Collage colectivo

- Materiales:

Diarios, revistas en cantidad suficiente como para empapelar un piso, plasticolas, papel afiche gigante (varios pegados en función del número de participantes) y música apropiada para conectarse internamente.

- Tiempo:

Aproximadamente una hora

- Consigna:

Previamente a la llegada de los participantes, se alfombra el piso con revistas y diarios desarmados por hojas. Sirve para trabajar temas diversos.
Primera etapa: cada uno en silencio se deja llevar por la música y el acompañamiento del coordinador (él va a explicitar palabras, frases que tengan que ver con el tema). Van a recortar palabras o imágenes que remitan al tema propuesto.
Segunda etapa: pegar las palabras o imágenes recortadas, en silencio, en el papel afiche gigante, tratando de interpretar lo que los compañeros van haciendo y relacionarlo con el tema y las ideas propias que fueron fluyendo. Se trata de construir un collage colectivo.

- Dinámica:

Cuando se inicia el trabajo, se pide a los participantes si quieren sacarse los zapatos para caminar sobre la alfombra de papel y de esa manera contactarse a través de los pies con las imágenes. De acuerdo al tema que se trate, el coordinador guiará la caminata con palabras que llevan a las personas a tomar contacto consigo mismo para seleccionar las palabras o imágenes requeridas. Se observa a los integrantes de la tarea muy ensimismados con ella, luego de un tiempo de confianza y relajamiento personal. Cuando cada uno ya ha tomado una serie, se guía para la finalización de esta etapa y se da la consigna de la segunda. En ésta se visualizan las personas como compartiendo el papel, tirados todos sobe él y construyendo escenas comunes en dirección al tema propuesto, con un alto grado de creatividad. El último espacio, la reflexión, es tan rico como el compromiso que se haya vislumbrado en la tarea, con el tema y con la coordinación.


5- Dramatizaciones

- Tiempo:

Necesita un tiempo razonable mínimo de una hora.

- Consigna:

Representar una situación (según tema) en la que se muestren los distintos comportamientos y argumentos de los protagonistas. Se trabaja en grupos pequeños.

- Dinámica:

En la primera etapa se debate la escena en relación al tema; luego se van caracterizando los personajes y sus argumentos y, por último, se construye la historia para representarla. En un plenario cada grupo muestra su dramatización. Muchos coordinadores, una vez presentada una escena, pasan a la siguiente, sin trabajarla y, luego las analizan en conjunto, perdiéndose detalles de cada una para la conceptualización general. Conviene analizar cada escena en particular y tomar notas de la discusión en un papel afiche o un pizarrón, recordando a los participantes que se analizan roles, no personas. De la reflexión final de todo el grupo se pueden acercar conclusiones que colaboren con el aprendizaje colectivo.


6- Estatuas

- Tiempo:

Depende del número de estatuas a analizar, más o menos 40 minutos.

- Consigna:

Representar una palabra o situación determinada en una estatua, es decir, un tema congelado. Se trabaja en grupos pequeños.

- Dinámica:

Esta técnica facilita el descubrimiento de un problema, pero también nos muestra cómo vivencian cada uno de los participantes el problema en si. En este caso, conviene que cada integrante pueda verse desde afuera en la estatua, es decir, que alguien del público pueda remplazarlo por un momento para colaborar en su reflexión. Por ejemplo: muchas veces, frente al tema del autoritarismo las personas se prestan a realizar la estatua porque el tema aparece como muy claro, pero resulta que en la presentación de la misma, aquellas personas más débiles toman actitudes muy agresivas o viceversa y, al verse desde afuera de la imagen se cuestionan y movilizan por ese hecho, más que si dejáramos la estatua así, congelada. La reflexión final acerca nuevos elementos de análisis al problema planteado.


7- Torbellino de Ideas

- Materiales:

Un pizarrón o papel afiche y una tiza o marcador

- Tiempo:

Alrededor de 15 minutos

- Consigna:

Decir palabras que resuenan de la palabra generadora. Ejemplo: democracia, salud, comunicación, etc. Esta técnica se usa asociada a una segunda, para ampliar el tema y es posible aplicarla en cualquier ámbito de trabajo: escuelas, hospitales, barrios, etc.

- Dinámica:

Se escribe en el pizarrón o papel afiche la palabra generadora.
Comunicación: a partir de ahí cada persona aporta una palabra, primero lentamente, hasta que se produce una asociación de ideas muy amplia y surgen, entonces, cantidad de palabras que dan cuenta de lo que el grupo opina sobre el tema. Este se puede profundizar hasta llegar a una síntesis o puede dar pie a la utilización de otra técnica asociativa. En este caso, conviene desplegar, esta última, para después volver al torbellino y observar en qué medida se vio profundizado o no el tema previo y evaluar.
En una primera instancia se aceptan todas las ideas y asociaciones y en una segunda etapa, las ideas se leen y se analizan.
Luego se separan las alternativas más promisorias o productivas para que los participantes logren formular el concepto o la solución más conveniente.
El torbellino de ideas o brainstorming suele utilizarse para iniciar el tratamiento de un nuevo tema, pues facilita la aparición de información previa, aunque sea en forma fragmentada, para la propuesta o el diseño de nuevos servicios, la solución de un problema, el análisis de premisas en el planeamiento, la formulación de alternativas, etcétera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:22 pm

e- De Construcción:

Son aquellas que nos llevan, a través de objetivos parciales simbólicos, generalmente individuales, a realizar un proceso temporal y sucesivo de distintas etapas que conducen a una síntesis conceptual o reflexiva sobre un tema. Se trabaja con diferentes materiales como cartulinas, plastilinas, fotos, revistas, globos, etc. Ejemplos:

1- Red de contenidos

- Materiales:

Cartulinas de distintos colores cortadas con diferentes formas (rectángulos, cuadrados o cualquier otra que no sea geométrica) en las que figuren palabras relacionadas con el contenido de lo que se quiere plantear y algunas en blanco.

- Tiempo:

Entre 30 y 40 minutos

- Consigna:

Construir, grupalmente, una red de contenidos sobre el tema. Los coordinadores, al investigar el asunto que necesitan analizar, tendrán que elegir aquellas palabras que lo representen.

- Dinámica:

Los participantes se abocan a la tarea, discutiendo y analizando el concepto general y, buscando con creatividad la forma de resolver la red. Se observa en esta experiencia los roles cumplidos por los integrantes, la interacción y los obstáculos para la participación.



2- Colectivo de Objetos

- Materiales:

Media cartulina de diferentes colores para cada participante y ganchitos tipo T para articular. Fondo musical.

- Tiempo:

Como mínimo 30 minutos.

- Consigna:

Primera etapa: construir individualmente, en silencio, con la cartulina, un objeto relacionado con el tema a tratar, que tenga volumen y pueda ser articulado con los ganchitos que están a la vista de todos.
Segunda etapa: sin hablar, hacer interactuar los objetos dándole un sentido.
Tercera etapa: compartir la experiencia dialogando y construyendo una historia que se articulará con los ganchitos.

- Dinámica:

Una vez dada la consigna y repartidos los materiales a cada grupo de 6 miembros, se da por iniciada la tarea. Se acompaña con música suave para tratar de evitar las palabras, los diálogos. Con esta técnica los participantes se movilizan mucho porque creen que no podrán construir un objeto con volumen, porque no se tienen confianza en el trabajo manual o porque despierta la competencia. Se observa en los grupos la actividad individual para luego confrontarla con lo grupal. Cuando trabajan en grupo y en silencio, les produce cierto grado de ansiedad y temor a ser mal interpretados los objetos, lo cual en la última etapa se clarifica. El plenario ayuda a la reflexión y síntesis del tema.


3- Ritmo

- Materiales:

Cajitas de distinto tipo, palitos, instrumentos musicales convencionales y no convencionales, etc.

- Tiempo:

Alrededor de 15 a 20 minutos.

- Consigna:

Formados en una gran ronda, cada participante tendrá que elegir un elemento para producir un ritmo musical.

- Dinámica:

Cuando todos tienen los elementos, se comienza a producir el ritmo, entre todos, con bastante confusión. Tocan un “sin sentido”; algunos predominan más que otros, hasta que cada uno empieza a escuchar a los otros y de esa manera la heterogeneidad va tornándose en homogeneidad. Al final del ejercicio se oye una composición musical con cierto ritmo grupal. Se finaliza con la reflexión de lo que sintió cada uno. Este momento es muy rico porque aparecen necesidades de mayor escucha, de más respeto, de un tiempo de espera para coordinar, etc. Esta técnica puede ser empleada junto a otra en el tema Comunicación, ya que colabora en el análisis de los tiempos en una relación comunicativa.


4- Sobrevivir

- Materiales:

Papel y lápiz y una situación problema impresa para cada participante, con el siguiente texto:
“Una inmensa catástrofe ha asolado la tierra. Dentro de 30 minutos el globo terráqueo se verá destruido por completo. De la inmensa multitud de sus habitantes, tan sólo restan nueve personas. Una nave espacial, que sólo cuenta con capacidad para cinco plazas, espera para transportar a los sobrevivientes a un lejano planeta, donde podrán iniciar una nueva civilización. La tarea del grupo consiste en determinar, dentro del tiempo señalado, quiénes ocuparán los únicos lugares disponibles”
El grupo está compuesto por:
- un sacerdote, pastor o rabino
- un juez
- un policía
- un esposo
- una esposa embarazada
- una vedette
- un estudiante
- un agricultor
- una maestra

- Tiempo:

Se realiza la primera parte en 15 minutos y la segunda en 30, aproximadamente. Luego la reflexión.

- Consigna:

a) Leer la hoja impresa individualmente y resolverla.
b) Agruparse de a 9 para debatir en grupo la situación planteada y resolverla por consenso, no por votación, fundamentando la decisión tomada.

- Dinámica:

La experiencia individual es muy simple. Es asunto se complica cuando trabajan grupalmente porque se produce un intenso debate, donde se ponen en juego los valores, la ideología, la historia de cada uno. A veces ocurre, que de cuatro grupos de seis, tres han terminado y se encuentra esperando al último que no puede acordar. En estos casos, después de un tiempo prudencial, que no ponga en peligro la dinámica, se da por finalizado el ejercicio. En el plenario se presentan las conclusiones de cada subgrupo y se analiza cómo llegaron al consenso o no. Este está totalmente relacionado con el tiempo interno, individual o grupal. Es interesante observar los cambios en al toma de decisiones, de la individual a la grupal.

- Variante:

El coordinador pondrá los 9 roles en el pizarrón. Cada uno de los participantes en cada grupo tomará por sorteo uno de los roles.
Los participantes deberán vivir la situación como si de verdad estuvieran en ella y como si fueran personas que les toca representar.
Tendrán 20 minutos para llegar a una decisión. De modo que les queden 10 minutos par subir a la nave y despegar.
Transcurridos los 20 minutos y habiendo llegado a la decisión el coordinador les propone la continuación del ejercicio.
La nave despegó y llegó a su destino con los cinco ocupantes. Se encuentran en el nuevo planeta. El trabajo de estos va a consistir cómo van a vivir en adelante.
Tendrán 20 minutos para realizar su tarea.
Según la disposición del grupo y el tiempo de que se disponga, se pueda realizar esta segunda parte del ejercicio o darlo por terminado al final de la primera parte cuando han decidido quiénes va y quienes se quedan. En este caso, terminada la primera parte se pasa a la evaluación.
- El coordinador pedirá a los grupos que expongan su decisión de quiénes se fueron en la nave; la razón de su decisión.
- Se pedirá, si se hizo la segunda parte, que expongan brevemente el modo como decidieron vivir en adelante en el nuevo mundo, tanto los que se fueron como los que se quedaron.
- El coordinador podrá completar, según las exposiciones de los grupos, con una reflexión teórica sobre los diferentes esquemas ideológicos, la diferencia de valores manifestada en los grupos, el proceso de decisión y liderazgo en los grupos, la creatividad para llegar a soluciones nuevas, etc.



5- Fotonovela

- Materiales:

Cada participante debe traer una foto de su infancia, adolescencia, etc., depende del tema que se trate. En la foto tendrá que estar acompañado por otras personas.

- Tiempo:

Aproximadamente 45 minutos.

- Consigna:

Se trabaja en subgrupos de a 6.
a) Cada persona muestra la foto a su grupo y explica por qué la eligió, quiénes lo acompañan, en qué lugar está tomada, cuál era el momento histórico, etc.
b) Una vez que todos saben el contenido de las fotos del grupo, deberán escribir una historia con esos personajes.
c) Puede o no solicitarse que la dramaticen, según el tema y el tiempo destinado.

- Dinámica:

En su origen se trabaja con las impresiones subjetivas de cada persona, las que al ponerlas en juego alimentan la creatividad grupal, alcanzándose niveles muy placenteros, en general. Puede usársela en el comienzo de un proceso grupal o a mediados del mismo, para reafirmar el conocimiento entre los miembros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:23 pm

2- Técnicas o Juegos Pautados:

Son aquellos preparados para grupos pequeños (no más de 10 personas) que se reúnen alrededor de una matriz construida a tal fin (casi siempre de manera secuencial) y en la cual es necesario responder preguntas que van a llevar a un juego de avance y retroceso al final del cual algún grupo gana. Se usan generalmente, en actividades que no van a requerir un proceso grupal en el tiempo y si necesitan discutir o acordar ideas, acciones, teorías. También son utilizadas por aquellos coordinadores con poca experiencia en la materia.

Ejemplo 1:

En principio se divide a los participantes en grupos de a 4 (total 12 a 16 personas). Cada subgrupo elige una ficha para avanzar. Los casilleros con signo de admiración (¡) son preguntas sobre valores, pautas culturales, etc.
Los casilleros con signo de interrogación (¿) apuntan a definir contenidos y además hay que resaltar las consignas de los casilleros sobre quien avanza y quien retrocede, etc.
Las tarjetas se construyen previamente según (¡) o (¿) y se colocan boca abajo, todas mezcladas. Al iniciar el juego un integrante de cada grupo toma una tarjeta y la consulta con su grupo ara dar la respuesta y así sucesivamente, hasta el final. Es muy interesente la dinámica que se produce.

Los materiales de estos juegos son: una matriz, fichas para correr (tipo ludo), un dado de tamaño grande realizado con telgopor y tarjetas de cartulina de dos colores, según el que marca cada casillero, con contenidos referidos al tema del que se trate. Estos contenidos pueden ser afirmaciones, preguntas, verdadero o falso, prendas, avance o retroceso, etc.

Ejemplo 2:

La modalidad de juego es igual a la anterior. En la matriz hay hombrecitos en cada casillero de diferentes colores: naranja, azul y blanco. Esto significa que debe haber tres grupos de tarjetas según los colores, con preguntas de todo tipo: contenido, definiciones, prevención, características, verdadero – falso, etc. Las blancas son prendas para ponerle un poco de humor al tema. Por ejemplo: 1) Conjugar en el Presente del Indicativo el verbo abolir. 2) Cantar en grupo una canción moderna.
Cada grupo sucesivamente tira el dado y avanza los lugares si responde la pregunta correspondiente al color del casillero que le tocó. Así hasta el final.
Las preguntas que se propongan tanto para uno como otro juego deben ser para responder rápidamente, si no se frena la dinámica.

...


3- Técnicas de Organización y Planificación:

Son aquellas que se dirigen a conceptualizar dichos temas o que ayudan a mostrar, simbólicamente, cómo se organiza un grupo y planifica. Ejemplos:

1- Participación

- Materiales:

Una mesa rectangular como para 15 personas paradas. Si no hay mesa, se puede trabajar en el suelo. Tarjetas rectangulares de cartulina del mismo color de 20 cm., escritas cada una con una palabra de las siguientes: comunidad, personas, poder, recursos, planificación, organización, ideología, salud, aprendizaje, roles, obstáculos, violencia, solidaridad, diagnóstico, ejecución, evaluación, soluciones, objetivos, creatividad, necesidades, compartir, decisiones, promover, responsabilidad, respeto, fuerzas, comunicación, movilización, canales, cambios, protagonismo, manoseo, desigualdad, diferencias, coincidencias, vínculos, avanzar, continuidad, coherente, información, tiempo, acción, compromiso, cooperación, ideas, grupo, proceso, factibilidad, modelo, trabajo, enfermedad, atropello, lucha, red, energía, activa, resultados, sociedad, sometimiento, contradicción, metas, conciencia, opiniones, y marginación.

- Tiempo:

Por lo menos una hora.

- Consigna:

Grupos de 20 personas.
a) se solicitan de dos a cuatro voluntarios. Una vez que estos se presentan se les indica, en secreto, que la función de ellos será observar la dinámica, haciendo hincapié en el juego corporal que se va a desarrollar, más que en el debate sobre la participación. Observar la utilización del espacio en derredor de la mesa o suelo y los roles que se despliegan en la discusión.
b) El resto, más o menos 15 personas, se ubican alrededor de la mesa o suelo y sobre ella se distribuyen todas las tarjetas.
c) Construir entre todos una idea sobre la participación con todas las palabras o fundamentando las que se desechan.

- Dinámica:

Lo primero que se produce es un abalanzarse sobre las tarjetas para seleccionar algunas para sí, como si se tratara de una tarea individual. Desde ahí comienzan la discusión muy desordenadamente; hablan todos a la vez, ponen y sacan tarjetas, las cambian de lugar, etc. Hasta que alguien dice: “esperen, vamos a organizarnos”. Mientras tanto cada integrante ha ido ocupando un espacio en la mesa; en general amuchados; algunos alejados, como por fuera; otros empujando, hay quienes apenas pueden poner las manos por encima de los demás. Es decir, se observa la lucha por el poder en el espacio, que en definitiva, es la lucha por el poder en la experiencia de participación.
Hasta aquí los observadores, caminan por fuera tomando registro, hasta que alguno de los participantes se da cuenta de esta actitud y del rol diferenciado que ellos tienen. Hay quienes se dedican con entusiasmo a la tarea y algunos están en actitud de zafar, como indiferentes a lo que pasa. Con respecto a la construcción del contenido teórico, trabajan dándole un orden a las palabras, un sentido y discuten mucho. Es posible que usen todas las tarjetas o dejen afuera un cierto número. Conviene analizar cuáles dejan de lado: si las dejan por el conflicto que trae su discusión; porque están fuera del tema o por los significantes que tienen algunas palabras en relación a la historia personal. Una vez concluida la experiencia: construcción de la idea, se reúnen en círculo y en ese momento comienzan a hablar los observadores. Hacen un análisis de todo lo visto y oído. En segundo lugar, intervienen los participantes: hacen sus interpretaciones desde el sentir y de la dinámica vivenciada. En este espacio se llegan a confrontar las observaciones con las manifestaciones de los integrantes. Se concluye expresando que la participación es muy importante pero difícil de lograr por los aprendizajes aprehendidos y por el juego de competencias que el grupo despliega.


2- La Organización

- Materiales:

Una bolsa con cinco rectángulos de cartulina; una con unas tijeras; una con una regla y un lápiz; una con plasticola y otra con un modelo para hacer un cubo de 10 cm por 10 cm, preferiblemente en una hoja de papel blanco. Se deben calcular los juegos de bolsas, según el número de participantes, múltiplo de 5. Los que no accedan a las bolsas, jugarán el papel de observadores.

- Tiempo:

Aproximadamente una hora.

- Consigna:

La primera parte está orientada a los métodos y estilos de trabajo y la segunda, a las estructuras organizativas.
a) Se hace un círculo con todos los participantes y se reparten las bolsas al azar (no ver el contenido). Cada uno deberá construir un cubo que será su cubo. Cada quien tiene una bolsa, pero ésta sólo contiene una parte del material necesario para construirlo, por lo tanto deberán buscar entre los demás participantes los 4 elementos que le falten.
b) Finalizada la primera parte habrá una cantidad de cubos suficiente como para dividir el colectivo en dos grupos de trabajo. A uno de los grupos se les pide que construyan con sus cubos la estructura real de una organización, y al otro, que elaboren una figura que represente la estructura ideal de una organización.

- Dinámica:

Al comienzo, los participantes, de manera desordenada, empezarán a buscar a quienes tengan los elementos faltantes para construir el cubo, para ello se mostrarán el contenido de las bolsas. Poco a poco se irán formando los grupos de 5 personas e iniciarán la construcción de su cubo. En esta etapa no se puede hablar. Es importante que el coordinador y los observadores, presten atención a las situaciones que se generan y al modelo de trabajo de cada subgrupo. Concluida esta parte, se pasa a la reflexión, puntualizando sobre aquellas actitudes que se dieron en el trabajo: si hubo solidaridad, liderazgos, individualismo, organización, etc. Luego se pasa a la segunda etapa, donde cada grupo construye la organización ideal y la real. En el plenario se comparan ambas estructuras, de tal manera que los participantes van detectando coherencias e incoherencias en la estructura organizativa actual, a la cual pertenecen (generalmente una es en forma de pirámide y la otra más horizontal). Se discuten y analizan los factores que influyen en una u otra estructura, proponiendo criterios para modificarla.


3- El Muro

- Tiempo:

Se necesitan 20 a 30 minutos

- Consigna:

Se divide a los participantes en dos grupos iguales y a cada uno se le da la consigna por separado. Uno va a formar el muro, por eso se eligen los compañeros más fuertes y se les pide que se tomen de los brazos. Entre ellos se pueden hablar. No pueden soltarse, sólo avanzar o retroceder 3 pasos. Al otro se les explica que deben intentar atravesar el muro y el que lo logre obtendrá un premio, que no pueden hablar ni pasar por los extremos. Tienen un minuto para intentarlo.

- Dinámica:

El coordinador debe estar muy atento a que la dinámica no se transforme en violenta. En la reflexión final es importante analizar qué significa el muro y qué el premio; cómo influyeron las consignas de cada grupo sobre la acción conjunta; pensar qué pasó entre los intereses particulares y el interés colectivo. Ver la importancia de la planificación y la acción organizada para aplicarlo a la vida cotidiana del grupo.
El muro son los obstáculos y el premio, los objetivos. Al principio cada uno busca distintas estrategias, que, a veces, logran. El juego puede complementarse con una segunda vuelta donde, el grupo que no podía hablar, ahora puede hacerlo. En esta segunda experiencia se observa la importancia de la planificación y la organización de los participantes. Es conveniente tener caramelos u otros objetos de premio, para todos los integrantes del ejercicio.


4- El Puente

- Fines:

Abrir perspectivas para una posterior planificación

- Descripción:

Se compara la planificación con un puente. En una orilla se coloca la realidad actual del grupo, en la otra lo que quisiera ser. Y se habla acerca de la necesidad de tender el puente para llegar. (15 minutos).
Se trabaja en subgrupos con las preguntas: ¿Cómo es la realidad actual? ¿Cómo desearíamos que sea la futura? (30 minutos).
Se realiza el Plenario, se escucha a los grupos y se sintetiza. Se hace una nueva pregunta para el trabajo en grupos: ¿qué debemos hacer? (30 minutos).
Se da un nuevo Plenario.

5- Forma – Función y Finalidad

- Fines:

Revisar la organización, la acción y los objetivos

- Descripción:

Se da una comparación del grupo con el cuerpo humano o miembro de él: hay tres elementos a considerar: la morfología (forma exterior), la fisiología (función) y la teleología (finalidad).
Se pide que cada integrante personalmente reflexione sobre: cómo es mi grupo, cómo funciona y qué pretende.
Se da luego un trabajo en subgrupos para compartir y reflexionar sobre el trabajo individual y se hace una síntesis subgrupal.
En plenario se hace la puesta a punto.

6- Desafíos

- Fines:

Dinamizar al grupo a partir de los retos y desafíos de la realidad.

- Descripción:

En plenario y con una lluvia de ideas, se va buscando el mayor número posible de retos y desafíos de la realidad del grupo con relación a su trabajo actual y posible. Simplemente se enumeran. (20 minutos)
Se arman subgrupos donde se analizan y se buscan los tres más importantes y posibles (20 minutos).
En plenario se analizan y, si es posible, se toman decisiones. (30 minutos).


7- Revisión

- Fines:

Revisar los elementos principales de la vida grupal o del plan que se tiene para el trabajo grupal.

- Descripción:

Revisar, en subgrupos, los principales problemas que ha tenido el grupo en su funcionamiento. (30 minutos).
En Plenario se escuchan a los subgrupos. En un papelógrafo se van detallando los problemas encontrados codificados en tres áreas: acción, vida grupal y formación y para cada uno se van detallando los problemas encontrados.

Se encomienda a cada subgrupo el estudio de un problema: ver en qué consiste, cuáles son las causas y sobre todo qué consecuencias se seguirán de no encontrársele solución. (30 minutos).
Se realiza un Plenario para escuchar a los subgrupos. Se proponen soluciones y también organizarlas y buscarles viabilidad, hacer un nuevo plan o reorganizar el que ya se tiene, con objetivos, etapas, metas, actividades, etc. con los respectivos responsables, tiempos y lugares. (30 minutos).
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:24 pm

8- Técnicas de Evaluación.

Son las que sirven para medir y tomar decisiones sobre el desarrollo de un proceso grupal. También se usan en un corte longitudinal, para modificar estrategias. Ejemplos:

1- Alfombra Mágica:

- Materiales:

3 o 4 papeles afiches blanco, plasticola y marcadores.

- Tiempo:

Depende del número de participantes. Puede llevar 10 o 15 minutos.

- Consigna:

Escribir en la alfombra mágica todo lo que deseen a modo de evaluación de la tarea realizada.

- Dinámica:

El coordinador, previamente, construirá la alfombra de la siguiente manera: cortar los papeles afiche por la mitad a lo largo; pegarlos en serie con plastilina dándole la longitud necesaria. Luego que se seca enrollar. Cuando llega el momento de evaluación de un proceso se desenrolla la alfombra sobre el piso, dando la consigna. Es muy notable ver a los participantes volcados sobre el piso, escribiendo sus ideas al unísono, en diferentes direcciones.


2- Nueve Palabras.

- Materiales:

Pizarrón y tiza

- Tiempo:

Es posible que lleve 30 minutos, depende del grupo y la mayor o menor creatividad.

- Consigna:

Los participantes trabajan en subgrupos de 6 u 8 personas. Construir una evaluación del taller incluyendo estas nueve palabras: techo, sombras, cuerda, elefante, nueve, pero, sin, canto y piedras.

- Dinámica:

Al comienzo los integrantes de cada grupo se sienten muy desorientados; es probable que haya que repetir la consigna. En seguida, debaten sobre el taller y van organizando los elementos a resaltar; por último articulan lo acordado en un fragmento, incluyendo las palabras mencionadas. Cada grupo le da a la evaluación su impronta: algunos lo hacen con humor, otros se ponen románticos o con cierto estilo literario. Pero, en definitiva, la evaluación le sirve al coordinador porque vuelcan en esas palabras, que son proyectivas, los hechos positivos y las criticas; a veces, se vislumbran propuestas para mejorar. Estas producciones se comparten en plenario, siendo este espacio muy atractivo.


3- El pajarito verde

- Tiempo:

Depende del grupo, es muy variable

- Consigna:

Sentados en ronda, cada participante elegirá un integrante y tendrá que decir qué va a hacer esa persona, mañana a las 8 hs con el pajarito verde.

- Dinámica:

Esta técnica permite al coordinador saber si el grupo ha logrado alcanzar los objetivos programados para la tarea, al evaluar proyectando hacia el futuro en el pajarito verde. Al mismo tiempo se produce una activa participación de los miembros, al descubrir la línea de humor. Es necesario tomar nota de todas las evaluaciones para después poder analizarlas e interpretarlas. Ejemplos: Mañana a las 8, José va a alimentar a su pajarito verde para que pronto pueda volar muy lejos y parar en otras casas.


4- Llego – Me Voy

- Tiempo:

Igual que la anterior, depende del grupo.

- Consigna:

La ideas es que se elijan de a dos o tres, no más, para mostrar una escena, sin palabras, del día o momento en que llegaron al taller, curso, etc., y otra donde muestren cómo se van.

- Dinámica:

Es muy interesante esta técnica porque aporta, entre una y otra escena, cambios actitudinales de los participantes. La gente se presta mucho a este juego porque es compartido. Al observar las escenas se puede realizar una interpretación de las vicisitudes del aprendizaje.


Por último, existen una variedad de técnicas de evaluación más formales, del tipo encuestas, frases inconclusas, cuestionarios, que se pueden copiar o reelaborar, adaptándolas al tema específico de que se trate.





- Cómo fue la reunión

Objetivo:

Perfeccionar, a través de la revisión de una reunión, la manera con que el grupo realiza a cabo las mismas, y a la vez insistir en que “todos somos responsables de la coordinación”.

Desarrollo:

Después de una reunión espontánea y normal, se propone al grupo evaluarse con el siguiente cuestionario de autocrítica:

a) – Si tuvieras que calificar el trabajo del grupo, ¿qué adjetivo utilizarías?
- intercambio fructuoso
- grupo inactivo
- charlatanería
- grupo de reflexión profunda

b) - ¿se alcanzó el fin propuesto?
- si..............
- no............
- ¿por qué?..................

c) – la decisión o conclusión que se logró fue
- Apresurada
- Bien analizada
- Con un análisis suficiente
- De manera democrática

d) - ¿A quiénes se dirigían los que tomaron la palabra?
- A todo el grupo
- A algunos integrantes
- Solo al coordinador

Después de discutir estas preguntas, el grupo saca sus conclusiones y se aclaran los puntos, actitudes, etc. que se deben cambiar.


- Cómo fue la coordinación

Objetivo:

Perfeccionar el modo de coordinar una reunión por medio de una evaluación. Esta dinámica puede ser útil para los grupos que se proponen rotar los responsables de preparar y animar las reuniones.

Desarrollo:

Terminada la reunión, se propone al grupo que evalúe al coordinador en base al siguiente cuestionario:

a) ¿explicó claramente al principio de la reunión cuál iba a ser su rol?
SI................... NO..................
b) ¿Orientó al grupo para que recorriese las distintas etapas de la reunión?
Presentación del tema SI................. NO.................
Análisis SI................. NO.................
Conclusiones SI................. NO.................

c) ¿Ayudó a dejar claras las ideas a través de:
- Síntesis parciales
- Síntesis más generales
- Resúmenes finales?

d) ¿Supo encauzar las situaciones emotivas del grupo (desánimo, optimismo, ingenuidad, euforia, etc.)? SI..................... NO.................

e) ¿Mostró claramente una actitud de aceptación y comprensión?
f) ¿Su actitud fue:
- autoritaria
- débil
- firme
- democrática

g) En lo que se refiere al clima de relación entre los integrantes:
- ¿procuró establecerlo y fomentó la confianza?
- ¿Favoreció un ambiente de libertad y fraternidad?

h) ¿Estimuló al grupo a participar? ¿Se llegó a sacar conclusiones o tomar decisiones?
i) ¿Cortó las salidas fuera de tema?
j) ¿Supo manejar los silencios? ¿Cómo?
k) Las preguntas dirigidas a él, ¿las devolvió al grupo?, ¿las devolvió a la persona que las hacía? ¿Cayó en la trampa y las respondió él mismo?
l) Las preguntas hechas por él, ¿abrieron nuevos caminos?, ¿dispersaron al grupo?, ¿lo centraron?



- Cómo es la actitud personal en el grupo

Objetivo:

Evaluar las actitudes y comportamientos de los integrantes de un grupo, ya sea en las reuniones como en las actividades concretas que el grupo se propone realizar.
Esta dinámica se puede realizar después de una reunión, después de una actividad concreta que el grupo haya realizado, o después de un determinado tiempo de trabajo, cuando se quiere hacer una evaluación.

Desarrollo:

Se da a cada integrante los siguientes esquemas de evaluación:

Del 1 al Cinco: Nunca, muy poco, a veces, a menudo, mucho:

- Interés por la tarea encomendada.
- Muestra apatía y poca responsabilidad frente al trabajo del grupo.
- Toma iniciativa
- Aporta ideas nuevas al grupo
- Tiene una actitud de cooperación eficaz.
- Individualista, actitud competitiva.
- Constancia y permanencia en la vida del grupo.
- Nunca está a tiempo para las sesiones, aparece y desaparece.
- Hace trabajar al grupo.
- Obstaculiza el trabajo en común.
- Integrado al grupo.
- No logra integrarse al grupo.
- Invita y es sensible a la participación de otros.
- Se da poca cuenta de lo que otros miembros del grupo sienten.
- Sabe escuchar.
- Interrumpe, le cuesta aceptar opiniones ajenas.
- Es un factor de cohesión en el grupo.
- Crea dificultades y conflictos.
- Es como la conciencia crítica del grupo. Hace avanzar al grupo como tal.
- Es pasivo frente a lo que vive el grupo.
- Busca soluciones cuando el grupo enfrenta conflictos y/o problemas.
- No aporta en los momentos difíciles.
- Propone ideas nuevas y estimula al grupo
- Agradable y ayuda al clima en el grupo.
- Interrumpe a los otros cuando hablan.
- Piden informaciones, clarificaciones.
- Escucha con atención a los otros.
- Hace comentarios sobre la marcha del grupo.
- Defiende sus ideas, sus opiniones personales.
- Anima la participación de los otros.
- Acepta hacer compromisos.
- Verbaliza sus sentimientos, expresa sus reacciones personales.
- Resume y relaciona las intervenciones.
- Restablece la calma en períodos de confusión o desorden.
- Por su intervención o actitudes suscita conflictos.
- Hace proposiciones de conciliación.

Cada integrante completa su hoja de evaluación, marcando la intensidad con la que cree ha estado participando en el grupo y en las actividades que éste se propone evaluar.
Después del tiempo establecido, cada uno presenta al grupo lo que considera fue su forma de participación y actitud con el grupo, y los demás integrantes cuestionarán lo que se va presentando.



- Cuestionario: Análisis del Coordinador

1) ¿Procuró que los miembros del grupo se presentasen?
SI_______ NO________
2) ¿Hizo una clara afirmación estructural, dejando en claro su rol?
SI_______ NO________
3) ¿Orientó al grupo para que pasase por las fases de la discusión?
¿Orientación del tema? SI_____ NO_____
¿Análisis? SI_____ NO_____
¿Conclusiones? SI_____ NO_____
4) ¿Qué opinión le merece en cuanto a coordinación de ideas?
¿Coordinaciones parciales?
¿Síntesis más generales?
¿Resúmenes finales?
5) ¿En cuanto al reflejo de situaciones emotivas del grupo o de las personas?
¿Existió ese reflejo? SI_____ NO_____
¿Cómo y cuándo lo hizo?
6) ¿Mostró claramente una actitud de aceptación y comprensión?
7) Su actitud fue:
- ¿Autoritaria?
- ¿Débil?
- ¿Firme y democrática?
Cool En lo que se refiere al clima de relaciones:
¿Procuró establecerlo y fomentó la confianza?
¿Favoreció un ambiente de libertad y fraternidad?
9) ¿Estimuló al grupo para producir? ¿Se llegó a conclusiones o decisiones?
10) ¿Cortó las disgresiones inútiles?
11) ¿Supo manejar los silencios? ¿Cómo?
12) Las preguntas dirigidas a él: ¿Las reenvió al grupo? ¿Las envió a la persona que las hacía? ¿Cayó en la trampa y las respondió él mismo?
13) Las preguntas hechas por él: ¿Abrieron nuevos caminos? ¿Dispersaron al grupo? ¿Lo centraron?



- Los escultores

- Fines:

Al final del trabajo del grupo, se agrega una evaluación no verbal para favorecer la aparición de bloqueos o conflictos que el grupo no ha expresado.

- Descripción:

Se explica la dinámica: Se pide a los participantes que se reúnan en pequeños grupos para evaluar algunos puntos: el contenido, la dinámica, el trabajo grupal, la coordinación, etc. Cada grupo debe elegir un escultor. (20 minutos).
El escultor del primer grupo sale y elige a 5 o 6 voluntarios, trabaja con ellos en silencio. Estos tratarán de dejarse moldear en cuanto a situaciones, mímica, gestos posiciones. (5 minutos).
Los participantes (las estatuas) se ponen en posición cómoda pero quedando en el sitio que se les ha indicado.
El grupo interpreta lo que cree que quiso decir la escultura lograda. Luego habla el escultor y da su interpretación. (10 minutos).
Se realiza lo mismo con el resto de los escultores.
Al final se da un feed-back con todo el grupo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:24 pm

Dinámicas facilitadoras para abordar temas:


Violencia

- Materiales:

Diarios en cantidad suficiente para todo el grupo (6 o 7 hojas por cada integrante). Música de Fondo.

- Tiempo:

10 a 15 minutos

- Consigna:

Se divide a los participantes en grupos de 6 u 8 personas, depende del número total. En el centro de cada grupo se colocan los diarios y se solicita que cada uno en silencio, arme una especie de pelota, aplastando el papel hasta lograr una y así sucesivamente, hasta tener una cantidad considerable.

- Dinámica:

Esta técnica puede estar precedida de un torbellino de ideas sobre la violencia.
Inmediatamente después se da la consigna y el grupo inicia su tarea de amasar el diario hasta convertirlo en una pelota o “bollito”. A medida que la gente va cumpliendo la consigna (no entienden el para qué), se crea un clima festivo y algunos se atreven a tirar un “bollito” a otro compañero. Cuando esto ocurre, es el momento de decir que traten de jugar con los “bollos” de grupo a grupo. Al instante se inicia una verdadera batalla, en la que todos se tiran con todos. Algunos pueden descargar todas su agresión; otros no pueden; aparece el “dime, cómo tiras y te diré quién eres”, hay personas que se divierten jugando y otras que se sienten muy violentadas. Es muy interesante la observación de este proceso. En el momento de mayor excitación es necesario parar, por lo dicho anteriormente respecto del concepto del juego. A partir de ahí se abre la reflexión. ¿Qué es la violencia? ¿De dónde proviene? ¿Es interna o externa?, articulando lo sucedido con el torbellino inicial, llevando el análisis desde lo que cada uno sintió y verbaliza, hasta las actitudes corporales que se desplegaron en el juego. Es posible que aparezcan incoherencias: “no pude agredir”, cuando en realidad su actitud era todo lo contrario, o “me desconocí en el grado de violencia que desarrollé”, en una persona muy equilibrada, etc. La síntesis debería llevar a un concepto general de la violencia, para después particularizar según el ámbito en el que se está trabajando.


Discriminación

- Materiales:

Rectángulos de papel blanco como para colocar en la frente de las personas. En cada rectángulo se escribe un rol o papel desempeñado por los diferentes individuos dentro de la sociedad, de tal manera que cada participante tenga el suyo. Por ejemplo: ladrón, cura, maestro, médico, policía, juez, político, madre, economista, drogadicto, adolescente, enfermera, cartonero, etc.

- Tiempo:

30 a 45 minutos

- Consigna:

Los participantes se colocan en círculo, mirando hacia fuera y el/los coordinado/es van pegando con cinta adhesiva, cada papel escrito en la frente de cada uno de los integrantes del grupo, los que tendrán que quedarse en su lugar, sin mirar al compañero, hasta que todos tengan su rol. Una vez finalizada esta etapa se les pide que interactúen entre todos sin hablar, registrando lo que van sintiendo en cada acercamiento.

- Dinámica:

Al principio, al no saber quiénes son se mueven con mucho cuidado, algunos con cierta desconfianza. Se observan ciertas interacciones entre los personajes como de encuentro – desencuentro, aceptación – rechazo, soledad – búsqueda, amor – odio. El tener que intercambiar en silencio hace que se produzcan toda serie de manifestaciones mímicas. Cuando se observa que algunos se quedan muy solos por el tipo de rol que sustentan (policía, político) y esto moviliza a las personas discriminadas, se da por finalizada la experiencia. El momento de la reflexión es sumamente rico. Se trata de rescatar los sentimientos y emociones que se despertaron; quién discrimina; a quién; por qué; cuándo. Se elaboran todas estas cuestiones y se conceptualiza el tema, buscando respuestas para los distintos tipos de discriminaciones que se ponen en juego en las relaciones humanas. Este análisis se articula con lo que pasa en el ámbito de la comunidad donde se está interviniendo.


- Role-Playing o juego de roles o dramatización


Esta técnica consiste en representar, actuar o dramatizar una situación crítica con la finalidad de “despersonalizarla”, a fin de que el grupo la comprenda, pueda analizarla y discutirla.
Es importante tener presente:
• Delimitar con claridad la situación, los papeles que es necesario desempeñar.
• Los “actores” deben desarrollar la escena con espontaneidad y con la mayor objetividad en la situación dada.

También se puede agregar un pequeño grupo de participantes que estará en calidad de “observadores”, a los cuales se les puede incluir una guía de análisis, pues ésta ayudará para la elaboración de la síntesis final. Y el resto queda como observador / público.
Cuando termina la escenificación, todo el grupo expone sus impresiones, plantea a los intérpretes dudas, discute el desarrollo de la escena, propone otras posibilidades, etcétera. Finalmente se sacan las conclusiones sobre el problema o situación En la etapa de discusión, el coordinador actuará como conductor del análisis.
La técnica de role-playing es especialmente apta para detectar distorsiones, errores y confusiones en la comprensión de la información, análisis comportamientos en situaciones críticas (por ejemplo en selección de personal, estilos de liderazgos, toma de decisión). Además, a través del análisis de lo vivencial se pueden modificar actitudes, sin contar que estimula la creatividad de los miembros del grupo.



.....................................................................................................................................................................


Dinámicas de Conocimiento de Sí mismo

En Alta Mar

Objetivo:

Analizar hasta dónde cada uno se valora a sí mismo y ha profundizado sus valores de vida.

Desarrollo:

El guía supone una situación imprevista: “Estamos en alta mar. Se hunde nuestro barco y hay un bote salvavidas que soporta sólo a cuatro personas”.
Ante esta situación, cada uno debe dar las razones por las que cree que debe sobrevivir; y debe indicar la utilidad de su vida para los demás.
Nadie puede evadirse de la lucha por sobrevivir.
Comienza así el debate. El grupo deberá analizar las razones que cada uno pone para su supervivencia, cuestionando aquellas que considera que no son profundas o no son suficientes.
Mientras se realiza la discusión, un secretario toma nota de las razones que cada uno da, justificando su posición.
Terminado el tiempo dado para la discusión, el secretario sintetiza las razones que cada uno dio para sobrevivir.
El grupo intentará definir, entonces –de acuerdo a las razones presentadas-, quiénes serían los que deberían sobrevivir.
Se concluye evaluando la dinámica.


Un gesto que me revela

Objetivo: Cada uno tiene gestos, mímicas, tics, etc., que revelan en parte su personalidad. A veces uno no se da cuenta de ellos. La dinámica pretende dar a conocer esos gestos, ayudando así a conocerse más a sí mismo.

Desarrollo:

Cada uno piensa en un gesto característico de cada compañero del grupo, y se prepara para imitarlo.
Se comienza colocando un integrante del grupo delante de todos ara ser imitado en sus gestos típicos. Los demás representan el gesto que les parece más característico de ese compañero. Así se hace con cada uno de los demás integrantes.
Luego, el grupo dialoga con el que fue imitado: ¿Por qué haces ese gesto? ¿Qué significa?: eres nervioso, quieres llamar la atención, buscas seguridad, etc.? ¿Cómo se nota ese gesto? ¿Qué impresión causa? ¿Cómo corregirlo, o integrarlo en la personalidad? Etc.
Al fin, se evalúa la dinámica haciendo que el grupo dialogue sobre los resultados y vivencias de la misma.


Obituario o nota necrológica

Objetivo: Hacer una profundización de los gustos y valores de cada uno. Es una autorrevelación, seguida de una evaluación con ayuda del grupo.

Desarrollo:

El coordinador reparte una hoja previamente preparada, y pide que cada uno escriba para la prensa su obituario, anunciando su propia muerte, según este modelo.

NN (su nombre) falleció ayer............................................................................
Era......................................................................................................................
En el tiempo de su muerte estaba trabajando para.............................................
Será recordado por.............................................................................................
Se sentirá su pérdida especialmente en..............................................................
El quiso............................ pero jamás consiguió...............................................
En lugar de flores se pide que...........................................................................
En su tumba se pondrá el siguiente epitafio......................................................

Cada uno completa su obituario en forma personal.
Terminado el trabajo personal, cada uno va presentando en el grupo, su obituario.
Los demás integrantes del grupo dialogan con quien lo presenta y lo cuestionan si fuera necesario.
Al fin el grupo evalúa la dinámica y sus vivencias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:25 pm

Dinámicas de Creatividad


Reconstrucción del Mundo

Objetivo: Cuestionar la realidad de los valores de cada uno y su filosofía de vida.
Ayudar a discutir con bases y tomas de decisiones por consenso.

Ambientación:

El coordinador puede partir de muchos slogans que hoy se dicen: “Debemos reconstruir el mundo desde las bases, con la participación de todos”; “debemos asumir la historia”, “Otro mundo es posible”, etc.
En este ejercicio tendremos oportunidad de repensar nuestro mundo y de idearlo a nuestro antojo.

Desarrollo:

El coordinador presenta el siguiente hecho:
El mundo fue destruido totalmente por bombas de hidrógeno. En un lugar subterráneo lograron sobrevivir seis personas con todo lo necesario para muchos meses. Van a volver a la superficie para recomenzar la reconstrucción del mundo.
Imagínese que estas personas son el grupo de trabajo que ustedes integran. Este es el grupo que comenzará la reconstrucción de este mundo que, por supuesto, debe ser mejor que el actual. Para orientar la discusión del grupo, les proponemos los siguientes problemas:
¿Qué principios o normas fundamentales deben orientarlos?
¿Qué actitudes deben adoptar?
¿Con qué acción concreta van a comenzar? Entre otras.

Se trabaja en grupo durante 30 minutos. Cada una de las propuestas presentadas por el grupo como solución, deberá ser justificada La solución adoptada será el fruto del consenso del grupo.
En plenario cada grupo presenta la síntesis de su trabajo.
Si el coordinador lo cree oportuno, puede recalcar la validez de la dinámica para descubrir algunos principios o valores vitales personales y de los compañeros de grupo.
Puede además servir para un cuestionamiento sobre los principios de vida de cada uno y su conexión con las acciones ordinarias de la vida.

Algunas reflexiones pueden ser:
- Es una oportunidad para recordar que nosotros somos los que reconstruimos el mundo cada día con nuestras acciones comunes. La reconstrucción de nuestro mundo no destruido totalmente, es más exigente. Tenemos que reconstruir en base a una realidad concreta. No partimos de cero, lo que quizá sería más fácil.
- ¿Qué valores, principios fundamentales mueven nuestras vidas?
- ¿Cuál es la prioridad de acción en la reconstrucción de este mundo (el nuestro) aún no totalmente destruido?
- Nuestros proyectos concretos, ¿se conectan íntimamente con el mundo conceptual de valores que teóricamente afirmamos?

Se concluye evaluando la dinámica


La vida de uno:

Objetivo:

Cuestionar cómo el joven está viviendo su vida, y qué nivel de metas verdaderamente personales mantiene en su existencia.

Desarrollo:

Durante 15 minutos, cada persona escribe en una hoja, de 1 a 20 cosas que le gustaría conseguir o realizar en la vida. (No importa si uno no alcanza a colocar 20 cosas. Se comienza el trabajo con el número de propuestas que consiguió numerar).
Concluida esta parte, se colocan al lado izquierdo de cada afirmación, una de las siguientes siglas evaluadoras:
I: Importantísimo para mí, tengo que realizar esto de cualquier modo.
B: Bueno para mi, pero sin máxima urgencia.
E: Puede esperar.

En grupo, cada uno presenta su lista y éste –sin saber las siglas que cada uno colocó- determina para cada cosa una sigla que le parezca más adecuada (usa las mismas siglas I, B, E, anteriormente explicadas).
Terminada la presentación, cada uno discute con el grupo los puntos de coincidencia y los puntos de discrepancia entre sus observaciones y apreciaciones.
Se concluye evaluando la dinámica.


Hábitos:

Objetivos:
Analizar la realidad de los hábitos en la vida de una persona, su origen, su mantenimiento, su cambio.

Desarrollo:

Cada uno recibe un cuestionario (también pueden colocarse las preguntas en un pizarrón) que deben contestar individualmente, y evaluar luego con otros dos compañeros.

Los puntos del cuestionario son:

1- modo de despertarte por la mañana.
2- Modo de vestirte.
3- Modo de peinarte.
4- Organización de tu habitación.
5- Organización de tu mesa de trabajo.
6- Modo de dar regalos.
7- Modo de contestar o no los correos electrónicos.
8- Modo de decir las cosas: con frases cortas, con repetición de palabras o con repetición de chistes.
9- Modo de ir a un cine: mucho antes, justo en el horario, después que comenzó.
10- Modo de contestar el teléfono: frases cortas, conversación larga.
11- Modo de leer el diario: comienza por los títulos de la primera página, comienza por los títulos de la última página, comienza por la página deportiva, por las tiras cómicas, etc.
12- Modo de mirar la televisión: comiendo o bebiendo algo, hablando con alguien, mirando el diario, totalmente en silencio y concentrado.
13- Horario de reflexión.
14- Modo de dormir (horario, qué tipo de ropa, posición, etc.)

Cada participante tiene un tiempo de 10 minutos para contestar el cuestionario. Debe hacerlo en silencio y espontáneamente.


Manipulación por los medios de comunicación social

Objetivo:

Cuestionar los medios de comunicación social y los valores y antivalores que presentan.

Desarrollo:

Primera parte: Usando recortes de diarios y revistas.
1) Presentar el hombre, la mujer y la familia ideales, según los medios de comunicación.
2) Presentar la visión del mundo y el proyecto histórico allí propuestos.
3) Seleccionar la propaganda y las cualidades atribuidas a los productos que se intentan imponer y vender (para el consumo personal y familiar).

Segunda parte: Empleando la técnica de lluvia de ideas u otra similar:
1) Ejemplificar las necesidades reales de las personas y de las familias en América Latina.
2) Juzgar si los medios de comunicación están ayudando a las familias a liberarse o a volverse todavía más dependientes.
3) Indicar las cualidades que no son consideradas por la propaganda y que son importantes para los valores sociales.

Tercera parte: Discusión y Evaluación.
Una vez realizados los pasos anteriores, se forman grupos para discutir y evaluar en plenario, la propaganda y su contenido.
Estas preguntas pueden ayudar a agilizar y animar la discusión:
¿Cuáles son los principales valores que los medios de comunicación están divulgando y que cambian las costumbres de las familias y de las personas?
Esos valores, ¿están ayudando a la familia a unirse, a concientizarse, a solucionar sus problemas?
Las necesidades que presentan, ¿son realmente las necesidades de la población?
¿Cuáles son los principales valores que la propaganda dice fomentar?
¿La publicidad cultiva realmente los valores que anuncia?
¿A quién beneficia la publicidad?
¿Cuál es el tipo de hombre y de familia que tiene aprobación social en el mundo actual?
¿Cuál es el proyecto histórico que se explicita o impone a través de los medios de comunicación?
¿Cuáles son los principales males de la publicidad?
¿Cómo hacer que las personas tengan actitudes críticas ante los medios de comunicación?

Al fin del plenario, es conveniente concretar algunas conclusiones para el actuar.
Se culmina evaluando la dinámica.


Dinámicas de Integración

1- El Lazarillo

Objetivo:

Experimentar la necesidad de confiar en los demás, y medir el grado de confianza existente entre las personas del grupo. Fomentar la sensibilidad no visual.

Desarrollo:

Se forman parejas entre los integrantes del grupo, procurando que se constituyan entre personas que tienen menor relación interpersonal. “Busquen una pareja, alguien al que quieran conocer mejor”.
Uno de los integrantes de la pareja hace el papel de ciego (vendándose los ojos), y el otro de lazarillo. El lazarillo conducirá al ciego por el mundo que le rodea. Durante un tiempo determinado (5 minutos), el lazarillo conducirá al ciego por lugares y en la forma que más quiera (una forma interesante de practicar este ejercicio es hacer el acompañamiento en silencio, prohibiéndose hablar a los participantes).
Después del tiempo estipulado, se invierten los papeles y se repite la experiencia.
Terminado el ejercicio, el grupo reflexiona la experiencia. El grupo puede realizar una ronda en círculo utilizando la frase: “He descubierto....”.
El coordinador puede ayudar con algunas de estas preguntas:
¿El lazarillo inspiró confianza, por la firmeza de su voz, lo claro de sus indicaciones, etc.?
¿El lazarillo dio indicaciones erróneas?
¿El ciego sintió en algún momento que iba a caer o iba a tropezar?
Al ser lazarillo, ¿nos sentimos preocupados por entendernos bien con el ciego?
¿Qué sentimos al conducir al otro: responsabilidad, cariño, nada especial, instinto protector?
Al ser ciego, ¿cómo nos sentimos: como un juguete a merced del lazarillo?, ¿como un hermano menor?, como un huésped bien tratado, pero con cierta frialdad?, ¿cómo un amigo tratado familiarmente?
El conjunto de respuestas puede ser uno de los criterios para detectar el grado de confianza existente entre los miembros del grupo.
Al final se evalúa la dinámica.

- Variantes:

Podemos utilizar distintos métodos para guiar al ciego: tacto únicamente, tacto y palabra, palabra únicamente, sonidos y palabras sin sentido, o cualquier otro método que inventemos.


2- Confianza en el Equipo.

Objetivo:

Ver la posibilidad y capacidad que tiene cada uno para depositar su confianza en el grupo. Dialogar sobre qué se necesita para que en el grupo exista un buen nivel de confianza.

Desarrollo:

Los integrantes del grupo se colocan de pie y muy juntos, formando un pequeño círculo.
Uno pasa al centro, cierra los ojos, y con los pies juntos se deja caer hacia atrás. El grupo lo sostiene, evitando que se caiga; pero lo apoya cuando ya sin equilibrio, está por caer. Se quiere que se perciba la sensación de depender del grupo.
Lo mismo se hace con cada uno de los integrantes del grupo.
Terminada la experiencia, el grupo dialoga acerca de la confianza existente, a partir de algunos planteos:

- Emociones que se percibieron
- Dificultades para depositar confianza en el grupo
- En qué momento se da la confianza en el grupo
- Sentimiento de que el grupo es un apoyo y sostén, en qué momentos.

Al final se evalúa la dinámica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:26 pm

3- Aislamiento e integración:

Objetivo:

Esta dinámica pretende hacer sentir la crisis que se vive cuando hay aislamiento y la realización que se experimenta cuando hay integración; así como la confianza que produce estar integrado en un grupo y lo vulnerable que es la gente que no está cohesionada.

Desarrollo:

El coordinador hace colocar al grupo en círculo, lo más juntos posible.
Los motiva diciéndoles que son compañeros. Pero saca a uno de ellos y lo coloca de cara a la pared, con los pies juntos y brazos cruzados.
Pregunta, entonces, al aislado cómo se siente en relación a sus compañeros.
Y pregunta al grupo cómo se siente en relación al compañero aislado.
Coloca luego al aislado de frente al grupo y le pregunta cómo se siente con relación a él. Y finalmente, lo manda volver al grupo y colocarse en posición normal.
De nuevo, pregunta cómo se sienten.
Pide luego, que, en círculo, se tomen las manos fuertemente, y pregunta cómo se sienten.
Se cuelga sobre las manos de dos de ellos, y hace notar la cohesión operada.
Finalmente les pide que sin soltarse de las manos, unidos los pies, sin cambiarse de sitio, se echen para atrás.
Finalizado el ejercicio, el grupo dialoga sobre el resultado y vivencias de la dinámica y evalúa la misma.
Algunos puntos a tener en cuenta al final del ejercicio:
- Una persona de gran valor, aislada, no se realiza plenamente. Se limita su sociabilidad, el crecimiento que puede ser provocado por el contacto con los demás.
- Analizar las crisis del aislamiento.
- Analizar la vulnerabilidad del grupo no cohesionado.
- Confianza que da el apoyo del grupo.
- Alegría, realización en la vida del grupo.


4- Presión del ambiente:

Objetivo:

Demostrar concretamente cómo las personas no son indiferentes a la crítica y a las alabanzas, al éxito o al fracaso.

Desarrollo:

Materiales necesarios: Dos conjuntos de cubos (de papel u otro material) o cualquier serie de objetos, con los que se pueda construir una figura a gusto de quien actúa. Dos mesas chicas en las que las personas puedan trabajar a gusto.

Preparación: Antes de dar las orientaciones iniciales se pide a dos personas que participarán directamente en el ejercicio que salgan del salón. Solo entonces se hablará a los demás.

Orientaciones generales: Este ejercicio consiste en que dos personas, de espaldas una a la otra y cada una en su propia mesa, intentarán componer algo con las piezas que tienen y delante de los demás.
Las personas que constituyen la asamblea, observarán y cooperarán ejerciendo presión positiva o negativa sobre los dos participantes principales. Al final se hará una reflexión, a partir de la demostración realizada, buscando conclusiones prácticas sobre la influencia del ambiente en las personas.

Orientaciones particulares para el grupo:
- Dos personas estarán sentadas una de espaldas a la otra.
- A cada uno se le darán unos cubos de rompecabezas –o material similar- para que con ellos construyan algo. Se les dirá a los dos participantes principales que los demás ya saben lo que se tiene que construir. Se aplaudirá a quién lo está haciendo bien, y se reprobará a quien no lo esté haciendo debidamente.
- La figura –la construcción- que se dice existir como modelo, y que todos conocían es sólo una trampa, porque lo que se quiere es presionar negativa o positivamente a las personas y entonces ver cómo reaccionan frente a un posible éxito o fracaso. Deliberadamente se procura aplaudir al más tímido y desalentar al más vivaz.
- Se determina previamente a quién se presionará positivamente y a quien negativamente.
- Nadie debe hablar. Todos observarán los efectos de la presión hecha por ellos mismos sobre los dos participantes.

Orientaciones particulares para los dos que actúan directamente:
- Ustedes deberán construir alguna cosa con las piezas que recibirán. Todos saben qué es, y darán muestras de aprobación cuando se acerquen a la solución real, y darán muestras de reprobación cuando se estén alejando de la solución exacta.

Realización:

De acuerdo a lo indicado, los dos participantes se colocan delante de su mesa y realizan su tarea, mientras los demás están alrededor, dando muestras de aprobación (aplausos, etc.) a quien decidieron apoyar y de reprobación (silbidos, etc.) a quien decidieron no apoyar.

Esta situación se prolonga durante el tempo preestablecido (entre 5 a 10 minutos).

Terminado el ejercicio, el grupo reflexiona la dinámica y las vivencias de la misma.
Se puede pedir a los que actuaron directamente que describan las reacciones frente a los aplausos y frente a las posibilidades de fracaso. Luego el grupo pone en común sus observaciones. Todos buscan sacar las consecuencias del ejercicio para la vida individual, grupal, social, etc.



5- La Máquina del Tiempo

- Objetivo:

Conocimiento, expresión de valores.

- Dinámica:

Cada persona debe pensar d qué escena de la historia de la humanidad le hubiera gustado ser testigo (5 minutos).
En subgrupos se comenta la escena elegida (Waterloo, Nacimiento o crucifixión de Cristo, descubrimiento de América), y por qué. En el subgrupo eligen la más interesante para compartir en plenario.(45 minutos) Puede trabajarse también cómo se imaginan la escena.


6- Un pariente especial

- Objetivo:

Conocimiento e Integración de las personas. Profundizar en la comunicación.

- Dinámica:

Cada persona debe pensar en un pariente suyo, muy especial (5 minutos). En subgrupos comentar por qué lo eligieron, qué admiran en él, etc. (30 minutos).
Se realiza un feed-back en plenario (30 minutos).

- Variante:

Cada subgrupo elige los dos más interesantes y los expone en el plenario.


7- CANASTA REVUELTA

- Fines:

Activación, Integración

- Descripción:

Todos los participantes se forman en círculos con sus respectivas sillas. El coordinador queda al centro, de pie.
En el momento que el coordinador señale a cualquiera diciéndole ¡Banana!, éste debe responder el nombre del compañero que esté a su derecha. Si le dice: ¡Naranja!, debe decir el nombre del que tiene a su izquierda. Si se equivoca o tarda más de 3 segundo en responder, pasa al centro y el coordinador ocupa su puesto.
En el momento que se diga ¡Canasta revuelta!, todos cambiarán de asiento. (El que está al centro, deberá aprovechar esto para ocupar uno y dejar a otro compañero al centro).




8- BAILE DE PRESENTACION


- Fines:

Conocerse a partir de actividades afines, objetivos comunes o intereses específicos.

- Materiales:

- Una hoja de papel para cada participante.
- Lápices.
- Alfileres o Maskin tape.
- Algo para hacer ruido: radio, cd, tambor o un par de cucharas.


- Descripción:

Se plantea una pregunta especifica, como por ejemplo: ¿Qué es lo que más le gusta del trabajo que realiza?, la respuesta debe ser breve, por ejemplo: "preparar el terreno para la siembra"; otro: "que estoy en contacto con la gente", otro: "que me permite ser creativo", etc.
En el papel cada uno escribe su nombre y la respuesta a la pregunta que se dio y se prende con alfileres en el pecho o en la espalda. Se pone la música y al ritmo de ésta se baila, dando tiempo para ir encontrando compañeros que tengan respuestas semejantes o iguales a las propias.
Conforme se van encontrando compañeros con respuestas a fines se van cogiendo del brazo y se continua bailando y buscando nuevos compañeros que puedan integrar al grupo. Cuando la música para, se ve cuántos grupos se han formados; si hay muchas personas solas, se da segunda oportunidad para que todos encuentren a su grupo.
Una vez que la mayoría se haya formado en grupos, se para la música. Se da un corto tiempo para que intercambien entre sí el porque de la respuestas de sus tarjetas; luego el grupo expone al plenario en base a que afinidad que se conformo, cual es la idea del grupo, porque eso es lo que más les gusta de su trabajo,)


9- ALBUM DE RECUERDOS


- Fines:

Se trata de acertar las cualidades de cada uno y conocer a los demás.

- Materiales:

Fotografía de pequeño de cada participante, cartulinas, bolígrafos.

- Dinámica:

Se reparten cartulinas entre los participantes, las cuales deberán doblarlas por la mitad, en una parte pegarán la fotografía, y en la otra escribirán datos de la infancia, tales como:
- Mi mayor travesura,
- Mi primer amor,
- Mi mejor regalo,
- Mis primeros amigos, etc.

Una vez hecho todos los álbumes, se barajarán y se repartirán a los participantes, se irán leyendo uno a uno y se mostrará la fotografía, entre todos se tratará de adivinar a quién pertenece el álbum.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:26 pm

Técnicas Facilitadoras

- Pausa

Esta técnica, que parece muy elemental, es una de las básicas para detener la acción en un determinado momento y llevar la conciencia a lo que está ocurriendo.
El procedimiento es sencillo: cuando suena una señal (Stop), detenemos la acción hasta que se vuelve a oír otra vez la señal para continuar. Uno se queda inmóvil y se observa a sí mismo. Es como si se congelara en la postura que estaba. Se puede hacer en cualquier momento: en plena danza, juego, comida, etc.
Para realizarlo es conveniente utilizar un instrumento de suficiente sonoridad, como una trompeta, un platillo o simplemente las manos (algo que se pueda llevar de un sitio a otro). No es aconsejable utilizar un silbato o un pito tipo policía dada la asociación que tiene con otras formas represivas de detener la actuación. El sonido de una campana no es lo suficientemente breve.
El coordinador puede llevar la atención a distintos aspectos. Puede sugerir, por ejemplo, observar el cuerpo, la postura, los músculos, la piel, etc. Puede ser un buen momento para localizar los puntos de tensión y las zonas relajadas, observar si uno está en disposición “abierta” o “cerrada”, si está energizado o inhibido, etc. Uno observa su propia respiración: si ésta es clavicular, abdominal o torácica; miedosa o relajada; profunda o superficial. Presta atención a los pensamientos, sentimientos o deseos que predominen, del tipo que sean.
La pausa se puede realizar con los ojos cerrados (tomando conciencia del mundo interno) o bien abiertos (observando lo que aportan los sentidos).
La pausa nos ayuda a comprender lo que ocurre en nosotros, sin juzgar ni hacer de buenos ni malos de nuestra película. Pero si juzgamos, también es útil darse cuenta del proceso mental evaluador. Algunos tendemos a analizar, evaluar y ponernos nota, diciéndonos, por ejemplo: “qué bien estoy”, “qué bien me está saliendo”, “qué mal está el de enfrente”, “qué mal me siento”, “no debería haber venido”.
Tomamos conciencia del diálogo interno, del sentimiento que predomina y del estado del cuerpo. Observamos si estábamos reviviendo el pasado, anticipando el futuro o viviendo el momento presente.
Al sonar de nuevo la señal se puede indicar que continúe la acción como si nada hubiera pasado. La pausa es también un buen momento para modificar la acción e iniciar una nueva actividad. En ocasiones permite terminar un juego cuando menos se espera. Otras veces se puede sugerir un cambio de actitud: por ejemplo colocarnos en el sentimiento opuesto al que experimentábamos, o continuar la acción más deprisa o más despacio, etc.
La pausa es un instrumento decisivo para los juegos en que se moviliza mucha energía, o incluso violencia. Mediante esta técnica podemos parar la acción en el momento que los límites de seguridad lo exijan.
Por eso es conveniente ensayarla varias veces. Puede ser motivo de risa, pero si la sugerimos con la suficiente fuerza superaremos estos jolgorios iniciales.
La pausa puede ser muy, poco o nada dirigida.
En este último caso, nos detenemos sin que nadie pronuncie palabra alguna. Como todas las técnicas, los recursos de la pausa pueden irse agotando.
Hay personas que se preparan para que no les pille en una mala postura. Por ello es útil hacer falsas pausas o varias seguidas.


- Dentro-Fuera

Este ejercicio consiste en centrar nuestra atención alternativamente en lo que ocurre dentro y fuera de nuestro cuerpo.
Nos interiorizamos de forma parecida a la explicada para la pausa y tras unos momentos de observación llevamos nuestra atención hacia el mundo exterior.
Esta técnica puede dirigirla el coordinador cuando se realice por primera vez, explicando que dentro significa observar lo que sucede de piel hacia adentro: sensaciones corporales, tensiones y zonas relajadas, respiración, sentimientos, pensamientos, etc. Fuera abarca todo lo que nos aportan los sentidos: lo que percibimos del exterior, vemos, oímos, olemos, saboreamos o tocamos.
De esta forma compensamos la tendencia que predomina en cada uno de nosotros. Los elucubradores pueden pasar horas enteras “dándoles vueltas al coco”, sin percatarse de si afuera hace sol, sombra, frío, calor, etc. Y a la inversa, los extrovertidos pueden estar todo el día pendientes del mundo exterior sin saber siquiera lo que sienten interiormente.
El dentro-fuera se puede utilizar sin cortar la acción, en un momento cualquiera. Una variante muy agradable es el PASEO MEDITATIVO, o PASEO DE ATENCIÓN, en el que cada pocos pasos nos centramos en nuestro interior o exterior.
Observamos una planta, el camino, un saltamontes, oímos el canto de un pájaro o sentimos el frescor del aire o la lluvia; y a continuación las sensaciones internas, para volver al exterior tras un intervalo. Paseamos lentamente, disfrutando de ambos mundos.
Este ejercicio puede ayudarnos además a eliminar ciertos hábitos. Si al fumar un cigarrillo, tomar un café o engullir comida, lo hacemos muy despacio y sintiendo las sensaciones de dentro y fuera, con seguridad fumaremos menos, tomaremos menos cafés o comeremos a menor velocidad, saboreando más la comida.


- Feed-Back

Mantenemos el nombre anglosajón de esta técnica por su difusión en el mundo terapéutico. Su traducción técnica es retroalimentación.
Consiste en expresar y compartir lo que uno ha sentido con respecto a sí mismo y al grupo.
Es muy útil al terminar un juego que ha requerido mucha implicación o al final del día, para recoger las experiencias más interesantes. De esta forma compartimos con el grupo lo que más nos ha sorprendido, gustado, preocupado, etc. en un determinado momento.

El feed-back puede ser:

a) no estructurado: dejando que el grupo exprese sin normas lo que ha sentido o experimentado;
b) estructurado: proponiendo frases incompletas. Por ejemplo: “yo he sentido....”, “he notado....”, “he aprendido que.....”, “me ha faltado.....”

Esta segunda opción es útil cuando los participantes se conocen poco o cuando se han hecho varios feed-backs no estructurados y queremos aportar una nueva sorpresa al grupo.
Es importante que quien hable lo haga en primera persona: “yo siento....”, “me he dado cuenta.....”, “he experimentado....”, “ahora estoy sintiendo...”, etc.
Se puede sugerir que compartan los sentimientos y experiencias de forma escueta, sin teorizar y sin evaluar a otras personas del grupo. Si el margen de tiempo del que disponemos no es amplio, es preferible no fomentar las réplicas ni discusiones.
Se puede realizar por parejas, en grupos pequeños o con todo el grupo sentado en círculo. Si el feed-back sigue a un juego, puede realizarse en grupos pequeños para que todos los participantes tengan tiempo de expresarse. Un feed-back de resumen de una tarde o día de juegos (u otras actividades) puede sugerirse a todo el grupo en círculo.
Esta técnica facilita mucho la incorporación de los más tímidos y en ocasiones aporta un toque de humildad a los que se creen únicos en la lucha con un problema o la realización de un logro. Uno se da cuenta de que hay mil maneras de vivir las cosas, que muchas dificultades y posibilidades propias lo son también de otras personas, etc.
Hay personas que utilizan con mucha frecuencia el “yo soy” o el “yo no valgo, no sirvo”, creando frases que implican una fijación con un especial estado de ánimo. Podemos sugerirles que las cambien por otras más dinámicas y momentáneas. Es muy distinto decir “he sentido timidez en tal momento” que “soy tímido”. “Me he sentido cariñoso con el grupo” no es lo mismo que “soy cariñoso con el grupo”. Es interesante quitarse las etiquetas que nos mantienen en una postura negativa o rígida con respecto a nosotros mismos.
Merecen respeto los fracasos que se comparte con el grupo, porque de ellos se aprende. No todo es euforia, energía o buen sabor de boca.
El feed-back resulta así un buen indicador para saber hasta dónde ha llegado la toma de conciencia.


- ¡Hacen falta voluntarios!

Para muchas personas representa un riesgo presentarse voluntario para un juego, sobre todo si el grupo es grande y esta petición se realiza desde un escenario, o si el grupo es pequeño pero los participantes se conocen poco.
Podemos comenzar a pedir voluntarios con una breve introducción sobre lo que representa correr riesgos. Una fórmula de comienzo consiste en pedir que salga el que menos tiene pensado salir. Cuando ya ha salido alguno, podemos pedir los aplausos del público, y decirle al voluntario que ya ha cumplido, pues lo que se pedía era “salir voluntario”.
También podemos preguntarle qué siente. O decir al grupo que ese voluntario no nos sirve porque realmente no pensaba salir, y que ahora necesitamos otro para actuar en público.
Para aumentar el efecto, podemos sentar en un escenario a los que han ido saliendo y dirigirnos al resto del grupo pidiendo nuevos voluntarios. Este truco se puede llevar a extremos inverosímiles: “necesitamos una persona que desde el principio haya pensado no salir. Es un buen momento para que aproveche esta última oportunidad que se le brinda de romper sus moldes y actuar para los demás”.
Tras ello podemos pedir a cada persona que observe qué ha sucedido en su interior, por qué ha decidido presentarse como voluntario o no hacerlo, si ha salido por quitarse la angustia de esperar (estos suelen ser los primeros) o por quedar como heroico triunfador, o si no ha salido por el recuerdo de otra ocasión en que le fue mal, etc.
Importante: si este juego se lleva muy lejos habrá que estar preparado por si se da en algún miembro del grupo un verdadero estado angustioso. No conviene utilizar este truco en su máxima expresión cuando el grupo aún se conoce muy poco. Y si lo hacemos es conveniente realizarlo de forma sutil y breve, a riesgo de aumentar la ansiedad grupal.


- Cambio de Nombre

“Nuestro nombre está íntimamente unido a nuestra vida, a nuestra forma de actuar y al papel social que desempeñamos. Está unido a nosotros de igual forma que nuestros hábitos. Pero, como jugar un rato puede significar un cambio en nuestra vida, podemos de paso cambiar nuestro nombre.”
Ésta podría ser una forma de presentar un cambio de nombre. Pero no hace falta ser tan racional. Basta muchas veces preguntar: “¿Les gustaría llamarse de otra manera durante un rato?”
Un buen momento para cambiar de nombre es aquél en que los participantes ya han tomado contacto con sus nuevas aspiraciones y pueden escoger un nombre que las represente o que les sugiera una nueva forma de vivir. También puede realizarse al comienzo de un juego, en una fiesta fantástica o en cualquier otro momento.

Rituales y variantes:

Para cambiar el nombre podemos utilizar diversos rituales:

- Sentados en círculo decimos el nuevo nombre y la razón para haberlo escogido.
- Expresamos el nombre corporalmente, con mímica, en el centro del círculo mientras los demás intentan acertarlo.
- Salimos al centro del círculo y expresamos con un gesto o actitud el nuevo nombre. Inmediatamente después todo el grupo reproduce la acción con el mismo gesto, palabras y entonación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:27 pm

Juegos para energetizar, activar, sensibilizar

1- Danza de Activación

- Material:

Música marchosa bailable.

- Fines:

Energetizar, mímica.

- Descripción:

Se propone un baile y vamos parando la música de cuando en cuando para realizar algunos ejercicios energetizantes, que podemos ensayar previamente para no interrumpir la danza con explicaciones. Tras cada parada, se pueden dejar unos instantes de descanso. Luego suena de nuevo la música para que cada cual baile por su cuenta durante un rato.

- Ejemplos de ejercicios:

1) Los participantes se emparejan o colocan uno al lado del otro y corren sin apenas moverse del sitio, simulando que disputan el sprint final de unos 100 metros lisos reñidísimos. Pueden expresar sonidos.
2) Se les dice que la pared de la sale cae sobre nosotros. Hay que sostenerla empujando con todas las fuerzas, apoyando la palma en la pared.
3) Los participantes se colocan junto a una pared de la sala. Allí, voluntariamente salen de uno en uno corriendo, bailando o andando de la forma más curiosa o estrambótica posible. Los demás imitan al que ha salido. Conviene cortar varias veces este ejercicio para seguir bailando hasta que todos han sido imitados.
4) Pedimos a los participantes que formen rápidamente pareja con alguien de la misma talla o fuerza. Apoyan las manos en los hombros de los compañeros y empujan intentando arrastrar al otro hacia atrás. Pueden emplear rugidos y sonidos para impresionarle.
Estos ejercicios se prolongan en la medida en que el grupo necesita más o menos energetización.

- Variantes:

En las pausas se pueden hacer todo tipo de ejercicios y juegos energetizantes que propongan los miembros del grupo.


2- Leo tu Espalda

- Material:

Pegatinas (postig) o tarjetas con alfileres.
- Fines:

Activar. Energetizar. Movilizar.

- Descripción:

Este juego se puede hacer dividiendo al grupo en parejas o bien una pareja actúa delante de todos.
Se escribe una palabra distinta en cada tarjeta y se cuelga o pega en la espalda de los participantes sin que éstos la vean.
Se trata de leer lo que pone en la espalda del compañero. Uno debe impedir que lean su tarjeta e intentar ver la del que tiene enfrente. Es más difícil de lo que parece, sobre todo si se juega sin poder tocar al contrincante.


3- Baile de la Escoba

- Material:

Música bailable y de estilos distintos. Una escoba o palo decorados con lazos o trapos.

- Fines:

Energetizar. Caldear el ambiente si la gente se conoce poco.

- Descripción:

Es un baile muy conocido que moviliza muy bien al grupo y facilita el conocimiento rápido de los participantes. Admite además muchas variantes inusitadas, prendas y premios. Puede utilizarse tanto al comienzo como en un momento cualquiera en que se necesite activación.

Una forma de introducirlo puede ser: “¡Atención!, vamos a realizar el conocidísimo y famosísimo baile de la escoba. ¿Alguien no lo conoce?
Bien, pues para los que nunca lo hayan bailado, allá va una breve explicación: todos vamos a bailar en parejas. ¡A ver! Vayan formando parejas. ¿Ya está? Bien, todos tenemos pareja, excepto una persona (si son pares, el coordinador es esa persona), o mejor dicho, sí que tiene pareja: ¡la famosísima Srta. Escoba!”.
“En el instante en que se detenga la música y se oiga: ¡cambio de parejas!, todos lo hacemos con gran rapidez para no quedarnos solos, porque si no bailaremos con la escoba”.
Puede además pagarse una prenda, siendo preferible que estas prendas se dejen para el final a fin de no cortar el baile.

- Variantes:

La descripción anterior es una variante más movida que la tradicional de irse pasando la escoba y que pague prenda el que la tenga cuando cese la música.

- Nota:

El que está a cargo de la música puede jugar a hacer más largos o más cortos los períodos de baile, buscando el factor sorpresa. Puede bajar el volumen de la música para que la gente crea que ya está a punto de acabar, volviéndolo a subir poco después.



4- Formar Parejas

- Materiales:

Pegatinas o tarjetas con alfiler. Se dispondrán de forma que haya en total dos soles, dos lunas, dos rosas, etc. (mejor usar dibujos que palabras)

- Descripción:

Se pegan o cuelgan las tarjetas en la espalda de los participantes sin que éstos puedan verlas. Luego se les invita a que, sin palabras ni gestos, encuentren a su pareja, para lo cual han de descartar a todas las demás. A medida que las parejas se van encontrando, resulta más sencillo para el resto del grupo.

- Variantes:

Si el grupo es muy grande, el juego puede resultar larguísimo, por lo que pueden permitirse gestos.

- Nota:

Una vez formadas las parejas se puede aprovechar para realizar un juego de parejas, como los que se describen más adelante.


5- La Fotografía

- Material:

Vendas para los ojos

- Fines:

Crear confianza. Fomentar la sensibilidad no visual. Darnos cuenta de lo que podemos ver en un segundo, si nos fijamos bien.

- Descripción:

Este juego es una variante del ciego y el lazarillo. Durante el paseo el lazarillo busca una vista agradable, una flor, un insecto, las ramas de un árbol, un cuadro, etc. Cuando ha escogido el encuadre fotográfico, coloca en posición la cabeza del “ciego” y le avisa: “¡Foto!”, mientras le arieta durante un segundo la mano. Al sentir el apretón, y mientras dure éste, el “ciego” abre los ojos.
De esta forma obtiene una impresión fotográfica del paseo.

- Nota:

Conviene hacer pocas fotos y bien seleccionadas. Es un juego ideal para practicar al aire libre.


6- Comer – Sentir

- Material:

Una manzana por participante u otras frutas, bien limpias y agradables a la vista, o un vaso de jugo o té.

- Fines:

Sensibilización.

- Descripción:

En algún momento tranquilo (por ejemplo, tras una relajación) se invita a que los participantes, sentados en círculo, cierren los ojos y adopten una actitud receptiva.
Colocamos las manzanas u otras frutas en el centro del círculo y, tras pedir al grupo que abra los ojos, se les sugiere que “se dejen llamar por una de las frutas” y entren en contacto con ella de una forma mucho más profunda y conciente que lo habitual.
Elegimos una fruta y utilizamos todos los sentidos para percibirla. Podemos mirarla detenidamente, olerla, pesarla, percibirla al tacto, jugar con ella, o incluso imaginar la historia de este ser vivo hasta que llegó a nosotros. Después la mordemos y masticamos respetuosamente, procurando percibir todos los matices de cada mordisco.

- Variantes:

Podemos hacer lo mismo con una bebida, caliente o fría según la época del año. En este caso, todo el ejercicio de sensibilidad se puede hacer con los ojos cerrados si alguien va colocando los vasos en las manos de las personas del círculo. Si es invierno podemos hacerlo con diferentes tisanas, que vamos pasando de un participante a otro para sorprenderlo con diferentes sabores. Si es verano podemos hacer lo mismo con vasos de diferentes jugos de frutas. Podemos confeccionar mezclas de tisanas o de jugos –procurando que el resultado sea agradable- para averiguar los ingredientes.


- Nota:

Tras experimentar todas estas sensaciones podemos compartirlas con los demás. Nos sorprenderá la variedad de experiencia que aporta el comer o el beber lenta y concientemente, a diferencia de lo que sentimos cuando engullimos con rapidez nuestras comidas habituales.


7- Buscando Caras:

- Material:

Vendas para los ojos de todos los participantes.

- Fines:

Sensibilización. Concentración. Comunicación interpersonal. Crear confianza.

- Descripción:

Los participantes se sientan por parejas, en silencio, y examinan cuidadosamente la cara de la persona que tienen delante. Observan todos sus detalles. Primero visualmente y luego con las yemas de los dedos. A fin de mantener el factor sorpresa es importante no revelar los siguientes pasos a los jugadores, que deberían ser 20 o más para que el juego fuese interesante. Después de examinar la cara del compañero, se vendan uno al otro los ojos y, tras un rato de andar por la sala, uno de los miembros de la pareja tiene que descubrir al otro del resto del grupo a través del tacto. A continuación, los que buscaron explican los rasgos que les permitieron reconocer al compañero.
Es interesante repetir este juego para que todo el grupo pueda realizar ambos papeles.

- Variantes:

A) Se puede comenzar directamente con los ojos cerrados y posteriormente realizar la búsqueda del compañero con los ojos abiertos o cerrados.
B) Sólo un componente de la pareja lleva los ojos vendados.
C) Este ejercicio se puede realizar también observando las manos o todo el cuerpo del compañero, según el grado de implicación del grupo.
D) Otra opción es que los que examinan, mientras lo hacen, completen en voz alta la frase: “Noto que...”, por ejemplo: “Noto que tu cabello es fino”, “noto que tienes las mejillas calientes”, etc.
E) Otra variante es no tocar sino oler, sintiendo todas las sensaciones que ese olor nos produce. Los participantes, con los ojos cerrados o vendados, evitan tocarse (ni siquiera con la nariz), y huelen al compañero. Después de un rato de paseo solitario buscan a su pareja mediante el olfato.



8- Exploración a ciegas:

- Material:

Se pueden utilizar vendas para los ojos.

- Fines:

Despertar la sensibilidad, lograr confianza en el grupo, crear relaciones corporales entre los participantes.

- Descripción:

Disminuimos la luminosidad de la sala, o realizamos el juego al anochecer, al aire libre. Los participantes cierran los ojos. Se les sugiere que se muevan lentamente y entren en contacto consigo mismos, con su respiración, con la forma de apoyar los pies en el suelo, y por último que exploren con detenimiento la zona. Tienen que estudiar todo lo material que hay en ella, utilizando todos los sentidos posibles excepto la vista. Tras un intervalo de exploración se les sugiere que pueden explorar las manos de las personas que vayan encontrando. Cada cierto tiempo se les dice que busquen otras manos. El juego puede terminar sugiriendo que intenten unir el grupo dando cada mano a una persona diferente.

- Variantes:

a) cuando se exploran las manos podemos pedir al grupo que jueguen con ellas, que se muestren enfadados, dulces, nerviosos, o que expresen otros sentimientos.
b) Se puede realizar el ejercicio tocando la cara o todo el cuerpo, según el nivel de implicación que permita el grupo.
c) Podemos dar la consigna de que busquen a alguien con los pies, el cabello, las manos, la nariz... del mismo tamaño que los suyos. O alguien con la misma temperatura de mejillas.
d) En la exploración corporal podemos dedicar un buen rato a todos los sentidos, uno cada vez. Es decir, exploraremos solamente con el olfato o el gusto, el oído o el tacto, dejando la vista para el final.
e) Podemos finalizar el juego de muchas formas distintas. Una de las más implicadas consiste en pedir que cada uno busque la persona que más le ha agradado en la exploración. Aquélla cuyas manos, olor u otra sensación corporal más le haya gustado. Y, finalmente, abrir los ojos.

- Nota:

Este ejercicio requiere posteriormente un intervalo de calma, relajación, comentario por parejas o feed-back grupal al final.
Algunas personas no soportan fácilmente el contacto corporal a ciegas. No hay que forzar a nadie, pero tampoco fomentar que la mayoría de los participantes abandonen. De todos modos, conviene prevenir la aparición de ansiedades.


9- Regala una sensación

- Material:

Distintos objetos capaces de ofrecer sensaciones variadas en su contacto con el cuerpo. Si lo realizamos al aire libre, la propia naturaleza puede aportar esos objetos.

- Fines:


Sensibilización corporal.

- Descripción:

Se puede realizar al aire libre si la temperatura es agradable. Si no, podemos hacerlo en una sala de ambiente cálido.
Dividimos al grupo en dos subgrupos iguales. Los que van a recibir las sensaciones se colocan en postura cómoda, con los ojos cerrados, silenciosos y receptivos. Los que regalan sensaciones buscan o se reparten los objetos con qué darlas.
Las sensaciones no tienen por qué ser necesariamente agradables. Podemos hacer oler un zapato y luego un puñado de romero. O tocar la piel con una rama áspera y luego con una pluma. Se regalan sensaciones, pero éstas no son o no se reciben siempre como gratificantes. Podemos echar agua o tierra mojada, o embadurnar con arcilla a la otra persona, etc.
Los que regalan sensaciones van pasando por distintos receptores de manera que todos ellos tengan ocasión de percibir las diferentes experiencias.
Si queremos que el juego sea relajante, bien por el momento que atraviesa el grupo, la hora del día o cualquier otra razón, escogeremos sólo sensaciones agradables.

- Variantes:

Medio grupo actúa como receptivo y se coloca en círculo con los ojos cerrados, estirando en el suelo o sentado. El otro medio, con los ojos abiertos, da vueltas alrededor. A una señal del coordinador, los que giran se acercan a la persona que tienen más próxima y, dejándose llevar por lo que le sugiere, le acarician o tocan. A una nueva señal el grupo vuelve a dar vueltas. Esto se puede repetir varias veces.
Si existe mayor implicación en el grupo, los que giran pueden buscar a la persona que más les apetezca para ofrecerle sensaciones. Se advierte a los receptores que traten de estar realmente receptivos y no intenten saber quién les está tocando, sino simplemente estar atentos a las sensaciones. Tras recibirlas durante un rato sin saber de quién proceden, dicen con la mayor claridad posible y manteniendo los ojos cerrados cómo se han sentido, de modo que el regalador de sensaciones recibe una información verbal a cambio de otra no verbal.


10 - ¡LEVÁNTESE Y SIÉNTESE!


- Fines:

Animación, Concentración.


- Descripción:

Todos sentados en círculo. El coordinador empieza contando cualquier historia inventada. Cuando dentro del relato dice la palabra "quien" todos se deben levantar, y cuando dice la palabra "no", todos deben sentarse.
Cuando alguien (no se levanta o no se sienta en el momento en que se dice "quien" o "no", sale del juego o da una prenda.
El coordinador puede iniciar la historia y señalar a cualquier participante para que la continúe y así sucesivamente.
El que narra la historia, debe hacerlo rápidamente para darle agilidad; si no lo hace, también pierde.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:27 pm

Juegos de Atención, interacción y Entretenimiento

1- Tú eres el jefe

- Material:

Vestimenta, amuletos y objetos de poder distintivos de jefe de tribu, pero no son imprescindibles.

- Fines:

Atención, Concentración, Frustración.

- Descripción:

Este juego es una prueba de atención utilizada por las antiguas tribus indias para iniciar como guerreros a los adolescentes.
Se trata de llegar sigilosamente hasta donde está el jefe y tocarle en la espalda. El que lo logre ocupará su puesto.
El ritual consiste en que todos los aprendices de guerrero se sitúan en una fila y el jefe de la tribu se sitúa en frente de ellos. Mirándolos a todos, elije a uno de ellos y le dice solemnemente señalándole con el dedo: “tú puedes ser el jefe”. Acto seguido se aleja, se agacha rostro a tierra y con los ojos cerrados escucha para poder detectar por donde viene el aprendiz de guerrero. Si nota algún ruido, apunta con la mano hacia su procedencia y dice: ¡alto, te escuché! Si la dirección de la mano es correcta, el aprendiz de guerrero descubierto vuelve a la fila con los demás, reconociendo en voz alta: “tu eres el jefe”. Si el aprendiz de guerrero no es señalado por el dedo o la mano, no tiene por qué detenerse y puede seguir su sigiloso camino hasta tocar la espalda del anciano guerrero, el cual, al reconocer que ha llegado al final de su carrera, le otorga los poderes y le convierte en jefe, volviendo a comenzar el ciclo y el juego.
En algunas tribus, no sólo se decía: “Te escuché!” sino que se disparaba una flecha contra el que venía, por lo que el juego era mucho más arriesgado.


2- Me has dado!

- Material:

Mantas u otros objetos que señalen un pasillo. Un instrumento acústico: una campana, un gong o una cacerola.

- Fines:

Atención. Concentración. Frustración.

- Descripción:

Se van colocando escalonadamente de uno a cuatro guerreros con los ojos vendados junto a un pasillo de un metro de ancho y de la longitud de que la sala o el lugar permitan. El número de guerreros dependerá de dicha longitud. Se trata de que los sensibles y ciegos guerreros que custodian el camino vigilen el paso del resto del grupo, que intentará llegar sigilosamente hasta la campana del final para hacerla sonar. Cada uno de los guardianes puede señalar con el dedo el sitio por donde cree que se aproxima alguien diciendo: “¡alto!”. Quien sea señalado certeramente deberá reconocer: “me has dado” y volver al punto de partida. Si no, sigue avanzando y sorteando todos los obstáculos hasta llegar al final y hacer sonar la señal.


3- La regla del juego:

- Fines:

Interacción grupal. Imaginación. Divertimento. Comunicación. Útil cuando el grupo se conoce poco.

- Descripción:

Se juega en círculo. Una persona sale y las demás escogen una regla. Cuando vuelve trata de averiguar cuál es esa regla haciendo preguntas a las personas del círculo. Para comenzar, una buena regla del juego puede ser: responder a todas las preguntas como si fueras la persona de tu derecha. Otra regla podría ser: todas las mujeres mienten y todos los hombres dicen la verdad.

Las reglas pueden ser difíciles o simples según la edad y experiencia de los jugadores. Pueden ser visuales (rascarse la cabeza o la nariz antes de contestar a cada pregunta) o estructurales (cada respuesta comienza con la letra siguiente del alfabeto).


4- Pasar la Frontera

- Fines:

Atención. Entretenimiento.

- Descripción:

Los participantes sentados en círculo van diciendo uno por uno: “yo pasaría la frontera...” y cada uno agrega lo que quiera. La clave está en que sólo pasan la frontera aquellos que digan algo que sea cierto para la persona que tienen a su izquierda. Si el que tienes a tu izquierda lleva zapatillas, tiene un niño en brazos, bosteza o se toca la nariz, seguro que pasas la frontera en zapatillas, o con un niño en brazos, o bostezando o tocándote la nariz.


5- Las recibo paralelas. Las doy cruzadas.

- Material:

Dos objetos largos y manejables: dos palos o dos agujas de tejer.

- Fines:

Atención. Entretenimiento.

- Descripción:

Podemos iniciar directamente este juego sin hacer ninguna introducción, con los participantes sentados en círculo. Basta decir que el juego tiene una clave que hay que encontrar.
El animador recoge los palos que previamente habrá dejado en manos del que tiene a su izquierda y los pasa al que está a su derecha diciendo: “las recibo paralelas, las doy cruzadas”, pero sin que necesariamente coincida la posición de los palos con sus palabras. Por ejemplo: puede recibir los palos cruzados y decir: “las recibo paralelas...”.
Lo de cruzadas y paralelas no se refiere a los palos sino a la postura en que tiene las piernas al recibirlos o darlos, postura que cambiará muy cuidadosamente para que no se percate l resto del grupo. Mientras tanto moverá las manos, agitándolas ostensiblemente, de forma tal que la atención de los participantes vaya a parar a ellas, pareciendo que la clave está allí.
El siguiente jugador repite la operación. Si no ha adivinado la clave, seguramente fallará. El adivinador confirma a cada uno si ha acertado o no. El juego acaba cuando todos han comprendido la clave, aun a costa de hacer muy ostensibles los cruces de piernas.


6- Palabras sin relación.

- Fines:

Atención. Entretenimiento.

- Descripción:

Se forma un círculo y cada uno dice una palabra de manera que la del anterior no tenga nada que ver con la suya. Todo el grupo hace de juez para decidir si la palabra está asociada o no al anterior. En cuanto se pille la asociación, el jugador queda fuera del juego o paga prenda.

- Variantes:

Se puede jugar también a la inversa, de forma que la palabra que uno dice tenga que ver, de una forma u otra con la que ha dicho el anterior, pero sin que se repita ninguna.


7- Plin-clis-pum-plaf-plom.

- Fines:

Atención, Entretenimiento.

- Descripción:

Todos tienen que reproducir lo que haces con la mano. Por ejemplo, señalándote cada uno de los cinco dedos, dices “plin-clis-pum-plaf-plom”. Todos los demás intentarán reproducir tus gestos y sonidos con la máxima fidelidad.
Pero la clave real es que antes de empezar has guiñado un ojo o has sonreído o has hecho un gesto en que la gente no suele reparar.


8- El clic y el clac

- Materiales:

Dos objetos cualesquiera diferentes entre sí.

- Fines:

Atención. Entretenimiento. Mimo.

- Descripción:

Con los participantes sentados en círculo, el que hace de madre entrega un objeto cualquiera al que tiene a su derecha y dice: “esto es un clic”. El que lo recibe pregunta a la madre: “¿un qué?”, y la madre responde: “un clic”, a lo que el otro contesta: “¡ah, gracias!”.
A continuación el segundo jugador le pasa el objeto al tercero diciendo lo mismo: “esto es un clic”, el tercero pregunta al segundo: ¿un qué? Y éste a su vez le pasa la pregunta a la madre: ¿un qué? Y ésta responde: “un clic”. Es segundo le dice al tercero “un clic”, a lo que éste responde: “¡ah, gracias!”. Y así sucesivamente, con lo que la cadena se va complicando.
Tras haberlo practicado varias veces se puede empezar primero por la derecha (con el clic) y luego por la izquierda (con el clac), por lo que las preguntas y respuestas van avanzando hasta cruzarse y llegan continuamente a la madre por ambos lados.

- Variantes:

Cuando un grupo sea experto en este juego, la madre puede ir diciendo: “esto es un clic” con gestos y entonaciones distintas cada vez. Los demás deben intentar reproducirlas con la mayor perfección posible.


9- EL BUM


- Fines:

Animación, Concentración.

- Descripción:

Todos los participantes se sientan en círculo, se dice que vamos a enumerarse en voz alta y que todos a los que les toque un múltiplo de tres (3- 6- 9- 12, etc.) o un número que termina en tres (13- 23- 33, etc.) debe decir ¡BUM! en lugar del número; el que sigue debe continuar la numeración. Ejemplo: se empieza, UNO, el siguiente DOS, al que le corresponde decir TRES dice BUM, el siguiente dice CUATRO, etc.
Pierde el que no dice BUM o el que se equivoca con el número siguiente. Los que pierden van saliendo del juego y se vuelve a iniciar la numeración por el número UNO. La numeración debe irse diciendo rápidamente; si un compañero se tarda mucho también queda descalificado. (5 segundos máximos).
Los dos últimos jugadores son los que ganan.
El juego puede hacerse más complejo utilizando múltiplos de números mayores, o combinando múltiplos de tres con múltiplos de cinco por ejemplo.


10- EL DETECTIVE

- Fines:

Juego de atención. Fomentar el sentido del oído.

- Descripción:

Se designa un jugador que se sitúa en la entrada de la zona de juegos, de espaldas a los demás ocupantes y eventualmente con los ojos vendados. Es el detective.
El coordinador traba conversación con todos los jugadores, haciéndoles hablar con claridad uno tras otro. Bruscamente grita "¡Alto!" y pregunta al detective:
¿Quién es el último que ha hablado?". Si el detective acierta a la primera, el jugador identificado ocupa su puesto; y si no, la conversación continúa. Se permiten tres intentos.
Si a la tercera vez el detective se equivoca de nuevo, paga prenda, y otro jugador ocupa su puesto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:28 pm

Varios juegos para interacción, confianza y comunicación.

1- Mil voces, mil mundos.

- Fines:

Conciencia. Energizar. Sorprenderse a si mismo y a los demás. Ejercicio de voz.

- Descripción:

Paseamos por la sala y siguiendo las instrucciones del coordinador nos decimos mutuamente en mil formas diferentes “buenos días” unos a otros. Buenos días afectuosos, automáticos, falsos, enfadados, etc. Hacemos lo mismo con la palabra “adiós”. Un adiós de despedida drástica, de “me quiero quedar contigo”, coqueto, seco, de mamá, de niño, etc.
Buscamos las mil formas en que una palabra como “sí” o “no” puede ser dicha: un sí de seguridad, de timidez, falso, honesto, discreto, etc.

- Variantes:

En este juego pueden utilizarse muchas frases habituales: “no quiero”, “hola”, “dime”, “qué hora es”, etc.

- Nota:

El coordinador debe cambiar con rapidez las consignas para que el ejercicio sea ameno y energizante. Conviene que lo prepare con antelación.

2- Es Obvio

- Fines:

Aumentar la confianza en el grupo y darnos cuenta de cómo vemos a otras personas. Es un buen juego para romper el hielo.

- Descripción:

Si el grupo es muy grande, habrá que dividirlo en grupos de 4 o 5 personas que formarán pequeños círculos. En estos subgrupos se elige a una persona a la que, tras observarla concienzudamente, todos dedicarán una frase cuyo comienzo es: “es obvio que tú...”. Debe ser algo realmente obvio, que se pueda ver desde lejos.
Cuando todos hayan dicho la frase, le dedican otra que comienza por “veo que tú...”. Aquí se le puede decir algo que puede habernos pasado desapercibido pero que vemos al aproximarnos más.

Cuando todo el círculo haya completado la frase, iniciamos una nueva ronda con: “imagino que tu...”. En esta última fase se admite cualquier pensamiento que nos pueda despertar la otra persona.
Luego se le pregunta si es cierto lo que hemos dicho y se discute la experiencia. Se hace lo mismo con las demás personas del grupo. Volvemos otra vez a formar el grupo general y efectuamos una ronda con la frase “he descubierto...”.

- Variante:

Para mostrar lo superficial del conocimiento: el coordinador introduce que puesto que el grupo viene compartiendo experiencias hace un tiempo, van a entrar en acción a partir de eso que cada uno supone saber de los demás. Se arman subgrupos de 6 personas, un grupo sale al medio y un compañero dirá lo externo que sepa de su compañero de la derecha y así irán diciendo todos, algo de sus compañeros. Una vez terminada la presentación de este grupo, saldrá otro y hará lo mismo, hasta terminar, así todos los grupos. En la resonancia se trabaja de cómo se presentaron y de lo poco que dijeron a pesar de llevar tanto tiempo juntos. Los integrantes del grupo analizarán qué les pasó a ellos mismos. El coordinador pide también qué les dice a ellos lo que observaron y cómo se sintieron al presentarse.


3- Cuchicheo Chino

- Fines:

Es un buen ejercicio para finalizar y también para romper el hielo. Favorece el contacto y la comunicación.

- Descripción:

Se invita a que los participantes se comuniquen entre sí todo lo que deseen, pero nunca directamente.
Cuando ven a alguien al que quieren comunicar algo, le envían el mensaje por medio de otra persona y al mismo tiempo sirven de mensajeros para otros.

- Variantes:

a) Los mensajes también pueden ser por escrito. Esta variante es muy útil cuando se realiza en un grupo grande. Hay que tener preparados abundantes lápices y hojitas de papel.
b) En este juego podemos ir variando la velocidad “más despacio, más deprisa”, tanto en moverse por la habitación como en dictar y transmitir los mensajes.


4- Adivina quién lo dijo

- Fines:

Aumentar la confianza en el grupo. Aprender a dar y aceptar frases cariñosas. Sociabilidad.

- Descripción:

Se juega en círculo. Una persona sale de la habitación. Los demás dicen una frase sobre el que se ha ido, tratando de que ésta se base en algo que sólo ellas saben sobre la persona que está afuera.
Cuando vuelve, se sienta en medio del círculo y distintas personas le repiten todas las frases, una tras otra. Tiene que intentar acertar quién dijo cada una.
El coordinador sugiere que las frases sean positivas.


5- La Palabra Mágica

- Materiales:

Lápices y hojitas de papel.

- Fines:

Imaginación. Comunicación. Interacción Grupal. Divertimento.

- Descripción:

El coordinador dice lentamente y haciendo resaltar mucho sus palabras: “Soy un mago, y con mi magia les voy a arrebatar todas las palabras. Pero como me siento generoso puedo devolverles cuatro palabras a cada uno; pueden elegir esas cuatro palabras, que serán las únicas que podrán utilizar de ahora en adelante. Búsquenlas con esmero”.
A continuación reparte papeles y lápices para que todo el mundo escriba sus palabras.

El mago continúa diciendo: “Busquen un compañero. Pueden comunicarse con él utilizando sólo las cuatro palabras, y gestos.” Aquí se deja un buen rato para que los participantes se comuniquen. “A partir de ahora, como sigo sintiéndome generoso pueden utilizar sus cuatro palabras y las cuatro de su compañero”.

“Ahora busquen otro compañero y comuníquense con esas ocho palabras”. Los participantes irán anotando las nuevas palabras en su papel. Se comunicarán con ellas.
El mago repetirá la operación hasta que todo el grupo haya hablado entre sí (si son muchos, basta con repetirlo cuatro o cinco veces).

Una forma interesante de finalizar es que cada participante escriba un poema con todas sus palabras. Este poema puede recitarse en grupo, aplaudiendo entre todos y haciendo mucho jolgorio tras cada intervención.


......

6- El Anuncio

- Material:

Lápices y rotuladores de varios colores, cartulinas y materiales necesarios para elaborar un buen anuncio.

- Fines:

Autodescubrimiento. Superar timideces y aprender a auto valorarse. Aumentar la confianza grupal.

- Descripción:

Diseña una campaña publicitaria para venderte como amigo. Utiliza un anuncio en el que describes tus virtudes y consigue que alguien te compre. (Por ejemplo: “Está usted solo? Desamparado, Frustrado? Martín: la solución a sus problemas!!”. “Amistad Eterna con: Clara!”.

- Variantes:

a) El juego se realiza en silencio y con la única ayuda de un anuncio de pocas palabras (el número lo puede fijar el coordinador). En este caso el coordinador puede leer los anuncios y el resto del grupo tratar de averiguar quién es su autor.
b) También se puede realizar con todos los materiales que al anunciante se le ocurran: disfraces, pegatinas, cuadros manuales, eslóganes, etc.
c) Puedes venderte como discípulo, maestro, esclavo, amante, padre, hijo, vendedor, etc.
d) Cada jugador realiza la campaña de otra persona.
e) Otra variante es “Vendo mi cuerpo”: Imagínate que estás en un mercado y tienes que pregonar las inmejorables cualidades de tu cuerpo, resaltando tus mejores facetas para que el público se quede prendado de él y lo compre. Puedes animar a que toquen la mercancía y comprueben su calidad. Esta variante se puede realizar por parejas o en subgrupos de 4 o 5 personas, de manera que uno tras otro (o ala vez), vendan su cuerpo y luego comenten lo que han sentido. Otra posibilidad, más comprometida, es realizarlo en grupo. Se pide un voluntario que haga de agente comercial y ensalce sus cualidades, mostrándolas a los demás. En este caso, la mercancía observa pasivamente la publicidad y venta, sin poder decir nada.

- Nota:

Es preferible que los jugadores se conozcan previamente. No es un buen juego introductorio, pues puede crear excesiva ansiedad en algunas personas.


7- Sherlock Holmes

- Material:

Lo que llevamos en los bolsillos o carteras: objetos personales. Lápices y papeles.

- Fines:

Conocer a los demás. Puede ser un juego introductorio.

- Descripción:

Las cosas que llevas en los bolsillos o carteras reflejan de una forma u otra tu personalidad.
Los participantes dejan en silencio, cada uno en un montoncito, todo lo que llevan en los bolsillos, u objetos personales sencillos, sin fijarse en los demás (para ello puede sugerirse que cierren los ojos). Se procura que cada montón quede independiente y no se mezcle con el del vecino. El juego es mudo, pues son los objetos los que “hablarán” por nosotros.
Luego, en una hoja de papel, cada persona anota sus deducciones, montón por montón, intentando adivinar todos los rasgos personales que pueda.
Se comparten las deducciones con el grupo, colocando un montoncito en el centro del círculo y opinando sobre él.

- Notas:

Es importante no saber quién es el dueño de cada montón.


8- Subasta de Palabras

- Material:

Un papel y un lápiz por persona. Las hojas pueden haber sido recortadas con formas divertidas.

- Fines:

Advertir los valores de cada persona.

- Descripción:

El coordinador muestra una serie de cartones. En cada uno de ellos aparece escrita una palabra. Todas estas palabras se leen primero y más tarde se procede a subastarlas. Cada persona dispone de cien puntos para gastarlos y no puede seguir pujando una vez consumidos éstos. Cuando finaliza la subasta, los participantes forman un círculo y explican por qué es tan importante para ellos aquella palabra y en qué medida afecta a sus vidas.

La hoja de papel se reservará para anotar el número de puntos que llevamos gastados. Las listas de palabras pueden ser muy variadas: pueden ser cualidades, sentimientos o incluso personajes. En el caso de que sean personajes se puede organizar con ellos una fiesta.

- Variantes:

Aún es más completo si cada uno de los participantes aporta uno o varios sentimientos, cualidades, etc. para formar la lista con la que se va a jugar.

9- Dibujo Compartido

- Material:

Cartulinas o papel afiche. Pinturas de colores.

- Fines:

Conciencia. Observarnos al compartir.

Descripción:

Colocamos la cartulina o el papel en el centro de la sala para que todos los participantes puedan dibujar a la vez.
Se puede dejar al grupo a su libre albedrío o irle dando instrucciones:

a) Hacemos una pausa o alguna dinámica de relajación indicando que se levanten, tomen distancia, recorran la sala, respiren profundo y reanuden luego el dibujo.
b) Vamos girando el papel para que unos continúen el dibujo de otros. Si formamos varios subgrupos, al finalizar podemos exponerlos y comentar los dibujos de los demás, fijándonos en la distribución del espacio, el colorido, si los dibujos se entrecruzan con armonía o si por el contrario son autónomos y desligados de lo que les rodea, si son avasalladores, etc.

Un dibujo compartido puede expresar con claridad la situación del grupo y los diferentes caracteres de los participantes.


10- Regalos

- Material:

Una pizarra o lápices y hojas de papel.

- Fines:

Crear confianza. Aprender a dar y recibir frases de aliento o sugerencias.

- Descripción:

a) Si disponemos de una pizarra grande, hacemos secciones para cada persona donde, junto a sus nombres, anotamos frases o dibujos alusivos a ellas y que nos parezcan de su agrado. También alguna cosa que creemos que le falta. Por ejemplo: “Te regalo el que te aprecies más a ti mismo”.
b) Si no disponemos de pizarra: los participantes escriben su nombre en varias hojas de papel que reparten entre los demás.

- Variantes:

Si el grupo se reúne a menudo es útil repetir el ejercicio para observar si hay cambios en los regalos conforme el grupo se va conociendo mejor.


11- Melodía Interna

- Fines:

Conciencia. Expresión corporal. Incorporación de sonido.

- Descripción:

Se pasea por la sala adoptando la forma habitual de caminar. Dejamos que vaya surgiendo en cada uno una melodía o sonido que acompañe a este movimiento. Cuando la hayamos encontrado, la mostramos al exterior, aumentando el volumen de la voz sin dejar de caminar. Tras ello, le añadimos gestos progresivamente y vamos acelerando el ritmo, hasta que gestos y voz se conviertan en una caricatura de sí mismos.

En un determinado momento podemos realizar una pausa, en la que caminamos lento, respiramos, tomamos conciencia de esa melodía, el movimiento y lo que ha surgido en nosotros. En esta pausa se sugiere que cada cual busque lo opuesto a lo que estaba haciendo y la melodía más distinta que logre encontrar.
El ejercicio puede acabar con un comentario en grupo o por parejas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:30 pm

12- Sabotaje.

- Fines:

Darse cuenta de la dinámica de un grupo. Superar barreras. Crear confianza. Es un buen ejercicio introductorio cuando el grupo se conoce poco.

- Descripción:

El coordinador del grupo debe explicar el significado de la palabra sabotaje.
Sabotear es muy diferente de destruir. El que sabotea debe hacerlo de manera muy sutil y encubierta. Tras esta explicación se pide a los miembros del grupo que digan cómo sabotearían distintas situaciones.
Por ejemplo: una charla entre amigos con frases como “estoy demasiado cansado para escucharlos”, o cómo sabotearían un juego diciendo “ya he jugado muchas veces”; o un chiste diciendo “ya lo sé”, etc.

Cuando todo el mundo ha comprendido en qué consiste el sabotaje, se divide el grupo en subgrupos de 3 personas; en estos grupitos la persona A cuenta a la B sus propios problemas. La B tan sólo escucha y aprueba o niega en silencio (la persona B no trata de solucionar el problema de A). La C intenta sabotear esta comunicación, interrumpiéndola de la forma más sutil posible. Al cabo de un rato, se cambian los papeles para que cada persona experimente cada uno de los tres personajes. Al final se puede hacer una ronda con la frase: “He descubierto...” y otra con la frase: “Podría ayudar al grupo...”.

- Variantes:

Utilizar sabotaje no verbal.
Los A y los B tratan de comunicarse sin palabras y los C de boicotear también sin palabras.


13- Completar la historia

- Fines

Imaginación creativa. Crear confianza. Comunicación verbal.

- Descripción

Algún integrante del grupo, comienza a contarle una historia a otro, y la interrumpe cuando quiere. El que ha escuchado se la sigue contando a un tercero, quien a su vez la continuará ara un cuarto hasta que alguien le dé un final.

Este ejercicio de imaginación es ideal para realizar en círculo. Es preferible que no existan pausas excesivamente largas. No se trata de narrar una historia perfecta, sino de irla improvisando con espontaneidad y cada uno a su estilo.

- Variantes

a) El que cuenta la historia la dramatiza al mismo tiempo.
b) Si el ambiente es relajado, podemos narrar la historia con los participantes estirados boca arriba, con la cabeza hacia el interior del círculo y los pies hacia fuera, formando una estrella. Cogidos de la mano comienzan a contar el cuento lentamente. En esta variante es muy agradable construir una historia palabra a palabra, pues se llega a crear una fantasía grupal.
c) Si el relato lo prosigue el que está al lado del que habla, éste se va preparando al tiempo que escucha y la historia pierde espontaneidad. Para darle más interés, el que narra puede tener en sus manos un objeto cualquiera que pasará a la persona del grupo que escoge para que continúe la historia.
d) Si la historia se cuenta con los ojos cerrados, el coordinador puede dar un golpecito en la cabeza para que el narrador interrumpa y otro golpecito al que tiene que continuarla.
e) Pueden iniciarse tres o cuatro historias a la vez en diferentes lugares del círculo y los participantes deberán prestar atención para continuarlas todas.
f) Un grupo de 4 o 5 personas deciden el tema de la historia. Comienzan a dramatizarla ante el resto de los participantes, de forma que cada uno representa un personaje.
El animador puede interrumpirla en un momento dado y sustituir a los personajes por otras personas del grupo que deberán continuar la historia. Así, en poco rato, todo el grupo puede haber participado en la representación, incluso dramatizando personajes distintos.

- Nota:

1) Conviene que el grupo sea pequeño, para que los participantes estén activos, lo ideal es que no supere las diez personas. En caso de que el grupo sea mayor, puede dividirse en subgrupos, o crearse dos círculos con el mismo número de integrantes, de forma que los del círculo exterior cuentan la historia y los del interior la dramatizan.
2) Si es el coordinador el que inicia el relato de la historia, conviene que escoja una fantasía que atraiga a todo el grupo. Por ejemplo: -“Se encontraron un día en el medio del bosque un grupo de locos escapados de un manicomio. Uno de ellos, alto y con anteojos, dijo....” o – “En un extraño rincón de la galaxia, se reunieron habitantes de distintos planetas...”


14- Mi lugar de Implicación

- Material

Ninguno. Puede ser útil una vela.

- Fines

Conciencia. Auto valoración.

- Descripción

Tras realizar varios juegos, cuando los participantes ya se conocen puede resultar muy enriquecedor auto valorarse. Para ello se coloca una vela encendida en el centro del círculo, que simboliza la entrega, la implicación. Tras unos minutos de silencio, hemos de valorarnos, colocándonos cerca o lejos de la vela, según nos sintamos más o menos implicados y entregados en lo que estábamos haciendo.
Con la postura corporal podemos indicar nuestra confianza en los demás. Si la confianza es total, nos colocamos mirando la vela, y si estamos recelosos frente a todo, le damos la espalda. Cada uno se va situando.
Se sugiere que mire a los demás para ver si ha sido demasiado impulsivo y, aún puede plantearse el lugar que ocupa. Una vez situados definitivamente se realiza una pausa en la que se sugiere que cada uno busque lo que le falta para acercarse más hacia el centro y lo que le limita. Puede expresarse en voz alta.

- Variantes

El zapatograma: en lugar de colocarse uno mismo, deja simbólicamente un zapato en el lugar que le parece (cerca o lejos de la vela). Con la distancia expresa la entrega. Por la disposición del zapato puede expresar el grado de confianza en el grupo. Si ésta es total, el zapato mira hacia el centro. Si ni mucha ni poca, está cruzado, y si está vuelto hacia fuera es que desconfía de todos. Esta variante permite una continuación mucho más arriesgada: el grupo puede variar de sitio tu zapato según te hayan sentido los demás participantes. Se visitan uno a uno todos los zapatos, y sin palabras, se llega a un acuerdo sobre su colocación.
La siguiente actividad del grupo conviene que exija bastante implicación, pues muchos participantes habrán tomado la decisión de comprometerse más.


15- Un objeto puede ser mil objetos

- Material:

Música neutra, de sonidos naturales o funcional, instrumental.
Tantos objetos diferentes como personas haya en el grupo.

- Fines:

Fomentar la creatividad y la fantasía

- Descripción:

Después de un ejercicio de activación del grupo, se forma un círculo de personas con los ojos cerrados y se explica el juego junto a algunas sugerencias acerca de la necesidad de fantasear, de ver en las cosas algo más de lo que hay.

Al abrir los ojos los participantes tendrán delante un montón de objetos cotidianos y habituales.
Puede servir cualquier cosa: una cuerda, un lápiz, un ladrillo, un trozo de madera, un pañuelo, un peine, un papel arrugado, etc. Cada uno escoge y juega durante un rato en silencio, con o sin música de fondo.
Si lo realizamos sin música, a una sugerencia del coordinador cada cual puede acompañar con sonido propio lo que está haciendo.
El coordinador puede también indicar en un momento dado a los participantes que dejen el objeto con el que juegan y lo cambien por otro, dedicándose a estrenar con ello posibilidades nuevas. Este cambio de objetos se puede sugerir varias veces. O podemos también dejar que sea el propio grupo el que se dirija a sí mismo, sin sugerirle nada.

- Variantes:

a) Se forman círculos de cuatro a cinco personas. Cada círculo posee un objeto y sus componentes van saliendo de uno en uno al centro para utilizarlo con un fin distinto. Si el objeto es por ejemplo un palo, uno lo convertirá en remo, otro en telescopio, otro en bastón, etc.
b) Se sugiere a los participantes que se identifiquen con un objeto (que puede ser natural: una flor, una hoja, etc.) y lo observen para encontrarle características (liso, puntiagudo, duro, frío, etc.).
Tras ello, el coordinador sugiere a los participantes que se atribuyan estas características a sí mismos y vean en qué medida llevamos dentro lo que apreciamos en un objeto externo, pues muchas veces proyectamos en le mundo exterior características de nuestro mundo interior. Más tarde el coordinador puede sugerir que abandonemos el objeto y olvidemos sus características, pasando a identificarnos con otro.

Identificarse con algo es sólo una ayuda en el intento de comprender alguna de nuestras mil facetas. Pero permanecer identificado a alguna cosa es negarnos nuestra capacidad de ser también de mil maneras distintas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:31 pm

16- Yo te doy, yo te pido

- Fines:

Conciencia y comunicación emocional.

- Descripción:

Alguien sale al centro y los demás le piden algo que él tiene y que a ellos les vendría bien tener. Debe ser un aspecto positivo suyo que se le solicita como regalo. Ejemplo: “Yo te pido tu imaginación, tus manos suaves, tus ojos brillantes, tu capacidad de hacer chistes, tu decisión para jugar”. También se le puede ofrecer algo que tengamos nosotros y que le vendría bien a él: “yo te doy mi sensibilidad, mi fantasía, mi capacidad de cambiar de juego”, etc.
Es muy importante que no se juegue por cumplir y que el que no tenga nada que decir sepa callarse.
Si el animador percibe que el juego se está banalizando puede introducir pausas.

- Variantes:

a) Sentados en círculo, cada uno va dando y pidiendo según lo sienta en el momento. Así se respeta el ritmo de todos. Cada cual, cuando siente algo, se dirige a esa persona por su nombre y le dice: “Te doy...”.
Es importante observar el lenguaje. Las personas inseguras tienden a decir: “Yo te daría...” –me gustaría tener y dártelo-, o, “te pediría”. Podemos hacerles notar la diferencia.
b) Buscar un regalo procedente de la naturaleza para obsequiárselo a alguien en concreto y no a todo el grupo. Puede ser una flor, una piedra o un pequeño objeto. Se entregará diciendo: “Te doy esto porque para mí significa...” o “que a ti te puede venir bien porque es...”

- Nota:

Los juegos que tienen como centro el regalo, tener un detalle con los demás o el desapegarse de cosas requieren que los participantes estén sensibilizados y se conozcan entre sí. Son juegos delicados, en los que es necesario un ambiente sutil, sensible y receptivo para que sea fácil implicarse emocionalmente.


17- A ver qué pasa

- Fines:

Conciencia ante la falta de directividad

- Descripción:

El animador del grupo, en un determinado momento y sin advertir a los participantes, no hace nada especial.
Llega al ante el grupo, se sienta y hace ver que lo que pasa no tiene nada que ver con él. De ahí en adelante espera a que ocurra lo que tenga que ocurrir: desde que el grupo se inhiba y vaya la suya, que alguien se enoje, que se aporten distintas soluciones, que los participantes se observen en silencio, se angustien, se pongan histéricos o actúen creativamente.

Es importante que el coordinador se comprometa, que esté en la sala y que permanezca sin hacer nada todo el tiempo que considere necesario. Cuanto más se prolongue esta situación, más fuerte será la acumulación de energía en el grupo.

Se puede tomar conciencia de cómo actuamos grupal e individualmente cuando alguien no se comporta como esperábamos, cuando no existe un líder que marca lo que hay que hacer.

Este ejercicio puede ser un juego total o un nuevo “jueguecito” según nuestro grado de implicación.


18- Dibujos Vivos

- Materiales:

Tantas hojas de papel en blanco como participantes. Cualquier tipo de pinturas de colores o marcadores.

- Fines:

Expresión mediante el dibujo.

- Descripción:

En círculo, dando la espalada al grupo, realizamos un dibujo que represente cómo nos encontramos en este momento. Nos dibujamos a nosotros mismos. Al finalizar, observamos globalmente nuestra obra y la mostramos en silencio al resto del grupo.
Observamos también los dibujos de los demás y nos fijamos en la mayor cantidad de características que nos sea posible: si hay variedad o monotonía en el color, si es simple o complejo, alegre o triste, etc.
Lo que a cada uno le sugiere el propio dibujo lo va expresando en voz baja. Más tarde expone ante los demás las características del dibujo completando la frase “Yo soy...” o “Yo tengo...”.
Luego puede bailarse de la forma que nos sugiere el dibujo y moverse por la sala representando ante los demás.

- Variante:

a) Entablar un diálogo imaginario con el dibujo. Él te habla y tú le hablas.
b) Una vez terminados los dibujos, se recogen y luego se reparten de forma que cada uno reciba un dibujo que no sepa de quién es. Se le busca un significado y se representa corporalmente. Al final se intenta averiguar quién es el autor y se observa si se ha sabido captar su mensaje.

19 – Escoge tu destino

- Material:

Papeles de varios colores. Es necesario confeccionar previamente una lista de pruebas que deberán realizar los integrantes del grupo.

- Fines:

Afrontar riesgos.

- Descripción:

En este juego conviene una presentación sugerente, con un poco de misterio que capte la atención de los jugadores. Podría ser más o menos así: “Los hombres estamos sujetos a un destino en el que intervienen la fortuna, los avatares de la vida, nuestras propias creencias... pero algunos privilegiados, como los que están ahora aquí, tienen la suerte de elegir su destino. En estos papeles de diferentes colores están escritos sus destinos para el día de hoy. Los papeles de color rojo contienen un destino de mucho riesgo. Aquel que elija un destino de este color ya está avisado de que la prueba será dura. Pero como no todo el mundo está preparado para asumir grandes riesgos, también tenemos papeles verdes que contienen pruebas de mediano riesgo y otros blancos con destinos de poco riesgo. El que sienta que tiene un mal día o esté falto de fuerzas podrá elegir estos últimos”.

Dejamos unos instantes para que los jugadores conecten con su propio interior y valoren sus fuerzas.

Antes de elegir los destinos es útil efectuar algunas advertencias:

1. Sólo podrá elegir un destino aquel que esté dispuesto a intentar cumplirlo hasta el final, como un guerrero.
2. El destino que a cada uno le toque debe ser un secreto absoluto. No se lo puede contar a nadie. En el caso de que las dificultades sean insalvables o precise alguna aclaración, puede consultar al coordinador.
3. Tendrá que cumplir el destino de forma que pase inadvertido a los demás participantes. Con sigilo, sin dejar huella ni caer en trampas.

Dejamos otros instantes de silencio y los participantes pueden ir eligiendo sus destinos tomando al azar un papel del color que deseen, en el que irá escrita la prueba a superar.

- Notas:

Las pruebas dependen mucho del tipo de jugador y el tiempo de que se dispone. Podemos dejar el margen de una tarde, un día o incluso más tiempo para que cada uno pueda cumplir su destino.

Las pruebas dependen de la inventiva de los que preparan el jeugo y de la capacidad de captación del estado del grupo.
Así, no se le puede exigir lo mismo a un grupo de personas que se acaban de conocer que a otras que llevan mucho tiempo juntas.

Algunos ejemplos de pruebas de alto riesgo:
- Acompañar (ser la sombra) durante todo el día de la persona situada tres puestos a tu izquierda al leer la prueba, sin que ésta lo note;
- Ofrecerse como masajista a todos los participantes;
- Oponerse al animador del grupo de forma sutil pero molesta, protestando de que el grupo no funciona o con cualquier otro pretexto;
- Ayunar todo el día sin que nadie lo note;
- No decir ni una palabra en todo el día;
- Simular ataques de locura;

En general, puede realizarse paralelamente a otras actividades, de forma que sea más sencillo guardar el secreto. Al final de la jornada puede reunirse el grupo para comentar las dificultades.

- Variante:

La caja de sorpresas: se usa música y una caja resistente. Las pruebas deben ser diferentes, pues en este caso se van a cumplir delante de todo el grupo.
Mientras suena la música, la caja va pasando de mano en mano. Cuando la música se detiene, la persona que se ha quedado con la caja la abre y extrae un papelito. En estos papelitos hay un número que se corresponde con una lista de pruebas que tiene el coordinador. El participante debe tratar de pasar la prueba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:32 pm

Dinámicas para crear ambientes comunicativos


1- Por cualidades

- Materiales:

Hojas y cinta adhesiva

- Fines:

Para personas que se conocen poco. Sirve para romper el hielo. Decirse las cualidades.

- Descripción:

Para una mayor integración grupal será provechoso el que cada miembro del grupo procure conocer y hacer resaltar las cualidades de sus compañeros.
En una hoja cada uno escribe el nombre de una de las personas del grupo (pueden ponerse en una bolsa e irlos sacando de a uno). Al lado del nombre escribe una cualidad bien característica de esa persona. Se van colocando en la pared estas hojas y por turno van pasando de modo que cada persona debe añadir alguna cualidad a la escrita en cada uno, o si le encuentra la misma, subrayarla.
El coordinador inicia el plenario resaltando si somos propensos a ver el “lado bueno” de los demás o no.
Si el grupo es muy numeroso podrá subdividirse en subgrupos más reducidos.


2- El Escudo

- Materiales:

Hojas subdivididas en 4 y recortadas como un escudo.

- Fines:

Conocimiento Personal y comunicación.

- Descripción:

El coordinador expresa que el lenguaje simbólico es muy rico para la comunicación y por lo tanto, vamos a hacerlo con nuestra vida.
En este escudo vamos a colocar en la parte superior un lema: frase o palabra que exprese un ideal.
Luego dividimos el resto del escudo en partes y en cada una vamos a hacer un dibujo que expresará la vivencia en una etapa de la vida (podemos separarla en partes según el objetivo de la dinámica; por ejemplo: niñez, adolescencia, presente y porvenir; antes de... luego de... presente y porvenir, etc.)
En la reflexión subgrupal (6 a 8 personas) se pone en común las reflexiones individuales, y las vivencias expresadas.
En plenario el coordinador resalta que no se pretende ver qué se ha dicho sino qué impresiones se han tenido, qué dificultades y valores se encuentran en esta forma de comunicación.

- Variante:

Cada subgrupo dibuja un escudo común sobre el porvenir y este se analiza en Plenario.


3- Quién soy

- Material:

Hoja con Preguntas

- Fines:

Conocimiento Personal entre los integrantes.

- Descripción:

El coordinador expresa: “La vida merece vivirse, pero sólo viven los que luchan; los que saben quiénes son, los que quieren ser. Te invitamos a que reflexiones con la mayor seriedad”.
Se entrega esta hoja:

Quién soy yo: Escribe cómo crees que eres tú; enumera todos tus valores, cualidades y habilidades, y tus antivalores y defectos.

Qué quiero ser: Escribe qué pretendes en la vida, cuáles son tus metas, tus ilusiones, tus objetivos.

Cómo actúo para llegar a ser lo que quiero ser: indica cómo actúas y cómo te comportas en:
a- tus estudios;
b- tu trabajo;
c- con tu familia;
d- en las fiestas y tiempo libre.

Una vez concluida la reflexión personal, se juntarán en subgrupos para comunicarse su radiografía, tratando de comprenderse y ayudarse. (45 minutos).
En plenario se trabaja sobre cómo se sintieron descubriéndose y después comunicándose.

- Variantes:

1) Mi Vida: “Las experiencias agradables o desagradables determinan bastante nuestra vida, pero a través de un reflexión sobre ellas podemos encontrar caminos de superación y de comprensión de nosotros mismos”.
- Material:
a- Dibuje en una línea (con todos los rasgos, ángulos y curvas y altibajos que quiera) lo que piensa que ha sido su vida.
b- Describa cuatro experiencias agradables o positivas que usted cree marcaron su vida: ordénelas por orden de importancia.
c- Describa cuatro experiencias desagradables o negativas que usted piensa que han influido también en su vida: ordénelas por orden de importancia.
d- Después de ver un poco su realidad vivida, ¿qué diagnóstico haría de usted mismo? ¿Se gusta a sí mismo?
e- ¿Qué aspecto de su personalidad le parece que debe tratar de reforzar como remedio, medicina, para el diagnóstico que se ha hecho?
f- Describa lo que desearía que dijesen de usted los periódicos después de fallecido.

2) La línea de la Vida: El coordinador expresa que antes de comunicar a otro lo que soy, debo reflexionar sobre ello. Se pide que en una hoja con una línea se represente la línea de la vida, de modo que horizontalmente presente las diferentes edades. Verticalmente se colocará una escala de grados que puede empezar en la parte superior por la intensidad mayor: 100º, hasta llegar a 0º. La línea de la vida de cada cual, la elaborará de acuerdo a su propia vida, problemas, éxitos, etc., considerando la edad de cada acontecimiento y la intensidad con que se cree haberlo vivido. Luego en el trabajo en sub-grupos, se dan comentarios sobre las gráficas, motivados por el deseo de darse a conocer, de valorar al otro con su vida, respetando sus vivencias. El coordinador puede plantear la pregunta: ¿La vida de los otros me cuestiona?



4- Quién se parece a mi

- Fines:

Facilitar una comunicación, que en ocasiones puede ser relativamente profunda, pero que no cuesta mucho. Se destaca la importancia de la comunicación y del conocimiento personal.

- Descripción:

Se pide que cada cual mire al resto del grupo y vea quién se parece más a él. A medida que se sientan motivados se van parando e invitan a su parecido (quien no puede negarse) a dialogar a ver si en realidad sí se parecen.
Si llegara a quedar gente sin elegirse, se les pide que por parejas intercambien a ver si de verdad son tan diferentes.
En plenario se da un feed- back donde se escuchan las experiencias y se refleja lo más interesante.


5- Presentación con Imágenes

- Fines:

Facilitar la comunicación grupal.

- Descripción:

Se coloca en mesas o en las sillas una serie de fotos o imágenes de todo tipo (paisajes, personas, logos, etc.). Si se desea, se numeran a lápiz por detrás, para formar luego los subgrupos.
La gente pasa a verlas.
Se les pide que elijan aquella con que más se identifican.
Se forman grupos de 6 a 8 personas y allí se comenta por qué escogieron esa lámina o foto.
Si se desea, se pide a cada subgrupo elegir una entre todos los componentes.
En plenario se trabaja el por qué eligieron lo que eligieron. Y se trabaja luego un feed – back sobre cómo se sintieron, sobre cómo ven al grupo y qué han aprendido de esta instancia.

- Variantes:

Historia de una imagen: Se colocan varias imágenes en una mesa. La gente pasa a verlas y cada cual elige una. Se pide que cada persona construya una historia, tomando la imagen como “presente”: se le debe hacer un “pasado” y un “futuro”. En sub-grupos comentan las historias.
Se pide que cada uno cuente qué de su vida, de sus experiencias, de su familia, puso en la historia que inventó.
En Plenario se trabaja: ¿cómo nos fue?, ¿qué aprendimos?

Presentación por canciones:
Se pide a cada uno pensar en el título o primera estrofa de una canción que le guste. Con ella se va a presentar al grupo y va a decir por qué la eligió. Cada persona va diciendo su nombre y el título de la canción elegida. Se pide que mientras tanto cada cual se vaya fijando cuál le llamó la atención. Quienes deseen van preguntando: quiero preguntar a nn por qué se presentó con... me gustaría saber qué significa para nn la canción... El coordinador va tomando nota de los “por qué”, pues allí aparecen normalmente los intereses y los valores del grupo. Procura además que nadie se quede sin hablar. En plenario se sintetiza un “cuadro de valores” y se trabaja un feed-back de cómo se sintieron al presentarse y cómo ven al grupo.


6- Otro alter ego

- Fines:

Aprender a escuchar al otro, ponerse en el lugar del otro, tanto a nivel emocional como a nivel de contenidos.

- Descripción:

El grupo se subdivide en subgrupos de 8 participantes. Cada persona se coloca una tarjeta en el pecho con su nombre.
A los subgrupos se les da un asunto a tratar, sobre el que sea probable haya diversidad de opiniones. Discuten durante unos 10 minutos.
El coordinador corta la discusión y pide cambiar las tarjetas con las personas que tienen al frente y continuar la discusión como si fueran la persona cuya tarjeta tienen ahora, tomar ese punto de vista. 10 minutos más.
De nuevo se corta y se pide hacer lo mismo con la persona que tienen a la derecha o izquierda. 5 minutos.
En feed-back se trabaja cómo se sintieron en los tres casos y qué reflexiones les merece.



7- Otros recursos para la comunicación

Con distintas dinámicas se pueden formar grupos de comunicación sobre:

- ¿En qué me gustaría tener un record mundial y porqué?
- ¿Con qué animal se identifica más y por qué?
- Describe un día ideal de tu vida.
- Completa esta frase: “Yo caminaría 5 kilómetros para....”
- Si tu fueras (una flor, un auto, un...) ¿cómo te gustaría ser?
- ¿Con qué personaje (de la T.V., de tal libro...) te identificas más y por qué?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:32 pm

Dinámicas para detectar intereses.


1- Relevos (5`, 5`, 5`, 5`...)

- Fines:

Para grupos grandes. Para conocer las inquietudes, pensamiento de las personas y posibles temas que quisieran ser tratados.

- Descripción:

Una serie de plenarios y de trabajos por grupo cada vez con una duración de 5 minutos para tratar de generar un pensamiento colectivo sobre los temas de interés.
Se arman subgrupos de 6 o 7 personas.
Los subgrupos deben expresarse sobre algún tema (problemas en el barrio, rol de los docentes, etc.) Esta primera pregunta debe ser amplia y de acuerdo a la invitación que se hizo a los problemas e inquietudes que se sospecha tiene la gente.
Se dan 5 minutos para el trabajo por subgrupos; luego 5 minutos para un plenario (suelen hablar 3 o 4 grupos). Se pide tener en cuenta lo dicho por los otros y aceptarlo e incorporarlo a lo propio o modificarlo.
Se continúa el proceso de 5 en grupos y 5 minutos en plenario, aún media hora. Se comienza siempre por el grupo siguiente al último que habló. Quizás sea necesario, en algún momento, indicar algo: “se está insistiendo mucho en los efectos y poco en las causas... Se ha hablado de la metodología, pero no de las personas... No se ha tocado tal tema...”
Cuando ya ha habido suficiente tiempo para expresarse, se pasan 2 hojas para sintetizar los 2 temas importantes que quisieran tratar en el taller. Estos se clasifican, como si fuera el índice de un libro, con cierta lógica.
En el feed-back al final se reflexiona sobre el modo de trabajo, sobre las dificultades, sobre el índice que resultó, y si hay lagunas aún en el resultado logrado.


2- Cuartetos

- Fines:

Captar los intereses de los participantes en la reunión, escuchar a los demás.

- Descripción:

Los participantes se agrupan de 4 en 4. Dialogan durante 10 minutos sobre los problemas o temas interesantes que querían tratar en primer lugar.
Un miembro de cada grupo pasa al grupo más próximo de la derecha y otro al de la izquierda. Vuelven a dialogar para poner al tanto a los recién llegados sobre el tema y continúan profundizándolo. (15 minutos).
Se repite la operación con un nuevo intercambio (10 minutos).
Al final se pasa a cada grupo una hoja para que anoten reflexiones y conclusiones (15 minutos).
Se realiza un plenario informativo y se reflexiona sobre la dinámica de trabajo.


3- Temores y Esperanzas

- Fines:

Dejar aflorar sentimientos y preocupaciones de la gente para llegar a los primeros temas de interés e inquietudes.

- Descripción:

A todas las personas se les pide escribir personalmente y sin mayor orden sus temores y esperanzas con relación a... (15 minutos).
El coordinador pide que cada cual elija dos.
Cada persona va leyendo uno sin explicarlo, y el coordinador lo va anotando en un papelógrafo. Hay que motivar a la gente para que hagan el esfuerzo de escucharse. Se hace una segunda vuelta. En la tercera se insiste que sólo digan cosas que no se han mencionado.
Se da la consigna de que los participantes elijan las dos que más les han impresionado; se hace por votación y se seleccionan unos 4 o 5 temas. Conviene elegir dos temores y dos esperanzas.
Por grupos de interés van a hacer una cartelera sintetizando todo lo que le grupo dijo sobre el tema (30 minutos).
En Plenario se analizan los temores y esperanzas en feed-back.


4- Sondeo de Motivaciones

- Fines:

Comenzar a conocerse y decir a qué vinieron.

- Descripción:

El coordinador comienza la actividad diciendo que cada vez que iniciamos algo, cualquier actividad, hemos de preguntarnos sobre qué es, cómo estamos y qué pretendemos.
Se da una hoja y cada uno personalmente tratará de responder a:
¿A qué he venido?
¿Cómo me siento ahora?
¿Qué espero del trabajo en este grupo?
¿Qué estoy dispuesto a aportar para la realización con mis ideas y esperanzas?
Se dan unos 20 minutos.
Luego se arman subgrupos en donde deben comentar estas primeras motivaciones y hacer una síntesis para el plenario. (20 minutos).
En Plenario se trabaja sobre las síntesis y además sobre la resonancia: Después de confrontar las expectativas con las del grupo, ¿qué pienso? ¿Qué compromiso adquiero?, ¿cuál es mi disposición para empezar?


5- Interpretar símbolos

- Fines:

Descubrir lo que un grupo piensa sobre un tema. Creatividad.

- Descripción:

El coordinador inicia la tarea motivando sobre la importancia de expresarse no sólo con conceptos sino con símbolos.
Se pide a los participantes dibujar un símbolo sobre el tema que interesa (“qué es educar/trabajar para mi... qué cosa es la libertad para mí...”). 20 minutos.
En grupos de 6 a 8 personas interpretar los símbolos así: quien desee muestra su dibujo; los demás tratan de interpretarlo (no sólo de “adivinar”). Finalmente la persona que mostró el dibujo da su interpretación y así los demás. (30 minutos).
Cada grupo dibuja su símbolo tratando de recoger los elementos simbólicos e interpretativos más repetidos o significativos. (20 minutos).
En Plenario los grupos van exponiendo su cartelera y los demás la interpretan. Se cierra con feed-back.


6- Yo sé quién sabe lo que usted no sabe

- Fines:

Dar información breve y clara sobre un tema

- Descripción:

Después de elegido un tema, se pide a los participantes que hagan preguntas breves sobre lo que no saben de ese tema. (15 minutos).
Se forman subgrupos de 4 personas. En plenario se van leyendo las preguntas y el subgrupo que crea saber responder, las pide. (15 minutos).
Se trabaja en los subgrupos, estudian y preparan las respuestas. Se consigna que las mismas deben ser claras y breves. (15 a 20 minutos).
En Plenario se escuchan las respuestas y aclaraciones.


7- Phillips 6,6

- Fines:

Para grupos grandes: ver la resonancia ante unas ideas; pedir candidatos para una votación; preparar preguntas para un expositor, etc.

- Descripción:

Se pide al grupo grande dividirse en grupos de 6 personas.
Se dan 6 minutos para responder a una pregunta o petición del objetivo que se busca.
En plenario se escucha a una persona por grupo o se leen hojas de síntesis si es el caso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Monchito

avatar

Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 31/10/2008

MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   Dom Feb 15, 2009 2:33 pm

Dinámicas para exposición de temas


1- Simposio (o mesa redonda)

- Fines:

Exponer un tema complejo de una manera amena y profunda, por medio de expertos que se complementan entre sí, buscando que el público quede bien informado.

- Descripción:

El coordinador se reúne previamente con los expertos para analizar el tema y ver cada cual desde qué punto de vista (psicológico, médico, social, religioso, político, etc.) lo va a abordar.
Se elabora un plan que sirva como derrotero para no divagar ni repetirse.
El coordinador presenta a los expertos y expone brevemente el tema que se va a tratar. Conviene también que explique el procedimiento que se va a seguir.
Concede la palabra a los invitados (4 o 5) para que, por el orden convenido expongan el tema (aproximadamente 10 o 15 minutos cada uno).
El coordinador sintetiza el tema.
Terminadas las exposiciones se promueven preguntas a los expositores. (por ejemplo por medio de papeletas elaboradas en un Phillips 6,6).




2- Panel

- Fines:
Ofrecer la exposición de un tema controvertido, de una manera espontánea e informal.

- Descripción:

Reunión previa para preparar con los panelistas (expertos en la materia) las líneas del diálogo. Estas no pueden ser tan estrictas que después corten toda improvisación o hagan perder espontaneidad.
Se da el diálogo de los panelistas con la orientación del coordinador, procurando deshilvanar el tema. Cuando hay empantamientos, el coordinador interviene o cuando juzga necesario hacer algún resumen.
Al final invitará a los expositores a que cada cual haga un breve resumen de sus ideas.
Se aprovecha el panel para un ulterior trabajo en grupos.


3- Programas Radiales

- Fines:

Expresar algunos puntos o temas interesantes de una forma sugerente pero no exhaustiva.

- Descripción:

Cada subgrupo prepara una emisión radial de 10 o 15 minutos, sobre el tema que debe exponer (cómo es su grupo o movimiento... importancia de tal tema... etc.).
Plenario: cada grupo presenta su programa radial (noticias, concursos, entrevistas, cantos, etc.).
Se trabaja la resonancia ante los mensajes, aclaraciones, etc.
Los subgrupos pueden ser formados por intereses afines.

...



Dinámicas sobre la vida grupal


1- Planear una fiesta

- Fines:

Descubrir las etapas de la planeación y especialmente la importancia del marco teórico.

- Descripción:

Se forman grupos de 8 o 10 personas y se les pone a planear una fiesta. Los grupos son libres para elegir la fiesta que quieran, pero tienen el mismo tiempo para realizar la tarea (15 minutos).
En plenario se escucha a los grupos. Todo lo que van diciendo se va clasificando en: datos de la realidad, enfoque (objetivos y marco teórico) y actividades del plan.
Por ejemplo: 20 personas, para felicitar, “happy birthay”, coplas, paseo, himno nacional, etc.
Normalmente aparecen pocos datos sobre la realidad, pocas ideas sobre el enfoque y muchas actividades.
Analizar cómo, aunque no se diga, en el fondo hay distintos marcos teóricos implícitos; extranjerismos, cambio social, paternalismo, etc.
Por ejemplo: “happy birthay”: extranjerismo; Con moderación: sentido social; Himno nacional: Nacionalismo.
Se explica cómo una planificación incluye:
a) Conocer la realidad. Detectando los datos y agrupándolos para después tratar de entenderlos.
b) Un enfoque: sólo si buscamos enfoques serios, si buscamos marcos de referencia y hacemos análisis y valoraciones profundas, la acción cambiará y no será mero activismo.
c) Un programa: todo lo anterior debe desembocar en compromisos y opciones, pero que se concreticen en acciones y en una programación bien hecha.



2- Comunicación Grupal

- Fines:

Para curso de dinámica de Grupos. Analizar la comunicación en grupos y las actitudes propias.

- Descripción:

Se inicia la actividad explicando que toda persona al estar en un grupo tiene formas concretas de comportarse y, según las circunstancias de aceptación o rechazo se siente a gusto o a disgusto. A través de estas frases vas a tratar de tomar conciencia de cuál es tu posición y cómo te impactan las distintas personas con las que trabajas.
Durante media hora, con base en una hoja de “respuestas incompletas” para cada persona:

1) Cuando entro en un nuevo grupo me siento _____________________________________________
2) Cuando el grupo empieza a trabajar, yo ________________________________________________
3) Cuando otras personas me conocen por primera vez, ellas __________________________________
4) Cuando estoy en un nuevo grupo, solo me siento bien si ___________________________________
5) Cuando la gente guarda silencio, yo ___________________________________________________
6) Cuando alguno habla mucho yo _______________________________________________________
7) Me siento más productivo cuando el coordinador _________________________________________
Cool Me siento confuso cuando el coordinador _______________________________________________
9) Me siento ansioso cuando ___________________________________________________________
10) En un grupo siento temores de _______________________________________________________
11) Cuando alguien me ataca, yo ________________________________________________________
12) Me siento herido más fácilmente cuando ______________________________________________
13) Aquellos que me conocen bien, piensan que yo _________________________________________
14) Me siento solo en un grupo cuando ___________________________________________________
15) Sólo confío en aquellos que _________________________________________________________
16) Estoy triste cuando ________________________________________________________________
17) Me siento cerca de otros cuando _____________________________________________________
18) La gente me quiere cuando _________________________________________________________
19) Mi gran fuerza personal es __________________________________________________________
20) Yo soy _________________________________________________________________________

Observaciones Personales: _____________________________________________________________


Se pasa a una reflexión grupal, de a 4 o 5 personas, intercambiando los datos personales, procurando aclarar las situaciones de cada persona (30 minutos).
Se trabaja la resonancia de ¿qué fue lo que más impactó a cada uno y por qué?


3- Decisión Grupal

- Fines:

Para entrenar a grupos en la toma de decisiones. Su objetivo es descubrir las luchas de liderazgos y las agendas ocultas de tipo afectivo o ideológico que influyen en las decisiones de nombramientos.

- Descripción:

Se preparan dos observadores con anterioridad, para que vean, observen y anoten lo que pasará en los grupos donde les toque.
Luego se pasa a la instancia de aprender los papeles: después de que el coordinador los motiva sobre la importancia de desempeñar bien los papeles que se les va a dar, se entrega en cada subgrupo de 5 personas, el respectivo papel que les toca representar. Se dan unos 5 minutos para aprendérselos, tan pronto como acaban de oír el caso: “Ustedes forman parte de un equipo de promoción social. Hoy es el día indicado para elegir coordinador. Los acompañarán dos personas que no forman parte del equipo y que por tanto no podrán intervenir. Tienen 5 minutos para aprenderse e interiorizar los papeles y 25 minutos para ponerse de acuerdo en la elección”.
Se trabaja en los subgrupos, donde están presentes los observadores.
En la siguiente instancia se invita a los grupos a compartir entre sí estas preguntas:
¿Cómo se sintieron representando esos papeles?
¿Cómo sintieron a los demás?
Después leen sus respectivos papeles y ven cómo los desempeñaron. Los observadores leen sus apuntes procurando no dar juicios, solo lo que observaron.
Hacen una síntesis reflexiva para el plenario donde se trabaja sobre lo aprendido en este ejercicio (30 minutos).

- Material:

Los papeles a entregar a los participantes y que se les indica que no deben dejárselos conocer por los otros cuatro integrantes.

1) Ernesto
Crees ser la persona indicada para ser coordinador de tu grupo. Posees una ideología clara de cambio social con indicación a la izquierda y crees en la necesidad del aporte ideológico del coordinador. Rechazas la posibilidad de que Juan sea el elegido pues a tu manera de ver, es demasiado activista y no se sabe hacia dónde puede encaminar el grupo.

2) Juan
Crees ser la persona indicada para ser el coordinador del grupo. Eres una persona muy activa y emprendedora, de mucha iniciativa y capacidad para llevar a cabo un objetivo grupal. Rechazas como coordinador a Miguel, pues habla mucho pero de ahí no pasa. En el fondo es derechista, aunque no lo dice.

3) Rosario
Crees ser la persona indicada para ser coordinadora de tu grupo. Eres una persona muy cordial, de magníficas relaciones humanas, aceptada por todo el grupo. De no quedar como coordinadora te inclinas por Saúl, persona muy capaz, y a la cual hay que darle otra oportunidad de superación.

4) Miguel
Crees ser la persona indicada para ser el coordinador del grupo. Posees una gran facilidad de expresión y convences rápidamente a un grupo con tus planteamientos. En caso de no ser elegido crees que cualquiera podría hacerlo, a condición de que no sea una persona exagerada y radical.

5) Saúl
No crees ser la persona indicada para ser el coordinador del grupo. En otras ocasiones prestaste este servicio al grupo y por determinadas circunstancias fue negativa tu experiencia. Sabes que tienes cualidades suficientes para ser el coordinador pero no quieres correr el riesgo de un nuevo fracaso. A tu modo de ver Rosario podría ser una buena coordinadora.


3) Cómo nos ven en el grupo

- Fines:

Para grupos que quieren saber la posición de cada integrante. Busca descubrir el valor de cada persona en el grupo.

- Descripción:

El coordinador motiva a los integrantes expresando que en muchas ocasiones no nos damos cuenta cómo nos ven los compañeros del grupo. Este ejercicio da la oportunidad de saber cuál es la situación de cada integrante dentro del grupo.
Se presenta una hoja en la que en cada número tienen que escribir el nombre de la persona que queda mejor situada en ese renglón.

1) Aquí tenemos a alguien que siempre parece pasarlo bien y estar contento: _____________________
2) Aquí tenemos a alguien que siempre está callado, que habla poco y a quien nadie parece conocer: __________________
3) Aquí tenemos a alguien que formula buenos planes: ___________________________
4) Aquí tenemos a alguien que trabaja siempre bien para el grupo: __________________________
5) Aquí tenemos a alguien a quien se le ocurren cosas que son interesantes y resultan divertidas: __________________
6) Aquí tenemos a alguien que goza de mucha simpatía: __________________________
7) Aquí tenemos a alguien que quebrante las normas del grupo: _______________________
Cool Aquí tenemos a alguien que pelea y se enfada: _________________________
9) Aquí tenemos a alguien a quien se le dificulta participar en las actividades del grupo: _______________________
10) Aquí tenemos a alguien que atiende todo con prontitud y facilidad: ______________________

Observaciones personales: _________________________________________________
_______________________________________________________________________


En Plenario se va leyendo cada pregunta con las diferentes respuestas y todos han de estar atentos para darse cuenta cómo son vistos por sus compañeros. Es importante fijarse en los contrarios y coincidencias. (30 minutos).


4) Entrenamiento de coordinadores

- Fines:

Entrenar prácticamente a personas para coordinar reuniones.

- Descripción:

Se divide al grupo en tres subgrupos que reciben los nombres de 1, 2 y 3.
En el primer tiempo al grupo 1 se le da un tema para que lo discutan durante 7 minutos (cómo se debe organizar tal evento, qué piensan de tal cosa...). Entre tanto el grupo 2 debe escuchar para después analizar cómo discutieron y al grupo 3 se le encarga evaluar el análisis del grupo 2.
El grupo 2 da su análisis cuando el 1 acaba su trabajo. Suelen decir que no nombraron un coordinador o que este habló poco o mucho o que hubo gente que no participó, etc.
El grupo 3 da su impresión sobre la manera como el 2 hizo sus observaciones: “muy vagas, no dijeron cuántos no hablaron...”
El coordinador añade algunas reglas de cómo coordinar (necesidad de reflejar o de sintetizar, necesidad de un secretario, etc.) y de cómo dar observaciones concretas de parte de los otros dos grupos.
Luego cambian los grupos: el 1 hace de 2, el 2 de 3 y el 3 de 1. Al final el coordinador añade más detalles sobre una buena coordinación.
Se da un nuevo cambio de grupos. Cada grupo realiza el papel que no hizo. Aquí se puede hacer un feed-back insistiendo qué reglas de la buena coordinación se apreciaron más.
Se puede entregar al final una síntesis de las reglas de la coordinación de reuniones.


4- Lo real frente a lo ideal

- Fines:

Interiorizar y reflexionar

- Descripción:

Se pide a los integrantes reunidos en subgrupos describir con palabras o frases algo ideal (la universidad ideal, el coordinador ideal, el grupo ideal, etc.) (20 minutos).
En plenario se completa con los aportes de todos: de los subgrupos, de quienes desean hablar, también del coordinador. (20 minutos).
Se reflexiona con sinceridad y ver en qué puntos en lo real estamos lejos de lo ideal (15 minutos).
Se forman grupos donde se exhorta a hablar con sinceridad. (20 minutos).
Se realiza un plenario que debe hacer hincapié en la resonancia afectiva, pues la revisión se ha hecho en los subgrupos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS   

Volver arriba Ir abajo
 
OTRO LIBRO DE DINÁMICAS DE GRUPOS
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Dinámicas del crédito y la acumulacion $ en España.
» Otro ejemplo de la manipulación política en las televisiones públicas autonómicas
» que libro de Laura Gutman me recomendais??
» SIGO CON LA CONSPIRACION E AQUI OTRO CHAVISTA MUERTO REPENTINAMEMTE,algo huele mal puede ser que sea socatre.
» Como olvidar a tu ex

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
TASOCADAS :: Tablón :: Información de interés-
Cambiar a: